29 diciembre 2014

Balance viajero 2014

El balance viajero de este año 2014 no es extenso en cantidad, pero sí en calidad. Hemos hecho dos viajes: Jordania y Tailandia; los dos destinos son sin duda muy recomendables por asequibles y maravillosos. En cuanto a Jordania, cuando dije que íbamos a ir, me miraron con cara de “estáis locos”… y vale, está rodeada de países en conflicto, pero en Jordania no pasa absolutamente nada, así que animaos, merece mucho la pena. Tailandia es un país perfecto para ir a tu bola y tiene de todo, playa, patrimonio cultural y arqueológico, paisajes… nos ha encantado, seguro que volveremos, sobre todo teniendo en cuenta que Bangkok es la puerta de entrada al sudeste asiático y que desde allí se puede ir a Camboya, Laos… sitios a los que tenemos en mente ir.

05 octubre 2014

Sueños viajeros cumplidos

Tener un viaje en mente o estar preparándolo proporciona a los que nos gusta movernos un estado de felicidad y nerviosismo que no se llega a perder por mucho que hayas viajado. Es inevitable entrar en estado de euforia cuando te haces con unos billetes de avión o acostarse con una sonrisa en la cara la noche antes de la partida, cómo me gustan esos momentos previos! La cosa se pone más intensa cuando el destino al que vas es un sitio al que llevas queriendo ir desde siempre…  hacer posible un sueño viajero es de lo mejor que te puede pasar. Las expectativas suelen ser enormes y por lo general se cumplen con creces, aunque no estamos exentos de decepciones cuando lo que vemos no es lo que esperábamos; en todo caso la entrada que nos ocupa es de sitios a los que he viajado que me han emocionado, sitios a los que mi mente vuelve cada dos por tres recordando esas imágenes almacenadas en la retina o donde quiera que sea. Suelo acordarme de los sitios que me han dejado sin habla muchas veces y en muchas circunstancias, porque esas vivencias y esos sentimientos que has tenido en el momento de estar en el sitio tantas veces soñado me acompañarán toda mi vida y me pregunto si volveré… y me respondo que no sé si es mejor quedarse con ese maravilloso y único recuerdo o volver a disfrutar de la magia, sonidos, colores y olores de cada lugar.
Estos son 10 sitios que me han emocionado, sitios a los que había soñado ir desde que tengo uso de razón y que he tenido la inmensa suerte de poder conocer. Por supuesto que he disfrutado de mis otros destinos, hacer la lista es difícil, de hecho no sé por qué no está mi adorado Marruecos, quizá porque el país vecino ha sido un descubrimiento posterior… Mi lista de sueños es larga, muy larga y espero poder seguir sumando kilómetros hacia donde el destino me lleve.
1) GLACIAR PERITO MORENO
Todo el que vaya a Argentina no puede dejar de ir al Calafate y visitar el Perito Moreno, un glaciar absolutamente espectacular, una mole kilométrica de hielo azul que está viva, que cada año avanza, todo un regalo de la naturaleza. Estar delante del frente del glaciar te deja sin respiración y hubiese podido estar allí embobada horas y horas. Andar por encima del Perito Moreno te muestra un paisaje que ni te imaginabas que existía, un mundo azul de grietas, cuevas y cientos de formaciones más que parecen irreales.
Imagen 05-10-14 a las 19.38

17 septiembre 2014

Qué ver en Bangkok I

Hemos estado en Bangkok un total de tres días completos al inicio del viaje y una tarde y una mañana al final. Evidentemente no es suficiente para ver todo lo que ofrece una gran ciudad como esta, pero al menos hemos podido ver lo que teníamos previsto, aunque hemos tenido que dejar atrás algunos sitios.
Nos alojamos en el hotel Bossotel, siguiendo la recomendación de Carol, del blog “En el camino con Moonflower, gran conocedora de la ciudad.
Imagen 13-09-14 a las
19.35

05 septiembre 2014

Teleférico de Fuente Dé y Valle de Liébana

Hoy teníamos prevista una jornada de lo más apetecible; empezaríamos por subir al teleférico de Fuente Dé y posteriormente visitaríamos la tríada monumental y religiosa más destacada de la comarca lebaniega: Monasterio de Santo Toribio, Santa María de la Piasca y Santa María de Lebeña, haciendo parada en Potes para degustar la gastronomía típica.

02 mayo 2014

El mercado de Had el-Gharbía en Marruecos

Por la antigua carretera de Tánger a Asilah en lo alto de la llamada Cuesta Colorada, está Had el-Gharbía, un pueblo de montaña en el que todos los domingos por la mañana se celebra un tradicional mercado multicolor que reúne a hombres y mujeres de todos los rincones de la región de la Yebala.
En el puente de diciembre fuimos a Marruecos y pernoctamos en Tánger. Uno de los días fuimos a Asilah en taxi; éramos 4 personas y pactamos un precio por llevarnos dando un pequeño rodeo para visitar este mercado.
general2

22 abril 2014

San Vicente de la Barquera, Cantabria

Llegó el día de empezar la primera parte de nuestras vacaciones estivales de 2013, qué ganitas de largarnos! Tocaba tour de una semanita por Cantabria y Asturias. Pillábamos un vuelo Sevilla-Santander y allí teníamos alquilado un coche.
Una vez en nuestro superibiza pusimos rumbo a Muñorrodero, un pueblecito de poco más de 100 habitantes de Cantabria muy cerca de San Vicente de la Barquera y los sitios que queríamos visitar los siguientes días. Llegamos a nuestro alojamiento, el Hotel Posada El Salín, a las afueras del pueblo, una casa típica con mucho encanto; sus dueños, encantadores, siempre nos dieron indicaciones de cómo llegar a los sitios y estuvieron pendientes de nuestras necesidades. El único pero, que el wifi no llegaba a la habitación que ocupábamos.
Soltamos las minimaletas y fuimos primero al Mirador de la ría de Tina Menor, un estuario situado en la costa oeste cántabra, en el municipio de Val de San Vicente, que es la desembocadura del río Nansa en el Cantábrico.
Diptic-282

30 enero 2014

Varanasi, la ciudad más sagrada de la India


La guía Trotamundos que compré para el viaje a la India, cuando llega al capítulo dedicado a esta ciudad, comienza así: “¡Bienvenidos al mayor cuarto de baño del mundo!”… Se refiere a que el río Ganges es el lugar al que acuden a bañarse decenas de miles de peregrinos al día; allí se afeitan, se lavan los dientes y realizan tareas que normalmente hacemos en nuestros baños privados. ¡Todo un espectáculo!
La ciudad más sagrada de la India es conocida por dos nombres: Varanasi, por ser este el lugar donde confluyen los ríos Varuna y Assi, y Benarés, deformación inglesa de Varanasi.
El primer nombre de la ciudad fue Kashi, procedente del Veda, primer libro sagrado de los hindúes, cuyo significado es el lugar que atrae a todo el mundo”.
Como os adelanté en la última entrada, llegamos a Varanasi en avión desde Khajuraho; la persona que nos esperaba para llevarnos al hotel nos dijo que debido al monzón el río se había desbordado, sus aguas habían inundado todas las calles aledañas al río y los ghats estaban todos sumergidos, por lo que nos iban a ofrecer otras alternativas. Mi santo y yo dijimos que nos quedábamos allí; Varanasi es una ciudad a la que le teníamos muchas ganas y, aunque no pudiésemos ver los ghats, al menos veríamos el ambiente.
Durante el trayecto en furgoneta no daba crédito, no hacíamos más que pasar por calles llenas de escombros; todo tenía con diferencia mucha peor pinta que lo que habíamos visto hasta ahora, parecía que acababan de bombardear aquello. El señor que nos acompañaba nos explicó que en ese barrio todos los vecinos habían ampliado sus casas “robándole a la acera un metroy que el gobierno los había obligado a derrumbar lo construido ilegalmente, así que esa era la causa del aspecto horrible que tenía todo; cobraba sentido que en cada casa hubiese gente con cincel y martillo derribando muros.
image

01 enero 2014

Khajuraho y sus templos

Cuando llegamos al hotel de Khajuraho nos esperaba un guía mientras nos acompañaba al hotel,  nos ofreció una excursión para el día siguiente muy temprano para ver las Cataratas de Raneh. El precio era 25 € cada uno e íbamos en un todoterreno abierto. A los cuatro nos pareció bien y aceptamos. Después volveríamos a desayunar al hotel y a ducharnos (lo del calor húmedo hace que cada vez que pases por el hotel te duches) y ya a visitar los Templos de Khajuraho.