02 febrero 2015

ESSAOUIRA, la ciudad del viento y de la luz

28
Essaouira, antes llamada Mogador, ubicada en la costa atlántica africana, al norte del cabo Sim es la capital de la provincia del mismo nombre, que a su vez pertenece a la región de Marrakech. Debido a su ubicación geográfica, la azotan los vientos alisios buena parte del año, lo que la ha convertido en destino favorito de windsurfistas de todo el planeta; en los años 60 lo fue de los hippies y pasearon por sus murallas Orson Welles (que rodó aquí Otelo), Jimi Hendrix, Cat Stevens, Frank Zappa, Leonard Cohen, Tennessee Williams, etc. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2001.
Nota para frikis de Juego de Tronos (Verónica VERO CODE, va por ti), parte de la tercera temporada se rodó aquí.

UN POCO DE HISTORIA
Destacados historiadores clásicos, como Plinio el Viejo o mi paisano Pomponio Mela, hicieron referencia en su obra a un viaje efectuado por una flota cartaginesa al mando de Hanón por la costa atlántica africana. Según el opúsculo anónimo griego conocido como Periplo de Hanón, transmitido por el Codex Palatinus Heidelbergensis gr. 398, Hanón fue enviado por los cartagineses más allá de las Columnas de Hércules, donde debía fundar ciudades con 30.000 colonos que le acompañaban en 60 naves pentacónteras. El manuscrito va relatando el periplo y parece que el lugar más apropiado para situar la Cerne fenicia son los islotes que se ven desde el puerto en Essaouira, pues los vestigios arqueológicos encontrados demuestran que allí hubo un grupo de comerciantes fenicios, gaditanos y lixitas que almacenaban sus mercancías para comerciar con los indígenas. En la primera mitad del siglo VII a.C. se registra el comienzo de presencia fenicia regular en el islote de Mogador y la factoría que instalaron allí dura casi un siglo, hasta mediados del s. VI a.C.
Ya en el siglo I, Juba II estableció allí una fabrica de procesamiento de púrpura, preciado tinte que se obtenía de un molusco gasterópodo de la familia Muricidae (múrex), de ahí el nombre de “Islas Púrpura”.
En el siglo XV, los portugueses establecieron aquí su punto estratégico militar, dándoles ellos el nombre de Mogador; en 1774 llegaban barcos mercantes europeos a Essaouira para intercambiar sus productos facturados por las riquezas africanas y se convierte en la puerta marítima de Tombuctú, canalizando más de la mitad del comercio marítimo marroquí. Este gran desarrollo se debe al sultán alauí Sidi Mohamed Ben Abdalláh, que realizó grandes sacrificios para competir con el cercano puerto de Agadir. Ordenó el trazado de la ciudad a Theodore Cornut, un ingeniero francés prisionero que proyectó la Puerta de la Marina (acceso al puerto), rodeó la ciudad de murallas y trazó amplias calles a modo de cuadrícula, dándole un aspecto totalmente diferente al resto de ciudades marroquíes; de hecho nos resultaba extraño estar en Marruecos y pasear por calles paralelas y perpendiculares y de una anchura bastante superior a las callejuelas típicas de cualquier medina. Su declive comercial comienza con el final de las grandes caravanas y el auge del puerto de Casablanca. Actualmente Essaouira vive de la pesca, la artesanía y el turismo.
QUÉ VER EN ESSAOUIRA
Essaouira no ofrece al visitante grandes monumentos, pero sí un ambiente único y diferente del resto de ciudades marroquíes. En sus calles y plazas se mezclan los lugareños, tiendas de todo tipo, surferos, artistas, turistas, gaviotas, palomas y gatos, muchos gatos; la ciudad está bañada por una luz especial, una luz que solo había visto en Cádiz y que es lo único que echo de menos cuando estoy fuera… y mira por dónde, me la encuentro en esta ciudad que estaba deseando visitar. Me encantan los pueblos pesqueros y sin duda alguna Essaouira está el primero del ranking de los que conozco.
1. EL PUERTO: está al suroeste de la medina y se accede a él por la Puerta de la Marina o Bab El Mara, del 1769, de estilo neoclásico.
9
Junto a la medina, es uno de los lugares de más animación de la ciudad y vayas a la hora que vayas, habrá un gran bullicio de pescadores descargando pescado, apilando cajas, reparando redes, preparando los anzuelos, transportando hielo picado… a todo esto se suman motos, carros, bicicletas y turistas, pescado, enseres…así que podréis imaginar el ambiente que hay en el puerto.
11
12
13
16
25
No falta un número importante de gatos bien criados que o bien duermen en cualquier lugar o bien están alerta para conseguir el sustento diario; también hay cientos de gaviotas revoloteando a la espera de pillar comida o posadas en fila vigilando desde las alturas; confieso que no me gustan las gaviotas, pero reconozco que sin ellas las ciudades portuarias estarían incompletas.
24
29
En el puerto hay una zona pequeña de astilleros, en la que se construyen barcos, otra zona de reparación y la zona en la que se encuentran las tradicionales barcas de color azul y que son las protagonistas de todas las fotos que los turistas hacemos en el puerto; en ellas los pescadores se afanan en su limpieza, recogida de redes, etc.; podría estar mirando horas el quehacer de esta gente.
17
27
14
15
En uno de los laterales está la lonja de pescado; la subasta diaria se hace de 15:00 a 17:00 horas. El puerto es un sitio muy fotogénico, dedícale una mañana y pasea por cada uno de sus rincones disfrutando de su ambiente.
20
19
LA SKALA DU PORT Y MURALLAS: una vez recorrido el puerto es aconsejable ir a la Skala du Port, un bastión rectangular que formaba parte de la defensa de la ciudad; en el siglo XVIII el tráfico marítimo del Atlántico pasaba por Essaouira, donde llegaban las caravanas del África subsahariana que traían mercancía para exportar a Europa. La entrada cuesta 10 DH y hay estupendas vistas de la muralla, del puerto y de los islotes que conforman “las Islas Púrpuras”, lugar de asentamiento de cartagineses, romanos, etc. Se observan restos de una antigua mezquita y una prisión; actualmente es un santuario de halcones de Eleonor, que acuden aquí para criar desde abril a octubre, antes de emprender el viaje de regreso a Madagascar. Parece que se puede visitar la isla mayor fuera del período de cría en una embarcación privada, previo permiso gratuito en la oficina del puerto. Son interesantes los cañones españoles del siglo XVIII.
56
31
35
Vistas desde la Skala
21
22
36
57
58
Las murallas exteriores son almenadas y achaflanadas y fueron diseñadas para proteger la ciudad de posibles ataques navales y son típicas de las fortificaciones europeas.
34
LA MEDINA: Ya hemos dicho que sorprenden mucho las calles anchas y la ordenación reticular de las calles del centro de Essaouira. En cada inicio de una calle e intersecciones hay portadas de piedra. El zoco está dividido en cuatro partes por la intersección de dos avenidas y cada día hay mercados de pescado, especias y mercancías de todo tipo. Muchas calles tienen soportales porticados donde se ubican las tiendas que sacan todo el género fuera. Pasear por estas calles es muy agradable y hay muchos sitios donde tomar un té con menta.
2
3
5
6
39
40
LA SKALA DE LA VILLE: es el otro gran bastión de la ciudad, una plataforma almenada de 200 metros de longitud llena de locales y turistas paseando o mirando el mar. Tanto a la llegada como a la salida de este paseo pasas por multitud de talleres de artesanos y artistas; otros exponen su obra en la calle; huele a madera de tuya, la más empleada en los trabajos de artesanía típicos de allí. Hay cantidad de pintores con obras de todos los estilos, algunas francamente bonitas; predomina el color azul y todas sus variantes; pasear por las calles adyacentes a la Skala de la Ville es espectáculo para los sentidos: el olor a madera y a mar, los colores de los lienzos, el trabajo a mano de los ebanistas, el sonido de las herramientas de los artesanos… muy recomendable; otro sitio donde lo mejor que puedes hacer es perderte y mirar lo que acontece a tu alrededor.
41
42
43
45
46
EL ANTIGUO MELLAH: o barrio judío de Essaouira, en el que llegaron a vivir 17.000 judíos y en el que, en su momento de esplendor, llegó a haber 32 sinagogas. Los judíos fueron una comunidad importante al amparo del floreciente comercio. La mayoría se marchó tras las II Guerra Mundial y actualmente el barrio está abandonadillo. Hay una cementerio al que no fuimos, pero que he leído merece una visita.
Imagen 03-02-15 a las 00.54
LAS PLAYAS: la playa de Essaouira es enorme, una de las mejores del país y apta para el baño a pesar del viento; limita con la desembocadura del Oued Ksar, la Playa de Diabat y la de Sidi Kaouki. La playa de Diabat, a pocos kilómetros, destaca por los restos de una fortaleza del siglo XVIII, encargada por el sultán Sidi Mohamed Ben Abdallah, que está enterrado allí. Es famosa por inspirar a Jimi Hendrix su canción “Castles in the sand”. A 27 kilómetros está la Playa Sidi Kaouki, la más famosa en el mundillo surfero por ser la más azotada por el viento. En estas dos últimas no hemos estado pero dejamos el apunte por si a alguien le apetece ir a surfear.
7
8
COMER EN ESSAOUIRA
Comimos en diferentes sitios con más o menos acierto. El pescado lo comimos en el puerto; hay muchos puestos con el pescado expuesto, lo escoges, te lo pesan y te lo cocinan. Todo riquísimo, nos pusimos finos de pescado y marisco (sardinas, salmonetes, erizos, lubina, langosta y no recuerdo si algo más), pero no nos gustó el que nos trajesen todos los platos casi a la vez y al estar en una mesa compartida teníamos poco espacio y era un poco incómodo, aunque no te dan prisa, tienes la sensación de que tienes que acabar pronto; tenemos serias dudas de que la langosta que elegimos fuese la que salió de la cocina, los cuatro pensábamos que la que entró era más grande, pero… demuéstralo… no es posible. Ya digo que todo bueno y fresco, pero sin vino porque no venden alcohol e incómodos; si volviese a ir me iría a uno de los restaurantes del puerto que ofrecen menús bastantes apetitosos y con vinito, eso sí, no os puedo decir si la calidad de estos es buena, pero hay muchos con muy buenas críticas.
Me van a disculpar que la foto de la comida sea de después, pero…había hambre.
Imagen 03-02-15 a las
01.06
Una vez terminada la comilona, degustamos un té marroquí con unas pastas  exquisitas que nos vendió un abuelo en la Plaza Moulay Hassan.
38
DORMIR EN ESSAOUIRA
Nos alojamos en el Riad Dar Dayana (más adelante hablaré de él en la entrada de datos prácticos de esta escapada).

De Essaouira me han enamorado varias cosas: su ambiente, su luz, el puerto, la medina, el aire bohemio que se respira en sus calles y plazas con los artistas que trabajan en la calle, la mezcla de tradición y modernidad que aporta el que sea la meca surfera marroquí, su gente, sus gatos, sus mercados, sus colores, etc. Essaouira es una ciudad marroquí diferente y encantadora que se tiene bien ganado el que se la conozca como la “Perla del Atlántico”.
50
55
51
54
52
37
47
48Imagen 03-02-15 a las
00.52
Imagen 26-01-15 a las
07.36
Siguiendo la buena costumbre del amigo bloguero Robinjú (blog muy recomendable), de acompañar con música a la entrada, os dejo la canción que Hendrix compuso en Essaouira.




40 comentarios:

  1. La verdad es que se ve preciosa a través de tus fotos ;)
    Y las fortificaciones me encantan!

    se disculpa lo de la comida porque a mi también meha pasado alguna vez jajaja cuando hay hambre...

    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy bonita y acogedora; imagino que has visto la nota que te he dejado sobre Juego de Tronos, je je. Gracias por pasar por aquí y comentar. Un besote!!

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho, ¡preciosas fotos! Me encantan los pueblos marroquíes del Atlántico, azules y blancos, como Assilah o Larache. Ahora en Semana Santa vuelvo pero al sur, con muchas ganas de hacer una ruta, este post de Essaoira ya ha servido para inspirarme y echar a volar mi imaginación... ¡Quiero estar ya allí! Je je je ah, también soy friki de Juego de Tronos (libros y serie). Un saludo de la cosmopolilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si vas a volver en semana santa apunta Essaouira, es muy agradable y tranquila, y si eres friki de Juego de Tronos ya tienes excusa, je je je. Un saludo y gracias por tu visita :D

      Eliminar
  3. Gatooooos!!!... al ver las fotos se nota que se respira un ambiente muy diferente al de, por ejemplo, Marrakech... bonito tambien!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada más que por el trazado de sus calles, Essaouira es diferente al resto del país, aparte de que es una ciudad portuaria y eso le confiere un ambiente especial. Gracias por tu visita y un saludo.

      Eliminar
  4. Por fin he sacado un huequito para leerte. Tiene que ser un sitio muy peculiar esta ciudad. Como siempre una entrada estupendísima

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasar por aquí y comentar a pesar de tu poco tiempo. Ya sabes cuando tus pequeños crezcan un poquito, Essaouira es un buen destino, se lo pasarán pipa en el puerto con tanto animalito. Un besazo.

      Eliminar
  5. Otro lugar del mundo que apuntar en la lista. Por las fotos parece un lugar que transmite un ambiente especial, me encantaría poder conocerlo algún día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marruecos es un país que tenemos muy cerca y tenemos que aprovechar esa circunstancia, hay pocos destinos tan cercanos y a la vez tan exóticos y diferentes. Gracias por leerme y dejarme tu opinión. Un abrazo :)

      Eliminar
  6. Me empeño en ver tus fotos y post de Marruecos y no puede ser!!! siempre me dan ganas locas de ir...
    Entiendo lo de la comida, perfectamente ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, eso suele pasar, si ves fotos de destinos que no conoces automáticamente las ganas de visitarlo se incrementan... aun así no dejamos de hacerlo ¿seremos masocas? Ya sabes, cuando puedas cruza el Estrecho y en poco tiempo estarás en otro mundo. Gracias por tu visita y tu comentario. Un saludito.

      Eliminar
  7. Siempre me han hablado muy bien de este lugar, al que a pesar de mis dos viajes a Marruecos aún no he podido ir. Esta entrada, desde el colorido del puerto hasta la muy apetecible comida, pasando por calles, fortificaciones y gentes, anima a cualquiera a visitarla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya resultado atractiva, este tipo de ciudades son muy fotogénicas y el solo ver las fotos animan a conocerla; te garantizo que no te defraudará si te animas. Un saludo y gracias por pasar por aquí :)

      Eliminar
  8. Un post muy completo de un destino que conozco poco. Me gusan mucho los mercados, así que me he quedado fascinadas con tus fotos ¡qué colorido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marruecos es un país muy colorista, un modelo perfecto para fotografiar, así que poco mérito tienen las fotos. Gracias por tu visita y por comentar. Saluditos.

      Eliminar
  9. Gran entrada. Y muy buenas fotos. Marruecos es un destino que tenemos pendiente.

    ¿Son muy pesados los vendedores por la calle o regateando?.

    La ciudad tiene pinta de ser bonita y disfrutable, lo que también es importante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En Essaouira en concreto nada pesados y en Marrakech me ha sorprendido que están bastante menos insistentes que hace años. Marruecos merece mucho la pena. Gracias por pasar por aquí. Saludos :D

      Eliminar
  10. A mí Essaouira me encantó!! Nosotros comimos también en los puestecillos del puerto, y la verdad es que muy bien. Nos faltó hacer noche en la ciudad y nos quedó por ver la zona de los astilleros... otra vez será!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Essaouira es una ciudad que gusta mucho, es tranquila y con un ambiente genial. Los astilleros están prácticamente en el mismo puerto, ya volveréis. Gracias por pasar por aquí :-). Saluditos.

      Eliminar
  11. Nosotros fuimos a pasar un día a Essaouira desde Marrakech y también nos encantó, todavía nos acordamos de la fantástica parrillada de pescado en uno de los puestecitos al lado del puerto, creo que es de visita obligada. Saludos viajeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, casi imposible resistirse a ese pescado con tan buena pinta, qué rico. Te agradezco tu visita y tu comentario. Un saludo.

      Eliminar
  12. Pues si a una entrada tan llena de colores y aromas, encima le añades la música de Jimmy Hendrix (¡qué buena idea!) Essaouira no podía tener mejor presentación. Magníficas las fotografías de los pescadores y de las gaviotas. Y ese gato metido en la cesta.... Me ha encantado todo y casi me has transportado hasta allí. Un besote
    Un be

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marruecos siempre es un espectáculo para todos los sentidos, y Essaouira además le pone una nota marítima y pesquera que me encanta, le tenía muchas ganas y no me ha defraudado en absoluto, una excursión más que recomendable si vas a Marrakech. Muchas gracias por pasar por aquí y comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  13. Aurelio Sánchez Mariscal12 de febrero de 2015, 5:35

    Esta segunda entrada si la primera era muy bonita ésta creo que la supera. Magnifica información con gran erudición en los comentarios, preciosas fotos de sitios encantadores. Con éstas dos entradas ya no es necesario que vaya por esa zona, pues parece que la he visitado. Enhorabuena. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aurelio me alegra mucho que te haya gustado. Muchas gracias por ser fiel lechos de nuestras andanzas. Un beso.

      Eliminar
  14. Qué interesante! Me temo que África va a tener que esperar, así que me encanta leer tus artículos. Maravillosas fotos como siempre, pero esas aceitunas aliñadas me han cautivado jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verónica anímate a bajar a Marruecos, es un país fascinante a pocos kilómetros de nosotros, lo tenemos a tiro de piedra, bueno, yo más que tu, je je. Las aceitunas son una maravilla, tienen de todas las clases y aliñadas de mil maneras, una perdición! Un besote y gracias por comentar :)

      Eliminar
  15. Me han encantado las fotos, después de verlas parece que ya hasta conocemos este ciudad. Qué ganas de ir a Marruecos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes ganas no te quedes con ellas, es un país alucinante, a mí me encanta, viajas en el tiempo y eso, no tiene precio. Gracias por pasar por el blog. Un saludito :)

      Eliminar
  16. Un lugar maravilloso que me sorprendió muchísimo. No conozco mucho de Marruecos pero esta ciudad se sale. Me enamoró por completo!! Excelente post y fotos amiga!!! Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran, ya te leí antes de ir, estaba loca por ir a Essaouira y no había cuadrado, pero ahora sé que volveré porque me ha cautivado, totalmente diferente a lo que conozco de Marruecos y con un ambiente muy molón. Gracias por pasar por aquí. Un abrazo ;)

      Eliminar
  17. Muy bien Pepa, se nota que Essaouira te dejó una buena impresión, a mí también me pasó. Un saludo viajera!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que me gustó, y mucho. Gracias por pasar por aquí :)

      Eliminar
  18. Siempre he asociado Essaouria al color azul no se bien por qué, y lo cierto es que después de ver la cantidad de imágenes que muestras donde domina ese color parece que no voy desencaminado. Lo cierto es que da gusto leer esta entrada desde este Mordor norteño en el se nos va a quedar soldado el paraguas a la mano... En fin, me voy a por un te, ;)
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Azul es el color de muchos pueblos marroquíes: Chefchaouen, Asilah, Essaouira…un placer para la vista tener al alcance mi color favorito a cada momento. En el norte tenéis el verde, ese verde intenso que por el sur nunca vemos, eso sí, tenéis que paga el precio de la lluvia. Gracias por pasar por aquí :)

      Eliminar
  19. Cuantas ganas le tengo a esta ciudad! No tuve posibilidad de incluirla en mi viaje a Marrueco hace ya más de 10 años y desde luego, es un motivo suficiente para volver allí. Tu post así lop atestigua. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasaba igual, se me resistía cada vez que iba a Marruecos, pero merece la pena muchísimo, inclúyela en tu próxima visita. Gracias por comentar :)

      Eliminar
  20. Me recuerda mucho a Assilah que también era portuguesa claro.
    A ver si estas Navidades nos acercamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene puntos en común, Portugal dejó la misma impronta en ambas, pero Essaouira me gustó más que Asiláh, debe ser que la última vez que estuve en esta última me la encontré demasiado turística; en mi opinión Essaouira mantiene más la esencia moruna. Ya me contarás. Un saludito viajero :)

      Eliminar

Deja aquí tu comentario. Gracias