23 febrero 2016

Orangutanes en el Parque Natural Tanjung Puting

Borneo, la tercera isla más grande del mundo, está dividida administrativamente entre tres países: Indonesia (Kalimantan), Malasia y Brunei; en la provincia de Kalimantan Central, se ubica el Parque Natural Tanjung Puting, creado en la década de 1930 por el gobierno colonial holandés principalmente para proteger a los orangutanes, monos narigudos y rinoceronte de Sumatra (extinguido actualmente en el parque) y declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1977.
1
Una de los principales motivos por los que Indonesia estaba entre nuestros destinos favoritos era la posibilidad de ver los orangutanes de este parque. Decidimos hacer un tour en klotok (barco típico de la zona) de dos noches y tres días por el río Sekonyer.
UN POCO DE HISTORIA
Louis Seymour Bazett Leakey (1903-1972) fue un paleoantropólogo y arqueólogo keniata que trabajó en el campo de la evolución humana en la Garganta de Olduvai (Tanzania) junto a su esposa la antropóloga Mary Leakey (descubridora de las famosas huellas de Laetoli. Uno de los mayores logros de Louis fue su papel en el fomento de la investigación en el campo de los primates en su hábitat natural, pues él entendía que este conocimiento era clave para entender la evolución humana. Louis eligió a tres investigadoras, conocidas como “las trimates” o “los ángeles de Leakey”, para llevar a cabo estudios en diferentes primates: Jane Goodall se especializó en los chimpancés de Tanzania, Dian Fossey en los gorilas del Congo y Ruanda, y Birute Galdikas, la última investigadora en incorporarse a este trío, en los orangutanes de la selva de Borneo.
En 1971 llegó a Tanjung Puting; se instaló en unas cabañas de madera sin electricidad siquiera, que denominaron “Campamento Leakey”. Fue la primera en documentar el intervalo de nacimientos de los orangutanes y documentó todo lo relacionado con la vida de estos primates, su organización social, ciclo reproductivo, etc. Desde entonces lucha contra el exterminio de la selva y de los orangutanes amenazados por varios intereses: los madereros, los mineros, la caza furtiva y las plantaciones de aceite de palma, presente en infinidad de productos que consumimos a diario, del que Indonesia es el segundo productor mundial después de Malasia; este año ha sido especialmente cruento en cuanto a incendios provocados se refiere. Sé que es difícil luchar contra esto, pero desde que sé que los incendios los provocan en buena medida los productores de aceite de palma para cultivar la planta en las áreas devastadas por el fuego procuro no consumir productos que lleven este ingrediente, aunque reconozco que no es fácil, pues son demasiados y a veces ni te imaginas que el champú que usas lleva este aceite. Más información aquí y aquí-
En 1986 Birute Galdikas fundó la Orangutan Foundation International (OFI) con el objetivo de conseguir apoyo a nivel mundial para recuperar orangutanes procedentes del tráfico ilegal y convenció al gobierno indonesio para que fundara una reserva dentro del PN Tanjung Puting.
Hoy en día en Tanjung Puting existe un centro de investigación al que acuden estudiantes y voluntarios de todo en mundo. El campamento se compone de 19 millas de senderos y bosques para los orangutanes huérfanos en proceso de rehabilitación en el que se van acostumbrando a la vida en libertad, aunque hay algunos que nunca aprenden a valerse por si mismos. Parte de ese proceso son las plataformas de alimentación, en las que a unas determinadas horas les ponen de comer bananas y leche; los cuidadores emiten unos ruidos de llamada y ya los orangutanes acuden o no al festín. Frente a esas plataformas hay habilitada una zona para que los turistas puedan ver a los orangutanes. Hay tres campamentos que se visitan a lo largo de la travesía del río Sekonyer, navegable por este tipo de embarcaciones. En la parte inicial de la travesía, es un río bastante marrón debido a las actividades mineras cercanas, pero más adelante se bifurca y al adentrarnos por un afluente natural el agua está más limpia.
definitivo
Plano tomado de la web Kalimantan Explorer
CÓMO LLEGAR A LA ISLA DE BORNEO-KALIMANTAN
El aeropuerto más cercano al puerto de Kumai, desde donde salen todos los klotok, es PANGKALAN BUN.
Nosotros pillamos el vuelo Jakarta-Pangkalang Bun con Trigana Air (89 €). Esta compañía no acepta tarjetas de crédito europeas; hay que comprar los vuelos a través de la web Ticketindonesia, que por una comisión te lo tramitan. No hay otra alternativa si quieres llevar el billete comprado con antelación. Desde el aeropuerto a Kumai hay unos 10 kilómetros y se tarda unos 15 minutos en llegar.
Se vuela a Pangkalan Bun también desde Semarang y Surabaya. También hay posibilidad de volar al aeropuerto de Banjarmasín, pero queda bastante lejos de Tanjung Puting.
3
CONTRATAR UN KLOTOK
La experiencia de estar en la selva dos noches y tres días navegando por el río Sekonyer es realmente alucinante. Los klotok son embarcaciones a motor así llamadas por el ruido que hacen cuando están en marcha. Hay posibilidad de contratar una excursión privada o compartiendo el barco con más gente. También hay diferentes ofertas de número de días: dos noches-tres días, tres noches-cuatro días… La experiencia no es barata, pero realmente merece mucho la pena.
Nosotros fuimos en temporada alta, agosto, y la demanda era enorme; nos pusimos en contacto con varias empresas y personas que hacen las excursiones y nos fue difícil encontrar para los días que queríamos. Finalmente optamos por contratar un klotok para los dos solos, porque no había demasiada diferencia entre compartir barco e ir solos (salen caras las dos opciones), así que decidimos que de perdidos al río y nos dimos el lujo de ir como señores. Hay mucha gente cuenta que lo contrata allí mismo, pero en agosto recomiendo llevarlo ya apalabrado. A nosotros nos costó 250 € por persona, un poco disparate, pero era un sueño que teníamos y a toro pasado no nos arrepentimos.
Casi todas las empresas ofrecen lo mismo e incluyen los siguientes servicios:
  • Traslado aeropuerto-barco-aeropuerto
  • Estancia en el barco
  • Tripulación formada por capitán, guía y cocinero
  • Todas las comidas, agua, refrescos y café/té (excepto alcohol)

EL KLOTOK
Nuestro barco estaba bien, realmente todos los que veíamos pasar lo estaban, unos un poquito más lujosos que otros, pero más o menos del mismo nivel. Nosotros teníamos en la parte delantera una zona descubierta donde nos podíamos sentar, tender… lo que quisiésemos; en una zona abierta, pero cubierta, había un colchón en el que dormíamos; por si os preocupa, no hay peligro de que entren bichos porque ponen una mosquitera que se remete por debajo del colchón una vez estás dentro. Los klotok navegan todo el día y al anochecer atracan en un punto, apagan el motor y las luces para evitar que acudan mosquitos y entonces empiezas a disfrutar de los sonidos de la selva, espectacular. La tripulación hace su vida en la planta baja del barco y apenas los ves; de hecho a la cocinera la vimos cuando nos la presentaron y ya para despedirnos.
35-klotok
En nuestro caso el barco tenía en la parte de atrás un cuartito en el que había un wc occidental, que usábamos tanto la tripulación como nosotros, pero no sabemos a qué hora lo usarían, no los vimos en ningún momento entrar ni salir. Contiguo al wc había otro habitáculo con un contenedor de agua y un cazo que hacía las veces de ducha, ahí podías darte un refrescón; el agua era limpia, aunque transparente lo que se dice transparente no era, je je. Eché de menos un lavabo, aunque fuese minúsculo para eso de lavarse las manos y los dientes, pero bueno, te asomabas al filo del barco y ahí te apañabas.
26-wc
En cuanto a las comidas te aseguramos que no pasarás hambre, te ceban a base de bien. La comida buena, aunque siempre nos la ponían un poco fría para nuestro gusto. Para desayunar unas veces tostadas, panqueques de bananas, tortilla, café/té, zumo y fruta; para almorzar y cenar alternaban tempura de verduras, carne, pescado, una especie de patata que no sabemos qué era pero que estaba buena, gambas, revueltos de verduras, fruta de postre y por supuesto el onmipresente enorme cuenco de arroz. Si salíamos por la tarde, al volver teníamos una fuente de banana frita y a la hora nos ponían la cena… si llegamos a estar más días, salimos rodando. Antes de zarpar nos dijeron que si queríamos comprar cerveza, que en el barco no tenían, así que nos aprovisionamos de Bintang que nos sabían a gloria bendita a la vuelta de los paseos por la selva.
El guía era muy bueno; a pesar de llegar casi siempre los últimos a las plataformas, porque nos entreteníamos por el camino viendo cosas, nos ponía en un lugar privilegiado para ver a los orangutanes.
Desayuno
10-desayuno
Almuerzo
5-comidabarco1
Cena
9-cena
CURIOSIDADES DE LOS ORANGUTANES
  • Son los mamíferos más grandes del mundo que viven en los árboles.
  • Tras los humanos son los que tienen una niñez más larga.
  • Son los primates que tienen los labios y bocas más movibles de todos los primates y por tanto son capaces de tener diferentes expresiones faciales.
  • Son solitarios, sobre todos los machos.
  • Las crías las cargan las madres por un período de 2-3 años y dependen de ella hasta los 7 años.
  • Las hembras paren cada 8 años, nunca tienen más de dos crías a su cargo.
  • Se desplazan por la copas de los árboles y todas las noches construyen un nido para dormir.
  • Viven el las selvas de Borneo y Sumatra.

59-orang
54-tom
NUESTRA EXPERIENCIA
Nos levantamos en Yakarta muy tempranito emocionados para que nos llevaran al aeropuerto y coger el vuelo a Pangkalan Bun; el aeropuerto es muy curioso, con muchos espacios abiertos. La compañía Trigana Air, a pesar de estar en una lista negra que hay por ahí circulando, nos pareció que estaba muy bien. El vuelo es corto, pero te dan una caja que lleva agua, un bollo con un relleno un poco radioactivo, una especie de gominola viscosa que, aunque estaba muy mala, hizo que nos riéramos todo el viaje.
Aeropuerto
7p
Cuando desde arriba empiezas a ver la selva de Borneo es increíble, ves una enorme masa verde de bosque y selva únicamente interrumpido por los meandros de los ríos que la atraviesan, muy emocionante.
1-vistaavionselva
Aterrizamos en el miniaeropuerto y tardamos en recoger las mochilas como si el aeropuerto fuese del tamaño de la T4, tardó muchísimo. Salimos, nos estaban esperando y tras las presentaciones, nos montamos en una furgoneta y pusimos rumbo a Kumai. Por el camino paramos para rellenar unos papeles para acceder al parque, pero de eso se encargan ellos. Llegamos al barco, nos presentaron al personal y pagamos lo que quedaba (una parte la habíamos pagado previamente por paypal), la señora que nos había recibido fue a por nuestras cervezas y en cuanto nos la trajo empezamos la navegación.
4-Pangkalanbun
Nos acomodamos y nos sentamos en nuestra terraza para no perdernos ni un detalle. Al poco de entrar al río se para el barco…. y vemos que el capitán se tira al agua, el guía nos explica que se han enredado las raíces en la hélice del barco… nos empiezan a adelantar todos los que habíamos salido a la vez; afortunadamente se arregla todo muy pronto y nos encomendamos a la bóveda celestial para que no se nos pare el barco a cada rato, por suerte no volvió a suceder, porque aparte de que el río está pelín marrón hay cocodrilos y en fin… como que da yuyu.
3-pepabarco2
Seguimos nuestro camino y alcanzamos nuestra posición inicial; una duda que teníamos mi santo y yo, antes de estar en el Sekonyer, era si, al haber tantos klotok y ser el río tan estrecho, no estaríamos todos los barcos unos junto a otros y que aquello no iba a ser lo idílico y solitario que aparecía en las fotos. Una vez pasada la experiencia y por si alguien tiene la misma inquietud, deciros que para nada nuestros temores se confirmaron. Hay zonas en las que sí van los klotok en fila india o cuando llegas a la zona de amarre para bajar a las pasarelas, sí hay acumulación de barcos, pero casi todo el tiempo vas en solitario, ves a lo lejos un barco o te cruzas con otro, pero muy bien en ese aspecto y eso que estamos hablando de temporada alta. Sí se ven muchas pequeñas barcas con pescadores.
6-sekonyer
18p
6-pescasekonyer
Vistas de la Selva desde el klotok
27-selva
Nos pusieron nuestro primer almuerzo y al acabar ya estábamos atracando para bajar a la selva, qué emoción!! Para llegar a tierra tienes que ir saltando de barco en barco (como pasa con las motonaves en el Nilo, pero más rústico). 
7-mogollonbarcos
Hay pasarelas de madera que indican el itinerario; yo atenta a ver si veía algún orangután, pero no, no tuvimos la suerte en los dos días de ver a ninguno cruzándose en nuestro camino. Llegamos al primer campamento Tanjung Harapan, que para mi gusto estaba un poco lejos, pero es cierto que las otras dos están mucho más cerca, así que está bien hacer esta parada la primera.
Te sientas por allí y ves cómo llegan los cuidadores con sus cestas repletas de plátanos, llenan un cuenco de leche y se van. Todo el mundo en silencio… al momento empiezan a sonar los árboles y se intuyen manchas naranjas acercándose y de repente… llega una orangutana preciosa con su bebé enganchado y otra cría más mayor. Se ponen a comer bananas los tres con una rapidez increíble, vaya vicio pelándolos. Solo se oyen los sonidos de la selva y los clicks de las cámaras. Al rato llega un macho y se van los ocupantes de la plataforma, aunque poco a poco se van acercando otros ejemplares que sigilosamente pillaban sus bananas y se alejaban para comerlas. Realmente impresionante ver a estos animales en directo.
11-orang
9-orang
10-orang
12-orang
14-orang
15-orang
16-orang
14-pepaorang
Emocionados volvemos al barco, seguimos navegando y nos tomamos una cervecita contemplando el atardecer y la vida animal de los márgenes del río. Aparte de los orangutanes, reyes indiscutibles del parque, abundan los monos narigudos; los árboles de la ribera del Sekonyer están cuajados de familias de estos primates de gran nariz y es muy divertido verlos jugar, despiojarse…
20-narigudos
21-narigudos
22-narigudos
24-narigudo
18-narigudo
19-narigudo
20-sekonyeratardecer
1
Cenamos pronto porque tenemos tour nocturno por la selva; vamos los dos con el guía y un hombre de allí, muy pequeño, que va descalzo (no es que yo sea muy aprensiva con los bichos, pero vamos, descalza por la selva ni de coña). Vimos búhos, alguna que otra serpiente no demasiado grande y cada vez que el hombre localizaba un agujerito con arañas descomunales metía un palito y estas sacaban las patas, vaya bichos!
Volvimos al barco y ya a dormir. Nos metemos en nuestra cama-colchón y remetemos la mosquitera a conciencia para que no venga una de esas arañas que acabamos de ver a visitarnos de noche. Mentiría si dijese que dormí bien, pero estar de noche en medio de la selva oyendo a los animales bien merece una noche de medio insomnio.
Amanece muy temprano y nos levantamos felices porque hoy tocan dos paradas para ver a nuestros amigos. Desayunamos y al rato nos acercamos a la zona de desembarque de la segunda plataforma de alimentación Pondok Tanku.
13-mañanasekonyer2
26-entradaplataforma
Llegamos, nos colocamos, llegan los cuidadores, echan las bananas y empiezan a hacer el sonido para llamar a los orangutanes… todos expectantes, no llegan, los llaman, seguimos con los ojos muy abiertos, no llegan… se hicieron de rogar bastante. Apareció un macho joven y empezó a comer hasta que llegó otro macho de mayor envergadura y lo echó de allí. A ratos nos miraba y se daba la vuelta dándonos la espalda, como diciendo, estoy harto de que vengan a verme comer… una ardilla subía y bajaba sigilosamente de un árbol a pillar algún que otro plátano.
28-orang
29-orang
30-orang
31-orang+
33-orang
ardilla
35-mosquito
Ese día hacía una humedad bastante insoportable, estábamos chorreando de sudor, así que en vista de que no aparecían más orangutanes volvimos al klotok dando un paseo y nos enseñaron por el camino plantas carnívoras de esas con las que hemos soñado todos de niños que si metías un dedo lo perdías, jaja.
36-carnivoras
De vuelta en el barco emprendimos rumbo al último campamento, el Camp Leakey, la zona más importante. Por allí suele andar el macho alfa actual que se llama Tom, lo que pasa que unas veces se deja ver y otras no, así que estábamos con la ilusión de poder verlo. Almorzamos y se empezó a notar mucho movimiento de barcos, preguntamos al guía y es que al ser domingo había muchas excursiones de un día de indonesios que van al parque y como no les da tiempo a todo van directos a la última plataforma… vaya rollo.
17-sekonyer
19-entradaparque2
Llegamos casi los primeros y el guía nos propuso desviarnos de las pasarelas por si nos encontrábamos con algún orangután en los árboles, por supuesto accedimos encantados. Allá que nos metimos selva adentro y al rato nos encontramos con una madre y sus dos crías; es realmente emocionante ver a estos animales en su hábitat; en silencio estuvimos los tres viendo como se movían por allí.
21-orangselva1
21-orangselva2
22-orangselva
38-orang
37-orang
Cuando nos dimos cuenta casi era la hora a la que echan de comer en las plataformas. Así que corriendo para allá. Cuando llegamos estaba todo bastante petado, así que el guía nos buscó un sitio en el que se supone que no podíamos estar pero que la verdad ofrecía una panorámica muy buena. Lo único que nos dijeron es que si algún orangután se acercaba teníamos que saltar a la zona habilitada para el público. Llegan los trabajadores del parque, echan las bananas y llaman a los orangutanes. Empiezan a bajar de los árboles y todos a comer, un espectáculo. El cuidador puso la cesta de bananas a unos metros de mí y se fue.
40-cuidadores
Una orangutana cargando a sus dos crías
42-orang
43-orang
44-orang
45-orang
47-orang
48-orang
49-orang
Al rato, se empiezan a ir los orangutanes, se escucha un murmullo y aparece una mole peluda naranja, era Tom!! No me extraña que sea el macho dominante con ese porte. Venía andando, se montó en la plataforma, se bajó y se vino hacia la cesta que habían dejado cerca de mi posición y en la que quedaban algunas bananas. Allí se sentó Tom y empezó a comer, en esto aparece el cuidador que lo controlaba desde lejos. Había por allí una especie de cerdo que se comía las cáscaras que dejan los orangutanes, así que el pobre no molestaba mucho, aunque Tom no pensaba lo mismo y si lo veía más cerca de lo que consideraba necesario le levantaba la mano.
Tom
50-tom
51-tom
52-tom
53-tom
55-tom
57-tom
62-tom
De repente se puso de pie y se vino para donde yo estaba y vi que el cuidador hacía aspavientos para que me quitara, así que rápidamente solté la cámara y salí de allí por patas jajaja, qué susto!
Tom y yo muy cerquita
26-pepatom
28-pepamanolotom
27-tom
Al poco rato se fue Tom y volvieron el resto de los primates al festín bananero. Se fueron largando los indonesios excursionistas y nosotros nos quedamos un rato más para disfrutar del espectáculo.
59-orang
61-orang
69-orang
67-orang
65-orangbis
65-orang
64-orang
70-orang
Algunos orangutanes se salen por las cuerdas que separan al público de la plataforma y lo único que hay que hacer es apartarse para que sigan su camino. Creo que nos quedamos casi los últimos y ya nos dijo el guía que había que regresar al klotok.
Atardecer en Tajung Puting
71-atardecer
29-sekonyer
Por la noche paramos en un sitio donde había muuuuchas luciérnagas, aquello parecía los Campos Elíseos en navidad, cuántas lucecitas moviéndose, impresionante, un espectáculo precioso. Tras la cena nos fuimos a la cama y en cuanto empezó a amanecer ya estábamos en nuestra terraza de lujo para no dejar escapar el último amanecer en la selva.
Amanecer en la selva
30-amanecer1
32-amanecer3
Llegamos al puerto de Kumai, nos despedimos con mucha pena de la tripulación y de la que había sido durante tres días nuestra casa y pusimos rumbo al aeropuerto. Como íbamos con tiempo pasamos antes por un mercado de los que nos gustan para dar un paseo, muy curioso.
36-cartelmercadokumai
75-mercado
76-mercado
78-mercado
80-mercado
Por primera vez vimos las características gasolineras de Indonesia
81-gasolinera
Llegamos al aeropuerto y tocaba volar hasta Surabaya para desde allí ir a nuestra próxima parada: los volcanes Bromo y Kawah Ijen.
2-avión
Entradas del viaje a Indonesia

36 comentarios:

  1. Me parece una experiencia increíble!!! ha de ser maravilloso...
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, impresionante verlos ahí en directo. Gracias por pasar por aquí y comentar :)

      Eliminar
  2. Maravilloso se queda corto para las fotos, la experiencia y el artículo. Lo he flipado Pepa. Enhorabuena por la experiencia y por como la has inmortalizado. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verónica! me alegra que te haya gustado, es una experiencia fabulosa, me hubiese quedado una semana viendo selva y animales. Si puedes no te lo pierdas y lleva a Helia, alucinará, había muchas familias con niños. Te agradezco mucho el comentario, anima a seguir. Un beso.

      Eliminar
  3. Una entrada maravillosa. No solo por los orangutanes, si no también por la experiencia en el klotok, la bello de la selva (preciosas las fotos desde el aire), las plantas carnívoras, los narigudos. Fenomenal. Nosotros estuvimos en el Borneo malayo, pero me hubiera gustado poderme perder un par de días por Kalimantan!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que también sería una maravillosa experiencia. La verdad que la visita a Kalimantan es muy completa, estás todo el tiempo con los ojos como platos para que no se escape nada...todo un lujo. Gracias por tu visita y un saludito :)

      Eliminar
  4. Me ha encantado tu entrada, Pepa!! Mientras lo leía creo que no he pestañeado en ningún momento, y es que gracias a tu maravilloso relato y a tus increíbles fotos has conseguido emocionarme y revivir mi experiencia en Tanjung Puting, de esas que no se olvidan nunca en la vida, sobretodo cuando tienes a Tom justo a tu lado como nos pasó a nosotros!! Volvería de nuevo con los ojos cerrados!!

    Un abrazo muy fuerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho tu comentario Oscar y me alegra que la lectura de esta entrada te haya hecho recordar momentos tan maravillosos como los que se pasan esos días en Tajung Puting. Tom es impresionante, yo pensaba que sería parecido a los otros machos que había visto, pero no, se le reconoce desde lejos. Un punto haberlo tenido a escasos metros, hay gente que ni lo ve. Yo también volvería. Un abrazo y gracias por pasar por aquí :)

      Eliminar
  5. Maravilloso relato! Me has tenido hasta el final emocionada, tiene que ser una experiencia increíble. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya emocionado, realmente es una experiencia única. Gracias por pasar por aquí y comentar. Un saludito :)

      Eliminar
  6. Aurelio Sánchez Mariscal23 de febrero de 2016, 12:15

    Hola Pepa, me ha gustado muchísimo tanto las fotos como los comentarios. Yo no iré ya nunca por esos parajes, pero al ver tantas fotos y leer todo lo que has escrito es como si hubiese estado allí. Gracias por tan magnifica información. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aurelio, me alegra acercarte a través del blog a estos sitios tan impresionantes. Un beso y gracias por comentar :)

      Eliminar
  7. Pepa me ha encantado!!! Me has enseñado muchísimas cosas que no sabía. Una visita que ya me pareció interesante al verla planificada en el miniipad unos días antes; pero que hoy me ha hecho alucinar del todo. No sabía lo del asedio de los productores de aceite de palma, yo odio las cosas con ese aceite, tengo que mirar miles de etiquetas para comprar galletas a mis hijos que no lo lleven. Lo dicho, genial!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Nieves, este verano después de estar nosotros allí hubo cientos de incendios provocados que devastaron buena parte de la selva y acabaron con muchos orangutanes, seguí las pocas noticias que dieron y las imágenes eran espeluznantes. Toca leer muchas etiquetas para no comprar productos de aceite de palma, lo lleva casi todo, hasta mi ex-champú. Ya me contarás si le enseñas a los peques las fotos qué dicen. Gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  8. como siempre me ha gustado muchísimo.Las fotos son impresionantes

    ResponderEliminar
  9. Estoy emocionada, con la boca abierta y con muchísimas ganas de poder vivir una experiencia así algún día.
    Me quedo con lo del aceite de palma que yo para eso soy muy estricta, a partir de ahora me fijaré.
    Felicidades por la experiencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es de esas experiencias inolvidable. Yo estoy a saco con lo del aceite de palma y he dejado de consumir muchos productos que eran de mi día a día. Gracias por tu visita y comentario ;)

      Eliminar
  10. Gracias Pepa. Por darnos a conocer este extraordinario viaje, con toda clase de detalles, que nos hace vivir con el pensamiento, lo que nunca podremos realizar. Seguid, pareja feliz, efectuando estos viajes y contándonoslo como lo hacéis. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio a usted; me alegra mucho que disfrute con estas entradas en las que contamos nuestras andanzas por el mundo. Gracias por visitar este rincón y por su siempre amable comentario. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Pedazo experiencia!!! Flipante!!! Qué suerte haber visto a Tom!
    Una preguntilla, para esa zona de selva, ¿hay que ponerse muchas vacunas? ¿Alguna precaución sanitaria?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros no nos pusimos ninguna, no son obligatorias. Usamos repelente de mosquitos (loción y pulsera) y en el barco había velas de esas que los ahuyentan, nada más. El agua que nos danan en el barco era de botella, así que sin problemas. Tom es impresionante, una pasada haberlo visto y además bien cerca, jeje. Gracias pos tu visita y tu comentario :). Un abrazo.

      Eliminar
  12. Jope, las familias de orangutanes son una cucada, esos pequeñines por ahí colgados.... no sabía que dependían 7 añazos de la madre! Y sus caras son todas tan distintas! Una aventura estupenda :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son preciosos, es una pasada verlos ahí agarrados a la madre. Gracias por comentar. Un saludito :)

      Eliminar
  13. Que bonito! No sabes lo que me ha gustado este post! Menuda experiencia mas especial, me encantaría vivir algo así aunque con mi miedo a los bichos no sé yo si pegaría ojo por la noche. Y las fotos preciosas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí los bichos no me dan especial yuyu pero dormir dormía poco por los ruídos, pero muy bien, es una pasada oir los sonidos de la selva. Anímate y verás que experiencia más chila. Un besote y gracias por pasar por aquí :)

      Eliminar
  14. Qué miedo!!!

    Yo no se si sería capaz de ponerme tan cerca. Las fotos son espectaculares.

    Saludos viajeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí te pondrías, quieres verlos más y más cerca, aunque claro, hay que tener precauciones, son animales salvajes y con mucha fuerza. Gracias por pasar por aquí. Un saludito :)

      Eliminar
  15. Wow que experiencia más bonita, no tenía mucha idea de esta isla y estuve cerca en Diciembre, espero que la próxima vez que vaya por esos lares pueda darme una escapada y conocer lo que proponen.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Borneo era uno de los motivos por los que iba a Indonesia, no podía dejar de ir. Muy recomendable la experiencia. Un saludito y gracias por comentar :)

      Eliminar
  16. ¡Qué gozada poder ver estos animales tan cerca¡ Me encanta la fotos de los orangutanes una preciosidad..Gracias por mostrarnos esta naturaleza tan rica y salvaje, deberíamos de cuidarla un poco más para poder seguir disfrutando de todas las cosas buena que nos ofrece. Un beso Pepa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Isa, es emocionante verlos ahí tan cerca, impresionante!! Un poco no, deberíamos cuidarla mucho más, que los humanos nos la estamos cargando y bien rápido. Muchas gracias por tu visita y me alegra que te haya gustado. Un besote guapa!

      Eliminar
  17. Hola. Espectaculares las fotos. Vamos a ir a indonesia en verano y estamos mirando el itinerario. Queremos ver los orangutanes, así que iremos a sumatra o borneo. En borneo solo hicisteis el tour en barco? Que podemos hacer diferente en la isla? Pq en sumatra hay diferentes opciones a parte de los orangutanes. Que nos recomiendas? Flores (komodo) seguro que cae. Muchas gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani! sí, solamente hicimos el tour en barco; no puedo ayudarte en el resto de atractivos de la isla porque no teníamos más tiempo para quedarnos allí y por lo tanto no investigamos. De Sumatra sé que también se pueden ver orangutanes, pero poco más, no sé si en barco o por tierra. A Flores no fuimos porque los vuelos se pusieron por las nubes y los precios para ver a los dragones también nos parecían desorbitados, así que decidimos pasar de Rinca y Komodo e ir a Sulawesi a la zona de Tana Toraja que nos encantó. Siento ser de tan poca ayuda pero nos ceñimos a hacer el crucero por el río y realmente es muy aconsejable aunque sea lo único que hagas en la isla. Seguro que disfrutáis mucho del viaje, es una pasada. Un saludito y gracias por tu visita.

      Eliminar

Deja aquí tu comentario. Gracias