31 enero 2016

Un día en Elephant Nature Park, Chiang Mai. Tailandia

39
Uno de los animales icono de Tailandia es el elefante; sin duda pocos serán los visitantes del país que no los vean o vayan a un parque donde haya paquidermos. Hasta hace relativamente poco no nos planteábamos el tema del uso y abuso de los animales en los sitios turísticos o la tortura a la que se ven sometidos muchos animales en fiestas nacionales de fuerte tradición o en parques zoológicos, exhibiciones, etc. Afortunadamente todo esto va cambiando y cada vez hay más concienciación sobre este tema. Yo entono el mea culpa por haber subido en elefante al Fuerte de Jaipur en India o haber visitado lugares de exhibición de animales salvajes que no deberían estar ahí, sino en su entorno natural. Sé que estos temas son muy polémicos entre los blogueros de viajes y hay opiniones para todos los gustos; hasta hace poco no había leído sobre este tema y andaba un poco perdida, hoy en día no se me ocurre ir a nadar con delfines u otras actividades por el estilo por muy apetecible que sean. No voy de abanderada de nada, ya he dicho que he cometido errores en el pasado por no haber sido consciente de lo que se esconde detrás de algunos centros de animales o espectáculos, pero a medida que hay más información y sabemos de la tortura a la que se somete a los animales en según qué sitios, deberíamos dejar de ir para que no sigan adelante con esas actividades tan denigrantes y despiadadas.
En el caso que nos ocupa vamos a hablar del único parque de elefantes que recomiendan en webs de turismo responsable como FAADA (Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales) el Elephant Nature Park.
Por toda Tailandia y sobre todo en la zona de Chiang Mai hay parques a los que acuden los turistas para poder disfrutar de la compañía de estos grandes animales; en la mayoría de ellos se ofrecen espectáculos como elefantes montando en bicicletas, pintando cuadros, jugando al fútbol….en fin, actividades nada propias de un animal salvaje;  debemos preguntarnos como un animal salvaje llega a hacer todas esas cosas, evidentemente por gusto no. Casi todas se venden como santuarios de elefantes en los que se les cuida y protege, pero nada más lejos de la realidad.
Hay en Tailandia una práctica ancestral para domesticar elefantes que se llama “pajaan” que consiste en torturar al animal hasta “romperles el alma”, es decir, hasta que no sean capaces de desobedecer las órdenes de los humanos, porque a la menor muestra de desacato se las verán con el llamado “ankus” un palo con un gancho en el extremo con el que les pinchan en las partes sensibles de las orejas y de los ojos (muchos acaban ciegos por estas prácticas). Para conseguir el objetivo de que el elefante sea sumiso se le separa de su madre cuando son aun pequeños, se les encierra en una jaula de reducidas dimensiones y empiezan con la tortura hasta acabar con la voluntad del animal. Hay vídeos de estas prácticas que son realmente terroríficos: un montón de hombres golpeando y pinchando al animal indefenso enjaulado. Con un ser vivo carente de voluntad y maltratado puedes conseguir por supuesto que pinte, meta goles y todo tipo de disparates…que me expliquen cual es la gracia de ver a un animal haciendo cosas de este tipo.
En la mayoría de los parques, a los que suelen acudir los grandes touroperadores, se ofrecen estas prácticas tan lamentables de diversión; quizá por desconocimiento, la gente no se plantee como llega un animal salvaje a hacer todas esas cosas, pero debemos planteárnoslo y dejar de ir a estos sitios que lo único que hacen es enriquecerse a costa de la tortura animal.
Otra de las actividades populares en Tailandia es el trekking a lomos del elefante. Yo era de las que pensaba que al ser tan corpulentos no sería para ellos un gran problema llevar a una o dos personas encima, pero no, he leído y el lomo de un elefante no está diseñado para soportar grandes pesos, así que un par de sillas más dos humanos ya le causan graves trastornos y lesiones. Además las cuerdas y cadenas que normalmente llevan los elefantes les dañan la piel ocasionándoles llagas y heridas.
Más información aquí y aquí.
ELEPHANT NATURE PARK
Nosotros visitamos en agosto de 2014 el Elephant Nature Park; para poder visitarlo hay que comprar las entradas con mucha antelación pues tiene mucha demanda, nosotros de hecho tuvimos que adecuar esa parte el viaje al único día que tenían ya disponibilidad cuando les escribimos para reservar. Ofrecen varias actividades de varios precios; nosotros optamos por una de las más completas, la llamada Pamper a Pachyderm, consiste en pasar una jornada acompañando a los elefantes en su paseo por el parque con un grupo bastante reducido de personas, por eso esta actividad hay que reservarla con bastante antelación, hay muy pocas plazas al día.
Por la mañana temprano se pasaron por el hotel a buscarnos y fuimos recogiendo al resto del grupo. Nos llevaron a una zona del parque donde nos ofrecieron agua, botas de agua para el que las quisiera (se pasa por zonas embarradas y charcos); mientras fueron llegando los elefantes, nos los presentaron y nos dieron unas pautas de comportamiento para interactuar con ellos. He de reconocer que da respeto acercarte a tan imponentes animales.
1
4
Nos aprovisionaron a cada uno un bolso de tela con fruta y tras familiarizarnos con los elefantes dándoles de comer bananas y trozos de sandía, emprendimos la marcha con ellos por el parque (el mejor truco para que te sigan es sacar a cada rato un trozo de fruta, al momento tienes una trompa en tu mano tratando de robarte el manjar, eso sí raciónalos bien, mi santo se quedó sin fruta muy rápido, jajaja); realmente la actividad consiste en acompañarles dando un paseo largo por un entorno paradisiaco; vas a su lado dándoles de comer, puedes tocarlos y hacerte fotos con ellos, nada de montarte encima ni nada de eso, les acompañas sin molestarles.
9
21
33
45
Llegamos a un río y tuvimos que cruzarlo junto a ellos y bueno, el agua nos llegaba a la cintura, así que cuidado con llevar demasiados tiestos porque te puedes ver en un apuro. Nosotros metimos lo poco que llevábamos en una bolsa y con la mano alzada atravesamos el río, que para más inri llevaba fuerza, pero bueno, se pasa muy bien.
Ellos calculan la hora del almuerzo y se hace la parada para tal menester en una plataforma de madera con unas vistas  impresionantes del valle, un auténtico lujo. El almuerzo está muy bien, arroz, verduras, carne…de todo, bastante abundante y variado.
28
Vistas desde la plataforma donde comimos
Una vez tomamos el café/té emprendimos en camino de vuelta con nuestros orejudos amigos; se van parando, comen hojas…lo que ellos quieren y tu te adaptas a su paso. Tuvimos que bajar por una pendiente pronunciada llena de barro, en la que tanto ellos como nosotros tuvimos dificultades, pero los guías nos ayudaron mucho, también fue divertido.

23
24
En medio de la actividad nos desplazamos para hacer un rafting por el río; a mí que no soy muy amante de actividades acuáticas me pareció divertido. Nos dividieron el dos lanchas, nos dieron instrucciones y a dar botes por el río.
Cuando llegamos de nuevo a la base, los elefantes se bañaron en el río y estuvimos un rato más con ellos.
44
Ya para finalizar, merendamos y vimos aparecer a diferentes familias de elefantes que venían de dar su paseo y nos enseñaron la zona de despensa para la comida de los elefantes, una exageración, jajaja.
53

El parque está lleno de perros y gatos también recogidos de la calle o que vivían en malas condiciones, todos muy apañados, aunque te recomiendan que no te acerques mucho a los que llevan un collar rojo porque aun desconfían de los bípedos por haber sido maltratados.
Mi conclusión es que es una experiencia maravillosa, estar todo el día acompañado de elefantes es alucinante y aunque es bastante caro yo me quedo con que estás colaborando con uno de los pocos parques que cuidan y respetan a los elefantes y ya solo eso merece la pena. Si vas a Tailandia y quieres disfrutar de los paquidermos te recomendamos la visita de este parque, hay actividades de todos los precios, lo único que no debes olvidar reservar con mucha antelación y antes de ir a otros parques de elefantes documéntate de cómo tratan a los animales, no vale que delante vuestra no los maltraten, simplemente di NO a los sitios donde los animales en general sean torturados.

CONSEJO: Si vas a visitar Elephant Nature Park no olvides echar una muda de ropa, después de cruzar el río dos veces y del rafting te aseguro que agradecerás tener a mano ropa seca.

Entradas del viaje a Tailandia

24 comentarios:

  1. Bravo Pepa!! En los últimos tiempos he leído bastante sobre este tipo de parques y como son tratados los animales para ser tan dóciles, también en los centros donde los visitantes se hacen fotos con tigres medio drogados. Se me ponen los pelos de punta al pensar lo que tienen que sufrir estos pobres animales para que el turista de turno tenga una fotito y el local gane dinero con ello, qué triste. He evitado ver el vídeo que pones porque sufro mucho con estas cosas. Si algún día visito Tailandia me aseguraré de ir al mismo parque que fuisteis vosotros, así sí!! Ojalá la mayoría de la gente dejara de pagar para asistir o utilizar animales en los sitios turísticos, a ver si nos vamos concienciando.

    Un abrazo y gracias por tu elección de no contribuir a todo este cruel negocio!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo llegar a entender la tortura a los animales pero lamentablemente es algo que sucede en todos los países del mundo. Tailandia es un país maravilloso pero en este tema deja mucho que desear, hay que documentarse bien si te preocupa el tema antes de ir a este tipo de sitios. Espero con esta entrada dar a conocer un poco más este tipo de prácticas y que la gente que lo lea tome conciencia. Esperemos que poco a poco se vaya avanzando en este sentido. Gracias por comentar :). Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muy guapa la experiencia. Estupendamente relatada y con preciosas fotos. Y además te molestaste en comprobar que el campo está recomendado por FAADA. No había leído nunca acerca de estas técnicas para domar a los elefantes. Me has dejado helado, chica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Jordi, es realmente espeluznante lo que le hacen a los elefantes para que obedezcan, son animales salvajes y sin que se les torture ni de coña le harán caso a los humanos. Es una pena que haya tanto parque de elefantes en los que se recurre a estas prácticas. En el Elephant Nature Park recogen a los elefantes maltratados, hay muchos ciegos y con lesiones crónicas, pero allí están estupendamente, los tratan bien y viven a cuerpo de rey. Una experiencia muy recomendable. Gracias por pasar por aquí!! Un abrazo :)

      Eliminar
  3. Nosotros nunca nos habíamos imaginado este trato tan cruel a los animales, nos creíamos que era con premios como los domesticaban, no así. Un relato muy interesante para ingenuos como nosotros. Fotos preciosas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cincuentones! leí que con premios se les enseña a los animales domésticos (si le das una chuche a tu perro consigues que te de la mano...), pero un animal salvaje es imposible que obedezca sin que sean sometidos a crueles castigos, en su naturaleza no está someterse al ser humano, por algo son animales salvajes. Me alegra que esta entrada sirva para abrir los ojos a las personas que por desconocimiento acuden a estos centros, el boca a boca es muy afectivo y estaré muy satisfecha si alguien se decide por este parque o deja de ir a los otros por tener esta información. Gracias por pasar por aqui :). Un abrazo.

      Eliminar
  4. Preciosa experiencia!! es horrible lo que llegan a sufrir estos animales. Por suerte, a día de hoy cada vez mas podemos difundirlo e informarnos, como bien dices.
    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Verónica, esperemos que poco a poco la gente se informe de lo que hay detrás de esos horribles lugares y dejen de ir, aunque tardará, son muchísimos los parques que hay en los que los animales son maltratados :(. Gracias por pasar por aquí guapa!

      Eliminar
  5. Aurelio Sánchez Msriscal1 de febrero de 2016, 9:46

    Magnifico comentario y buenísimas fotos. Está claro que si es uno consciente , o debe visitar parques donde se hayan torturado a los animales, pero nuestra inconsciencia a veces nos hace caer. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tener cuidado a los sitios a los que se va, cada día hay más información al respecto y es de agradecer. Gracias suegro por tu comentario y por leerme. Un beso muy grande :)

      Eliminar
  6. Genial que te informaras antes de ir. Es una verdadera lástima lo que hacen con los pobres animales. Me alegro de que haya sitios donde se pueda ir a conocer su habitat sin interferir en sus vidas.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo suyo sería que cada uno de los parques tomara conciencia y dejaran de ofreces espectáculos circenses, es mucho mejor experiencia verlos en libertad haciendo lo que quieren. Esperemos que poco a poco cambie la situación. Gracias por tu visita y por comentar. Un abrazo :)

      Eliminar
  7. Hola Pepa. Me ha encantado el tono del post y la información. También la sensibilidad con que has explicado el cambio de tu percepción respecto a este tema. La verdad es que muchas veces hasta que no nos explican las cosas no las acabamos de ver, y este artículo cumple con esta función tan importante. Gracias de nuevo y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Carol, soy la primera que ha caído en errores que espero no volver a cometer, cada vez hay más información y a poco que te intereses puedes saber si al sitio al que piensas acudir es respetuoso con los animales o no. Gracias por pasar por aquí. Un saludito :)

      Eliminar
  8. Que belleza de fotos e inolvidable paseo. Que bueno saber que existe un sitio de turismo responsable. Estoy en contra de todos los que lucran con los animales, haciendoles pasar un infierno. Este paseo me recordo la hermosisima cancion de Damon Albarn "MR TEMBO" para un dulce elefantito que conocio en Africa. Les dejo el video: https://www.youtube.com/watch?v=ODG3VRkncBc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andrea gracias por compartir esa preciosa canción. Esperemos que el ejemplo del Elephant Nature Park cunda y se extiendan las buenas prácticas. Te agradezco que hayas pasado por aquí y hayas dejado tu comentario. Un saludito viajero :)

      Eliminar
  9. No me había planteado todo lo que nos cuentas en la entrada... Al igual que a Cincuentones, yo pensaba que aprendían a base de refuerzo positivo y no de castigos tan crueles. Es bueno saberlo para no caer en errores y conocer sitios como éste que nos traes hoy donde vivir una experiencia cercana a estos animales.
    Un saludo Pepa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Helena!! he leído que a los animales salvajes es imposible domesticarlos con premios, esa es la diferencia con los animales domésticos (tu perra o mi gato). A los salvajes o los castigas desde que son pequeños o no obedecen ni hacen esas cosas tan poco propias de los animales. Es infinitamente más interesante verlos en libertad, ganamos todos, nosotros viéndolos actuar de forma natural y sobre todo ellos, que se libran de la tortura y la esclavitud. Gracias por tu visita y tu comentario. Un abrazo!!

      Eliminar
  10. Muy bien, Pepa. Yo tampoco me había parado a pensar en estas cosas. Sabía de zoos en donde no estaban bien cuidados y cosas por el estilo, pero no tenía ni idea de las calamidades por las que pasan. Está claro que Faada está haciendo una gran labor informativa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verónica ese es el problema, la poca información que hay al respecto, estoy segura de que si la gente supiera de los maltratos que sufren para que hagan esas cosas muchos no irían a esos espectáculos. Poco a poco espero que con difusión la gente se vaya concienciando y que todos los parques sigan los pasos de Elephant Nature Park. Gracias por tu visita :)

      Eliminar
  11. Yo tampoco había pensado nunca en cómo conseguían que los elefantes hicieran lo que hacían... De hecho, he de reconocer que yo fui a uno de esos sitios en los que ves a los elefantes jugar al fútbol, pintar cuadros y luego terminas montando en uno... Ahora me arrepiento de haberlo hecho, pero cuando lo hice no sabía que el animal había sufrido tanto :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es normal no pararte a pensar de qué modo se consigue que un elefante haga esas cosas por eso es importante la información y que la gente sea cada vez más consciente de lo que ocultan esos espectáculos. Yo también monté en elefante en Jaipur porque leí antes que estaban cuidados y que no subían más de no sé cuantas veces al día al fuerte, pero era mentira. Hay que informarse muy bien, yo también me arrepiento de haber echo eso y alguna cosa más, pero lo importante es que nos concienciemos y que divulguemos este tipo de abusos. Gracias por comentar guapa :)

      Eliminar

Deja aquí tu comentario. Gracias