05 marzo 2016

Volcanes Bromo y Kawah Ijen por libre

Una de las excursiones típicas en una viaje a Indonesia es la subida a los volcanes Bromo y Kawah Ijen. Mucha gente por falta de tiempo elige uno de los dos; nosotros afortunadamente pudimos ir a ambos, sacrificando algún día de playeo que, aunque siempre vienen bien, no nos apasiona.
¿BROMO O KAWAH IJEN?
Esta pregunta tiene difícil respuesta por varios motivos:
  • La espectacularidad de ambos volcanes, asomarse a un cráter es toda una experiencia y puedes hacerlo en los dos casos.
  • Lo diferentes que son entre sí, para nada viendo uno, puedes imaginarte el otro.
  • Lo increíblemente precioso que es el paisaje del entorno de los dos volcanes.

Mi respuesta a esa pregunta, una vez vistos Bromo e Ijen, es que si tienes tiempo subas a los dos, pero si tuviese que elegir, me decantaría por el Bromo; realmente no estoy segura de cuál me ha gustado más, porque los dos me han parecido impresionantes, pero quizás haya influido que el día que subimos al Ijen la niebla no nos dejó ver en todo su esplendor el lago del cráter y sobre todo ha sido decisivo el ver las condiciones de casi esclavitud en la que se encuentran los mineros de las minas de azufre. Bajan al cráter por un camino muy difícil y suben cargados con 70-80 kilos de azufre sobre los hombros. Cuando llegan arriba están exhaustos y encima tienen que sortear a la multitud de turistas que no hacemos más que interferir en su ruta de trabajo. Algunos se paran sin apenas aliento, te preguntan de dónde eres y aprovechan para tomar un descanso, otros llevan tal carga de sufrimiento que ni miran a los turistas, parecen almas errantes castigadas a ese terrible trabajo; me acordé de Sísifo, ese personaje de la mitología griega al que Hades castigó a subir una y otra vez una pesada piedra a la cima de una montaña y al llegar arriba la piedra rodaba hacia abajo teniendo que empezar de nuevo.  A mí me resultó muy duro verlos trabajar de ese modo y me sentí mal por estar allí junto a los otros turistas, porque lo que para nosotros en ese momento era el paraíso, para ellos es el infierno y me tuve que tragar varias veces el nudo que se me ponía en la garganta. En todo caso el Kawah Ijen es espectacular, no solo el volcán en sí, sino todo el camino que hay que recorrer hasta llegar arriba.
UBICACIONES DEL BROMO Y KAWAH IJEN
Ambos volcanes están ubicados al este de Java y aunque entre ellos hay una distancia de 210 kilómetros, se tardan unas cinco horas largas en hacer el trayecto. Hay que ir de Cemoro Lawang, el pueblo que está al pie del Bromo, a Banyuwanyi, la base de quienes van a visitar Kawah Ijen, a una hora y media de camino hasta el volcán.
BROMO
1) QUÉ VER EN EL PARQUE NACIONAL DEL BROMO-TENGGER-SEMERU
El PN de Bromo-Tengger-Semeru se ubica en el macizo de Tengger, al este de la isla de Java. Es un conjunto de volcanes surgido de la caldera del antiguo volcán Tengger con un diámetro de unos 16 kilómetros. Hay 5 volcanes dentro de esta caldera: Bromo, Batok, Kursi, Watangan y Widoaren; todos, menos el Batok, son volcanes activos. “Bromo” es la traducción indonesia de Brahma, dios hindú de la creación y aunque es el nombre de uno de los volcanes de la caldera (aquel a cuyo cráter se puede subir), se denomina así en los circuitos turísticos a toda la caldera. El conjunto de volcanes está rodeado por el conocido “Mar de arena”, que no es más que una extensión enorme de ceniza volcánica. Detrás hay otro grupo de volcanes, conocido como Conjunto Semeru, en el que destaca el monte del mismo nombre (3676 mts.), la cumbre más alta de toda la isla; estos dos grupos de volcanes forman el parque natural.
Hay dos actividades ineludibles en la visita al Bromo:  
  1. Subir al monte Pananjakan para ver amanecer y disfrutar de las vistas de la caldera con los diferentes volcanes;
  2. Llegar a la base del volcán Bromo para subir por una escaleras y asomarte al borde del cráter.
Normalmente se contrata una excursión que incluye el hotel y las excursiones; a eso de las 3 de la madrugada te recogen para ir en jeep primero a los miradores del monte Pananjakan y ya luego te acercan al mar de arena por el que se accede a la base del Bromo. Los hoteles que están incluidos en las excursiones suelen estar bastante alejados del Bromo, en la parte más baja de Cemoro Lawang, aunque no es problema porque te recogen allí mismo.
Nosotros queríamos hacerlo por nuestra cuenta, para no coincidir con las multitudes de las excursiones; por eso decidimos alojarnos en un hotel que nos permitiese ir andando tanto a los miradores como a la base del volcán, aunque eso implicaba pagar más. Nos quedamos en el Cemara Indah Hotel, bastante básico y malo para el precio que tiene, pero inmejorablemente ubicado y con un desayuno bastante decente que viene estupendamente cuando vuelves de la caminata.
2) DATOS DE INTERÉS DEL BROMO
  • No es el más alto de la caldera (2392 mts.), pero sí el más activo; en los dos últimos siglos ha entrado en erupción unas 60 veces.
  • En 2004 fallecieron dos turistas a causa de rocas expulsadas por el cráter.
  • Se considera que la peligrosidad de este volcán alcanza un radio de 4 kms. a partir de su centro.
  • El pueblo tengger considera sagrada a la montaña y entre la luna llena de diciembre y enero invocan a los dioses en la ceremonia Kasada para que el volcán les respete y la cosecha sea rica.
  • Cada aproximadamente 5 años hay una gran erupción, la última fue en 2010 y desde diciembre de 2015 hay mucha actividad.
  • En esta web hay fotos de las últimas erupciones y las fechas de las grandes  explosiones.

3) NUESTRA EXPERIENCIA POR LIBRE EN EL BROMO
Habíamos llegado en avión desde Borneo al aeropuerto de Surabaya; volamos con la compañía Kalstar y de nuevo nos pusieron de desayunar un bollo con relleno radioactivo.
Nos teníamos que trasladar a Cemoro Lawang, el pueblo más cercano al volcán Bromo. Se puede ir en transporte público, primero tomando un bus dirección Probolinggo y  después una furgoneta que llega a Cemoro Lawang, pero los horarios no nos venían bien con nuestros planes, porque se tarda bastante tiempo en hacer esos dos trayectos y llegaríamos de noche. En coche particular en cambio se tardan unas 3:30 horas.
surabaya hotel cemara
Queríamos llegar pronto para subir por nuestra cuenta y sin mucha gente al cráter del Bromo antes de que anocheciera, así que no nos quedaba otra que contratar un transporte particular que nos llevara desde Surabaya hasta el hotel. En el mismo aeropuerto negociamos con un tipo para que nos llevase. El hombre fue todo lo rápido que pudo y logramos nuestro objetivo de estar en el hotel a buena hora para esa misma tarde subir al cráter. Habíamos leído de todo con respecto a las mafias que controlan las excursiones por la zona y de cómo llegaban incluso a ser agresivos contigo si intentabas ir por tu cuenta, pero nosotros no tuvimos ningún problema al respecto. Eso sí, una vez que entramos en Cemoro Lawang el conductor paró el coche en un sitio del que salieron dos tipos diciéndonos que teníamos que pagar algo parecido a un “canon oficial” que no entendíamos bien si por entrar al pueblo o al volcán…. no llegamos a enterarnos. En un principio le dijimos que no y los tipos cada vez más cabreados repitiéndonos lo que creemos que sería la milonga del siglo; al final y por no perder más tiempo, le pagamos los creo recordar 2 € y para adelante, pero me cabreó bastante eso de que te cobren por entrar a no se sabe dónde. Es el único episodio que tuvimos de extorsión, je je.
Llegamos al hotel, soltamos los bártulos y comprobamos lo fría, básica y cutre que era la habitación, al menos la nuestra. Tenía sábana bajera pero no la de arriba, así que nos vino muy bien llevar en el equipaje un saco-sábana.
Salimos del hotel, preguntamos por el camino para subir al cráter del Bromo y tras varios intentos fallidos dimos con el sendero. Si te alojas en el Cemoro Indah al salir del hotel bajas una cuesta y a mano derecha te encuentras una carretera, bajas un tramo y tienes que meterte de nuevo a mano derecha por una especie de carril que descubrimos porque vimos salir de allí gente a caballo.
Carretera por la que hay que bajar
En una hora más o menos llegamos a la base del volcán. El camino no es duro, lo que pasa que íbamos con la prisa de que no nos anocheciera allí y eso hizo que no hiciera el camino a mi ritmo, sino algo más acelerada. Por el camino nos encontramos el Templo Poten (donde llegan los jeeps de las excursiones y a partir de aquí se sube a caballo); nosotros hicimos todo el trayecto andando y vimos unos curiosos grabados en una especie de cauce de riachuelo seco que tuvimos que atravesar.
Piedrolo volcánico que nos encontramos por el mar de arena
Templo Poten
Jeeps
Grabados
A lo lejos se divisa la escalera
Al llegar a la base, antes de subir las empinadas escaleras, me senté un rato a recobrar el aliento. Mi santo que está en forma, siguió hacia arriba; en ese momento había mucha actividad en el volcán que estaba soltando bastante humo; empecé a subir los 253 escalones (deben de haberlos arreglado, porque había leído que estaban en muy malas condiciones y nada de eso). Cuando me quedaba poco subo la cabeza y me veo a un grupo que estaba arriba bajando que se las pelaba y un señor con la cara desencajada me cogió por el brazo para decirme que no siguiera mi camino que era muy peligroso;  le dije que gracias pero que iba a seguir, entre otras cosas porque en ese montón de gente no venía mi santo y tenía que ir a rescatarlo jaja.
Cuando llegué me encuentro a mi santo allí solo con su mascarilla y me contó que de repente el volcán rugió y echó más humo de la cuenta teniéndose que poner la mascarilla porque no se podía respirar, así que el personal salió por patas; allí estábamos los dos solos disfrutando del espectáculo que es estar en el filo de la boca de un volcán activo, aunque al rato llegó un grupillo de gente. Asomarte al cráter y ver ese humo saliendo de las entrañas de la tierra impresiona, pero sobre todo sobrecoge el sonido; oír el rugido del volcán te hace sentir vulnerable y pequeño y te pone los vellos de punta, toda una experiencia. Nos hicimos unas cuantas fotos y ya tuvimos que volver porque quedaba poco más de media hora para que anocheciera y allí no hay ni una sola luz.
Vista del interior del cráter
Altar de Ganesha con ofrendas en el filo del cráter del Bromo
Al fondo el volcán Gunung Batok a la subida y a la bajada
Llevábamos unas linternas, pero sin camino delimitado a buen seguro era difícil orientarse por el mar de arena. Llegamos a la carretera de la que habíamos partido sin ya apenas luz, pero todavía había unas vistas preciosas del volcán.
Nos fuimos a buscar un transporte que al día siguiente nos llevase a Probolinggo, donde teníamos que coger el tren dirección Banyuwanyi a una hora determinada. El recepcionista del hotel nos dijo que un transporte privado nos iba a costar el equivalente a 26 €, le dijmos que ni de coña y él puso cara de “vale listos, al final claudicaréis”. Nos fuimos a buscar una alternativa más barata, sabiendo que el transporte público estaba descartado porque no nos venía bien el horario; no hubo manera de encontrar nada, así que volvimos al hotel con las orejas gachas a decirle al tipo que ok. No nos quedó otra.
Por la noche dimos una vuelta para cenar y la verdad que aquello estaba bastante muerto, así que cenamos en el restaurante del hotel que estaba bastante animado; allí conocimos a una chica francesa que viajaba sola y se sentó con nosotros; nos contó que había contratado una excursión bastante cara.
Nos acostamos y a eso de las 2:30 de la madrugada oímos a la gente levantarse para ir a ver amanecer. Nosotros decidimos pasar del tema y subir a los miradores andando cuando ya la gente estuviese bajando. Nos levantamos a las 5:30 de la mañana y a las 6:00 estábamos de camino; es un camino fácil, una carretera asfaltada cuyo único problema es que es cuesta arriba a la ida, pero nada grave. El punto de partida está justo enfrente del hotel y el paisaje es precioso: campos cultivados con gente trabajando y casas con tejados a dos aguas de tipo alpino.
  BROMO-IJEN-P-19 BROMO-IJEN-P-20
Nos cruzamos con cientos de personas que bajaban del amanecer, entre ellas la chica francesa que nos dijo que había sido espectacular, pero que había demasiada gente. Llegamos a un primer mirador y no había más que una lugareña que te pide dinero por hacerse una foto contigo. Las vistas maravillosas, como podéis ver en las fotos. Seguimos hasta el segundo mirador y la panorámica mejora mucho.
El pico más alto del fondo es el Volcán Semuru, el humeante es el Bromo y el de más a la derecha Gunung Batok.
Cráter del Volcán Bromo
Más arriba quedaba el mejor mirador, al que desistí llegar, porque ya no daba para más. Mi santo sÍ que se animó y yo me quedé contemplando los volcanes desde la segunda parada.
Al buen rato bajó y ya volvimos al hotel; afortunadamente el camino ahora es cuesta abajo. Cuando llegamos dimos cuenta de un buen desayuno, nos lo habíamos ganado; a la hora prevista llegó nuestro taxista, que nos dejaría en la estación de tren.
La experiencia muy positiva, no vimos el amanecer, pero subimos a ver las vistas y pudimos disfrutar del paisaje prácticamente solos, y eso para nosotros es un lujo. Si volviese este año al Bromo haría lo mismo que hicimos. Hemos tenido que pagar un hotel caro por su ubicación y los traslados privados Surabaya-Probolinggo-Cermoro Lawag-Probolinggo, pero nos hemos ahorrado el dinero de contratar la excursión. Puede que nos haya salido lo comido por los servido, dadas las circunstancias del tiempo tan ajustado que teníamos, pero estar solos en el cráter y en los miradores, a nuestro aire y sin que tenernos que ajustar a un horario, nos ha compensado sobradamente. El paisaje del Bromo es único, parece un decorado de una película de ciencia ficción, increíblemente bello e impresionante, no hay que perderse el Bromo si se viaja a Indonesia.
KAWAH IJEN
1) QUÉ VER EN EL KAWAH IJEN
La excursión habitual para ver el Kawah Ijen suele empezar de madrugada. Se sube de noche, con linternas, hasta el borde del cráter (dura unas dos horas), y se baja a la orilla del lago del cráter para observar el fenómeno “blue fire”. A continuación se regresa al borde del volcán para ver amanecer. Las vistas del lago y la actividad de los mineros son impresionantes. Después se regresa al aparcamiento. El paisaje es precioso.
Pero nosotros no fuimos de noche, subir una fuerte pendiente de madrugada con solo una linterna y bajar por un camino de cabras a oscuras no entra en mis planes de diversión, así que decidimos subir para ver el volcán una vez hubiese amanecido y prescindir del espectáculo del blue fire.
Se puede ir en excursión, contratando un transporte privado o alquilando un coche o una moto. Cuando llegas al área del volcán se paga la entrada y accedes. Son 3 kilómetros de una pendiente bastante considerable, cuesta a ratos bastante, máxime si no estás en forma como yo, pero tranquilos, la suben niños y abuelos, es cuestión de ir a tu ritmo y sin prisas.
2) DATOS DE INTERÉS DEL KAWAH IJEN
  • En el interior del cráter del Kawah Ijen se produce gran cantidad de azufre que es extraído y transportado por mineros que trabajan en condiciones casi de esclavitud. Cargan unos 80 kilos sobre sus hombros en una subida y bajada por un camino sumamente inclinado y en malas condiciones; además, inhalan continuamente gases nocivos. Su esperanza de vida es muy corta.
  • El azufre se usa en la fabricación de fertilizantes, pesticidas, cosmética, medicina, fósforos, etc.
  • En el interior del cráter está el lago de agua con ácido clorhídrico más grande del mundo que le confiere un característico color verde.
  • Por la noche se puede observar el fenómeno llamado “blue fire”, producido por reacciones químicas debidas a las expulsiones de gases sulfúricos a una gran presión y temperatura; una vez que el gas se expone al oxígeno del aire se enciende fácilmente y el resultado es un resplandor azul brillante.
3) NUESTRA EXPERIENCIA EN EL KAWAH IJEN
Como ya he comentado, tomamos un tren en Probolinggo hacia Banyuwangi, donde teníamos reservado el hotel para subir al día siguiente al Kawah Ijen. Una vez allí un poli de la estación de tren nos dijo que nuestro hotel estaba lejos y nos buscó a un abuelo y un chaval que con sus motos nos llevaron al hotel por 1 €. En el mapa estaba cerca el hotel; con lo que no contábamos es con las extensiones enormes de arrozales, que impedían acceder por el hotel por el sitio más cercano; cosas que pasan en Indonesia.
Tras un buen trecho llegamos a nuestro destino. El hotel Kampung Osing Inn está muy bien. Nos salió la habitación con baño compartido 9 €; muy limpio, muy recomendable. Aquí volvimos a hacer uso del saco-sábana, porque la cama solo estaba vestida con una sábana bajera. Con el señor del hotel apañamos el coche que al día siguiente muy tempranito nos llevaría al Ijen. Dimos un paseo por los arrozales, nos trajeron la cena al hotel y a la cama tempranito. Por la noche me desperté varias veces y oí llover fuerte, vaya rollo.
Arrozales
Cena que nos trajeron al hotel
Sonó el despertador muy temprano, nos vestimos y al coche, que nuestro chófer nos estaba esperando; al menos ya no llovía. Estábamos a 43 kilómetros del volcán y tardamos una hora y media en llegar; nos acompañó por las entradas, compramos algunas provisiones y empezamos la temida ascensión. Yo no estoy nada en forma y me daba miedo después de leer lo dura que era la subida no poder hacerla, pero muy despacito y a mi ritmo lo conseguí. La gente que está en forma tarda una hora y poco y yo tardé el doble, pero bueno, el paisaje es espectacular y aprovechaba cada parada para hacer fotos. Del camino al volcán tenemos pocas fotos porque las hicimos todas con una cámara que perdimos a los pocos días, vaya tragedia!!
A medio camino empezamos a ver a los primeros mineros que ya venían con sus pesadas cargas; no puedo llegar a comprender cómo pueden llevar al hombro una carga que pesa más que ellos. También bajaba mucha gente que había subido de noche para ver el blue fire. La gente que se cruzaba con nosotros al comienzo de la subida me miraba con cara de “no te queda ná…”, pero ya digo que a paso de tortuga y poco a poco se sube sin problemas. Tras dos horas llegamos al borde del cráter; había mucha niebla y humo, tanto que apenas se veía el lago, ohhhh, pequeña decepción; en todo caso el paisaje es espectacular e impresiona mucho ver a los mineros.
Borde del cráter…impresionante
A veces costaba respirar
Mineros del azufre
BROMO-IJE-CANON-40
Nos acercamos a la zona desde donde se ve mejor el fondo. Había mucha gente y ahí me agobié un poco porque me daba mucha cosa ver a los mineros, que subían en fila india; llegamos a la escalera por la cual acceden al borde del cráter y allí hay personal que te avisa de que no te apoyes en la baranda porque ellos tienen que agarrarse a ella para darse el último impulso que los lleva al filo del volcán, aunque allí no acaba su pesadilla, siguen un buen rato por el borde hasta llegar a la zona en la que  descargan y pesan su carga. A pesar de las indicaciones de “no molestar” mucha gente se apoya en la baranda para hacer fotos y no se da cuenta de que tiene al lado a un minero exhausto que necesita agarrarse donde están ellos apoyados. No sé el resto de los turistas que allí había, pero yo viendo semejante sufrimiento no podía disfrutar al 100% del impresionante paisaje. Cuando hacía algo de viento el humo se iba y se podían ver los colores amarillos y ocres del azufre y el contraste con el verde del agua, realmente alucinante, un paisaje espectacular y único que la niebla y el humo no nos dejó ver claro, salvo pocos segundos a cada rato.
Con estos mineros estuvimos hablando un rato, nos pidieron nuestras mascarillas y por supuesto se las dejamos allí. Realmente no sé como consiguen sonreir algunos de ellos.
Tras un rato allí arriba decidimos bajar sin prisas disfrutando del camino de vuelta, que es el mismo que el de ida, pero al ir descendiendo es mucho más relajado y se disfruta más.
Llegamos abajo, buscamos a nuestro chófer y pusimos rumbo a Bali para al día siguiente irnos tres días a Gili Air a disfrutar de tres días de relax y playeo, que ya tocaba después de los madrugones, las caminatas y subidas de los volcanes.

53 comentarios:

  1. Un artículo muy completo y una historia dura la de esos mineros...
    Había leído experiencias duras sobre lo de subir de noche y recuerdo que pensé: yo paso de hacer eso! Supongo que optaría por tu opción.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Verónica la subida al Kawah Ijen de noche totalmente a oscuras y la bajada al cráter por un camino de cabras no lo veo como una diversión. Una amiga fue y esa noche en concreto vio muy poca luces azules, igual es espectacular pero optamos por pasar de esa parte, el volcán de día ya es suficientemente espectacular. Ver los mineros te deja helada, un trabajo durísimo que acorta su esperanza de vida mucho, muy injusto. Gracias por tu visita y tu comentario :)

      Eliminar
  2. Una vez más nos asombras con vuestras experiencias. Lo que más me ha impresionado (a parte de que los paisajes sean espectaculares) es la sonrisa del chico, nos da una lección de vida.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, increible como algunos mineros al llegar arriba y recobran el aliento te preguntan de donde eres, te piden un cigarrillo y echan un ratito de charla antes de continuar con su tortura, me quedé helada. Gracias por pasar por aquí y dejar tu comentario :)

      Eliminar
  3. La verdad es que yo viendo las imágenes tampoco hubiese sabido con cual quedarme, Pepa. Precioso los volcanes. Lo del azufre lo vi en un reportaje en la tele y, sí, que impresiona bastante, yo desconocía que existiese ese mundo...
    A seguir viajando...Un beso. Isabel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son impresionantes y créeme que merecen mucho la pena los dos, además la subuda al Ijen para ti estaría chupada, jaja, yo tardé mi tiempo. La actividad minera y las condiciones de trabajo de los mineros yo la desconocía antes de empezar a preparar el viaje a Indonesia. Muchas gracias por tu visita guapa, un beso :)

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Sí que es impresionante, unos paisajes espectaculares. Gracias por comentar :)

      Eliminar
  5. Que paisajes tan bonitos y que experiencia tan brutal!

    Yo no quise hacer esta visita y la quité de mi planning inicial porque estaba seguro que lo iba a pasar mal viendo a esa pobre gente, y ahora me reafirmo y me alegro de no haberla hecho al leer vuestras experiencias, quizás por los paisajes si que hubiera ido pero no me compensa pasarlo mal viendo a esa pobre gente. En su lugar decidí visitar la Isla de Flores y el Parque Nacional de Komodo.

    Felicidades por la experiencia y sobretodo por tus fotos, que son impresionantes!!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros descartamos el PN Komodo porque nos subía el presupuesto una barbaridad, se han subido a la parra con los precios a lo que había que sumar el costo del vuelo que se puso por las nubes, me quedé con las ganas de ver a los lagartos gigantes. Los volcanes son realmente impresionantes, pero el Ijen muy duro por ver las condiciones de trabajo de esas pobres personas, se te encoge el alma. Gracias por tu comentario y me alegra que te gusten las fotos :)

      Eliminar
  6. Aurelio Sánchez Mariscal7 de marzo de 2016, 5:33

    Preciosas fotos y magnifica información, gracias a ello a veces me ha dado la impresión de estar en esos lugares. No creo que los visite nunca, pero de vez en cuando veré ésta entrada y volveré a visitarlo. Gracias deleitarnos con éstos viajes, Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra llevarte por ahí de viaje aunque sea de forma virtual. Gracias por tu comentario. Un beso :)

      Eliminar
  7. Vaya experiencias Pepa. Paisajes preciosos pero uff, vaya lo de los mineros, llevando un montón de peso y sin mascarillas en ese ambiente, imagino que no durarán mucho haciendo ese trabajo, qué pena!. Como siempre perfectamente detallado todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mapani la esperanza de vida de estar personas creo que es menor a los 50 años, todo lo que comentas ayuda a que sea así, realmente es sobrecogedor verlos trabajar. Gracias por pasar por aquí y comentar. Un besote.

      Eliminar
  8. Muchísimas gracias por publicar vuestras experiencias. Nos son de gran ayuda a muchos.
    Yo quiero hacer algo parecido, pero viniendo desde Bali y en avión. Prefiero utilizar el avión, pues estaré en Bali y esta sería una escapada. Me hubiera gustado subir al Rinjani, pero una lesión de rodilla me lo impide a día de hoy y el Bromo es una alternativa excelente. Mi duda es si la conexión entre Malang y Cemoro Lawang es buena para hacerla en taxi o merece la pena volar a Surabaya y de allí taxi a Cemoro... ¿Hay otro aeropuerto que merezca la pena para aproximarse al Bromo aparte de los citados?
    Saludos y millas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan! no sé desde Malang cómo serán las comunicaciones hasta Cemoro Lawang porque no contemplé esa opción; no hay más aeropuertos cerca. Desde Surabaya tardamos 3:30 horas en coche privado, no sé cuanto se tarda desde Malang, mira a ver en google maps y pilla el que te convenga más. Vas a disfrutar mucho, es un país muy interesante aunque no subas al Rinjani. Un saludito y cualquier cosa ya sabes, aquí estamos.

      Eliminar
    2. Hola Pepa,
      Creo que ya he averiguado la forma de ir de Malang a Cemoro. Muchas gracias de todos modos. Lo que tengo que ver es si, una vez en Cemoro, merece la pena volver a Malang para volar a Bali o hacerlo desde Surabaya. La distancia es similar en tiempo, aunque via Ngadas a Malang la pista es peor. ¿Creéis que en un día se pueden hacer los miradores y el crater por libre y acabar el día ? Rodilla a parte, estoy bastante en forma.

      Eliminar
    3. Por cierto... ¿Recuerdas a que hora empezasteis la subida al cráter en la tarde de vuestra llegada a Cemoro Lawang y sobre qué hora anocheció? Creo que haré la subida al mirador por la mañana como vosotros y el cráter a la tarde del mismo día tras una parada técnica para reponer fuerzas y descansar algo en el hostal
      Saludos y millas

      Eliminar
    4. Sí en un día puedes hacerlo, de hecho las excursiones que se contratan te llevan al amanecer a los miradores y después en jeep al borde del cráter. Si lo haces como yo andando creo que te da tiempo solo que inviertes más, eso ya depende de lo rápido que andes, en mi caso en las pendientes voy despacio porque no estoy en forma. Anochece temprano, en agosto a eso de las seis; nosotros salimos del hotel a eso de las tres y a las seis estábamos de vuelta.

      Eliminar
  9. Precioso reportaje como todos los que publicas. Impresionantes los volcanes. Es lamentable las condiciones de trabajo que tienen estos mineros, entristece el alma.
    Felicidades por estas grandes aventuras.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cincuentones! sí que impresiona asomarse a los cráteres de los dos volcanes y también ver las condiciones de trabajo de los mineros, te deja el alma encogida. Te agradezco la visita y el comentario. Un saludito viajero :)

      Eliminar
  10. Pepa, qué recuerdos leer el post !!!

    Sólo visité el Volcán de Bromo, fue toda una experiencia. Eso sí me quedé con las ganas de conocer Kawah Ijen.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Victor el Bromo es alucinante. A veces tenemos que dejar de lado algunas visitas, pero siempre nos queda volver algún día. Un saludito y gracias por comentar :)

      Eliminar
  11. Pepa, nos ha encantado el artículo, muy completo como siempre. Queremos que nos des tú opinión, ya que este verano iremos con nuestras peques, 5 y 8 años, y queremos hacer la subida al Bromo, como lo ves para hacerlo con las peques??

    Y al Kawah Ijen, que opinas?? Esa si que parece más dura...

    La verdad es que en el planning previo lo tenemos pensado más o menos hacerlo como lo hicisteis vosotros, aunque el rollo de la inseguridad nos preocupa un poco, al ir con las nenas...

    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mochileros en ambas subidas había familias con niños y algunas iban con abuelos, en forma, pero abuelos. El Bromo tiene poca complicación y el Ijen es más duro por esos tres kilómetros de mucha pendiente, pero a un ritmo pausado y parando cada dos por tres (al menos yo que no estoy nada en forma) no hay problema. Vuestras niñas son viajeras, no creo que les suponga un problema, además el camino es muy bonito. En cuanto a la inseguridad no notamos nada raro, ya sabemos que hoy en día en cualquier sitio salta la liebre, pero la gente es muy amable y no tuvimos problemas de ningún tipo, salvo los inevitables que te quieren sacar una pasta por un trayecto y cosas de esas, pero en general todo muy bien.Vais a disfrutar mucho, si podéis no dejéis de ir a Tanjung Puting, vuestras niñas alucinarán de ver a los orangutanes, son una pasada. Para cualquier cosa ya sabéis, aquí estoy. Un saludito y gracias por pasar por aquí.

      Eliminar
  12. Con lo que me gusta los volcanes no hubiera sabido con cual quedarme, lo hubiera vista los dos, toda una maravilla de la naturaleza pero algo peligrosa, te imaginas que se activa cuando estas ahí arriba, es algo que esperas que no ocurra, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo pensaba yo, que qué pasaría si al volcán le daba por expulsar en ese momento piedras, lava o algo así, porque humo ya salía y mucho. Gracias por tu visita. Un saludito :)

      Eliminar
  13. Las fotografías son preciosas y la experiencia de visitar un volcán debe ser impresionante, pero no creo que al final me compensarla estar pasándolo mal mientras ves a esa gente sufriendo. He visto reportajes en televisión y da mucha pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es duro verlos, por eso de tener que elegir solo uno iría al Bromo, pero los dos son espectaculares. Gracias por pasar por aquí y comentar. Un saludito :)

      Eliminar
  14. Wow, ¡qué recuerdos! Yo sólo subí al Bromo y es que no tenía mucho tiempo y había que seguir la ruta para Bali, así que lo mejor decantarse por lo más asequible. La visita me encantó, no había tantísimo humo y vi el fondo del cráter con su laguna verdosa. Eso sí ¡qué mal olía! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces nos toca elegir. A mí no me molesta en exceso el olor ese a azufre, je je aunque allí la gente que había estaba con la nariz tapada. Un saludito y te agradezco el comentario :)

      Eliminar
  15. Impresionantes los volvanes e impresionantes tus artículos, siempre tan extensos y con tanta info. Qué lástima las condiciones en las que trabajan y viven algunas personas :-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el paisaje es impresionante pero ver a los pobre mineros subiendo te parte el alma, aun así merece la pena. Gracias por tu comentario, Un besote :)

      Eliminar
  16. Desde luego un auténtico sueño por cumplir. Y más, tras leer tu relato y disfrutar de estas fotos. Por una vez, valió la pena la cutrez del alojamiento!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, je je, era cutre pero bien ubicado que era lo importante. La verdad es que sí que es un sueño haber subido a los volcanes, unos paisajes que quitan el hipo. Gracias por pasar por aquí :). Un saludito.

      Eliminar
  17. Los volcanes son una de mis debilidades y el Bromo, un sueño, más aún viendo tus fotos. Gracias por explicarlo tan bien. Me lo guardo para cuando caiga el viaje!. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mandarina. Es la primera vez que subíamos a volcanes y lo hemos hecho por la puerta grande, una gran experiencia. Seguro que lo disfrutas mucho cuando vayas. Te agradezco tu paso por aquí y el comentario :). Un saludo yo.

      Eliminar
  18. Que chulada de sitios. Tanto el uno, como el otro... es difícil escoger, como bien dices y oye, que me digas que no estando en buena forma física se puede subir, es un aliciente... jejejeje
    Lástima el tema de la cámara, recuerdo que vi como lo comentabas en facebook.
    Un estupendo artículo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que un aliciente estaba más bien cagadilla con lo que leía, pero despacito se sube, si lo hice yo lo hace cualquiera, jeje. Lo de la cámara una putada, pero bueno...lo importante es verlo y vivirlo. Gracias por tu visita y tu comentario. Un besote.

      Eliminar
  19. Hola de nuevo, Callíope,
    Quería preguntaros cómo fuisteis de Banyuwangi (una vez regresado de la subida al Kawah Ijen) hasta Bali. Estoy viendo lo que me costaría llegar a Ubud tras ascender al Ijen. No ando sobrado de tiempo, pero me sabe mal volar de Bali a Java para ver el Bromo y no pasar por el Ijen. ¿Qué tiempo empleásteis hasta llegar al este de Bali desde que bajasteis del Ijen? ¿Que forma de transporte? ¿Reservasteis con antelación o sobre la marcha?
    Un saludo,
    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, perdona la tardanza en contestar. Fuimos en transporte privado porque el bus no sabíamos ni ns decían en el Puerto cuanto tardaría en atravesar la isla, aparte de que un pirata se cruzó en nuestro camino y cuando llegamos al bus el precio que nos decía él (el chófer del bus no hablaba) era disparatado para la porquería de bus que era, que encima iba repleto de locales con grandes cantidades de comida (intuyo que el viaje ferry incluido tardaba una eternidad). Finalmente una vez llegados a Bali salimos de la estación y allí mismo contratamos a un tipo que nos llevó. Tardamos unas seis horas en atravesar la isla hasta Paraná Baidu, no es tanta la distancia, sino que no se puede circular a demasiada velocidad. Espero haber servido de ayuda. Un saludo!

      Eliminar
    2. Hola Juan, perdona la tardanza en contestar. Fuimos en transporte privado porque el bus no sabíamos ni ns decían en el Puerto cuanto tardaría en atravesar la isla, aparte de que un pirata se cruzó en nuestro camino y cuando llegamos al bus el precio que nos decía él (el chófer del bus no hablaba) era disparatado para la porquería de bus que era, que encima iba repleto de locales con grandes cantidades de comida (intuyo que el viaje ferry incluido tardaba una eternidad). Finalmente una vez llegados a Bali salimos de la estación y allí mismo contratamos a un tipo que nos llevó. Tardamos unas seis horas en atravesar la isla hasta Padang Bai, no es tanta la distancia, sino que no se puede circular a demasiada velocidad. Espero haber servido de ayuda. Un saludo!

      Eliminar
  20. Respuestas
    1. Corregido, gracias!! ha sido el corrector del teléfono!

      Eliminar
  21. Hola! Me sabríais decir cuanto os costó el transporte de Surabaya a Cemoro Lawang? Me ofrecen "pick up" por unos 60 € para 4 personas y realmente no sé si está bien de precio o no... Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mireia! nosotros al llegar al aeropuerto de Surabaya nos fuimos a la zona de las empresas de taxis y nos pidieron 1.000.000 de rupias, o sea, 67 euros aproximadamente, le dijimos que era muy caro y bajaron a 600.000 del tirón (algo menos de 40 €). Nosotros somos malos negociadores y nos quedamos con ese precio porque llevábamos prisa para llegar a Bromo y subir por nuestra cuenta, pero estoy segura que presionando más hubiésemos conseguido mejor precio. Espero que disfrutes de tu viaje, es un país espectacular. Cualquier cosa ya sabes :)

      Eliminar
  22. Muy buena explicación para los que queremos ir al Bromo e Ijen por libre. De dónde comprasteis/alquilasteis las mascaras?
    Gracias por compartir!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sarah! ya veo que os vais a Indonesia, vais a disfrutar mucho, es un viaje alucinante. Las máscaras las llevamos desde aquí, las compramos en una ferretería y luego se las dimos a los trabajadores, que nos lo agradecieron mucho. Un saludo y cualquier duda pregunta.

      Eliminar
  23. Hola Caliope! Gracias por el post, me está siendo muy util. En Agosto andaremos por Bali y Java y me gustaria saber cuanto os costó el transporte para ir de Banyuwangi al crater y volver. Lo hicisteis con guia o no es necesario?
    Gracias y un saludo!

    ResponderEliminar
  24. Felicidades por el post. Voy mañana a hacer la misma ruta solo. Me ha servido mucho la información, ya que por el tour en solitario me pedian un rińon y parte del otro. Seguire vuestros consejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que la entrada te haya sido útil. la verdad es que no hay necesidad de pagar la excursión ni a ningún día, lo único alojarte cerca del volcán para poder ir andando. Espero que lo hayas disfrutado!!

      Eliminar
  25. Me estoy haciendo un lío, no sé cómo hacerlo....

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario. Gracias