03 julio 2017

Destino verano 2017

Tras varios años seguidos pisando el continente asiático en nuestro período de vacaciones, tocaba cambiar. A la hora de decidir el viaje del verano, que normalmente es el viaje grande del año, hay siempre unos cuantos destinos que año tras año están en nuestra mente; el elegido para estas vacaciones lo está desde hace tanto tiempo que no recordamos cuándo empezamos a pensar en él como un imprescindible; pero por una razón u otra siempre quedaba postergado para el año siguiente o a saber… De entre las diferentes alternativas que manejábamos este verano ha salido ganadora la de hacer un safari en África, una experiencia que, dicen, debe vivir todo aquel al que le guste viajar y conocer mundo. Pues bien, una vez que nos habíamos decantado por la idea del safari, parecía que todo sería fácil… pero entonces empezaron las dudas: ¿Dónde hacer el safari, en Kenia, Tanzania, Bostwana, Namibia…? ¿Con qué empresa? ¿Privado o en grupo? ¿Cuántos días serán suficientes?
Lo primero que hicimos fue elegir qué países queríamos conocer; ha sido difícil, porque, cuando no conoces nada del África negra, realmente se te antoja todo, pero bueno, como no tenemos posibilidad de estar seis meses recorriéndola, decidimos hacer el safari en los parques naturales de Kenia y Tanzania.