09 septiembre 2012

Escapada a las Islas Maltesas III: La Valletta, Tarxien, Marsaxlokk, Vittoriosa, Mdina y Rabat


LA VALLETTA, TARXIEN, MARSAXLOKK Y VITTORIOSA
Hoy tocaba a primera hora La Valetta, pues había sitios como la Concatedral que por su horario de apertura aÚn no habíamos visto. Nos levantamos tempranito para evitar el calor, pero eso en Malta no es posible, creo que si sales a las cinco de la mañana igualmente te asas. Los buses que van de Sliema a La Valletta son los 12, 13 y 14. Cogimos el que llegó antes y al rato estábamos bajándonos en nuestra ya superconocida Fuente del Tritón. Avanzamos por la Republic Street y llegamos a nuestro destino. La entrada a la St John´s Co-catedral cuesta 6 € y entra una audioguía en español muy completa; no se puede entrar con escotes ni pantalón o falda corta, pero a la entrada te prestan una falda y una especie de minichal para los hombros de los que tuve que hacer uso por ir indecentemente vestida ;)
El horario de visita os lo pongo porque es un poco raro: de lunes a viernes de 9:30 a 12:30 y de 13:30 a 14:15, sábados de 9:30 a 12:30. LA última visita tiene que ser media hora antes de la hora de cierre. Si visitáis La Valletta por la tarde no podréis entrar.
Fue consagrada en 1578 y diseñada por Gerolomo Cassar; se alza sobre la Valletta como una gran fortaleza sobria y austera; sin embargo, cuando entras, la simplicidad exterior se transforma en un lujo deslumbrante. En su origen era también austero, pero fue remodelada en 1660 a manos del artista Mattia Preti, que llegó de Nápoles y se hizo cargo de la mayor parte de los trabajos de las islas. La obra maestra de Pretti es el techo abovedado de la nave central, en el que se representan diferentes momentos de la vida de San Juan Bautista. El pavimento de mármol multicolor está cubierta de lápidas bajo las que yacen los cuerpos de 400 caballeros; cada una está decorada con el escudo de armas de la familia. Las paredes están esculpidas con intrincadas flores y filigranas no dejando ni un hueco sin decorar. A los lados de la nave central están las Capilla de las Langues. Las langues rivalizaban entre sí para crear la capilla más suntuosa. A la izquierda están la Capilla de la Lengua de Alemania, la Capilla de la Lengua de Italia, la Capilla de la Lengua de Francia y la Capilla de la Lengua de Provenza. A la derecha la Capilla de la Lengua de Castilla, León y Portugal, la Capilla de la Lengua de Aragón, la Capilla de la Lengua de Auvernia y la Capilla de la Lengua Anglo–Bávara. El altar mayor, del siglo XVII, es de oro, plata y bronce y piedras preciosas de diferentes colores.
Importación
1

El Oratorio fue construido como lugar para la devoción privada. Hoy expone en su interior pinturas de Caravaggio. El retablo representa la Decapitaciónn de San Juan Bautista, su obra maestra.
Caravaggio tiene una historia un tanto peculiar; cuando llegó a Malta su cabeza tenía precio, pues había matado a un hombre en una reyerta. A pesar de ello el gran maestre del momento le nombró caballero; poco después de acabar el retablo de la decapitación volvió a las andadas e hirió a otro caballero, por lo que fue recluido en prisión, de donde huyó. El título le fue retirado y fue condenado como “miembro vil y corrupto”.
mwm01245
Se visita también el Museo Catedralicio que tiene una buena colección de arte sacro, libros de los siglos XV y XVI y una impresionante galería de tapices inspirados en bocetos de Poussin y Rubens. La verdad que los 6 € de la entrada se invierten bien, estás buena parte de la mañana dentro de la catedral. Ya al final aligeré porque hacía mucha calor y mi modelito prestado no ayudaba mucho.
Vistas desde el Museo Catedralicio
Importación
2
Algo más delante de la Concatedral está el Palacio de los Grande Maestres, nuestra siguiente parada; se construyó entre 1573 y 1578 por el mismo arquitecto que la concatedral, Gerolomo Cassar. Actualmente es la sede de la presidencia y del parlamento maltes, pero durante más de 200 años fue la residencia del gran maestre, jefe supremo de los caballeros de la Orden de San Juan; aquí recibía a las delegaciones y visitas ilustres y se visitan las dependencias donde los atendía. En las antiguas caballerizas está la Armería, una enorme e impresionante colección de más de 5.000 piezas entre armaduras, cañones, armas de fuego, ballestas, picas e infinidad de artefactos para defenderse del enemigo. Merece mucho la pena.
Importación 2
Importación
1
Al entrar en el palacio lo primero que ves es el Patio de Neptuno, en el que hay una estatua del escultor Giambognola que le da nombre; en la primera planta destacan los Corredores de los Caballeros, con retratos y armaduras de los grandes maestres. Se visitan también la Sala del Consejo Supremo, Comedor del Estado, Sala del Embajador, etc.
Importación
1
Al salir decidimos llegar hasta el final de la Valletta donde está el Fuerte San Elmo, que no lo habíamos visto aún. Se levantó en 1552 y fue el símbolo de la resistencia maltesa durante el gran asedio de 1565 siendo destruido por completo y más tarde reconstruido. Actualmente es la sede de la Academia de la Policía Maltesa.
Callejeando hasta el Fuerte St. Elmo
Importación
3
Importación
10
Importación
11
Importación
5
Importación
12
Importación
7
Importación
8
Importación 6
Ya hacía una calor bastante considerable y teníamos que volver a la Fuente del Tritón a coger un bus para ir a ver los templos de Tarxien, así que en vez de desandar lo andado, pillamos un minibus que nos llevó de una punta de la Valletta a la otra. Una vez allí de nuevo bus para ir a Tarxien, un pueblo en el que lo más destacado son los templos megalíticos. Nos pasamos la parada, le preguntamos al chofer y nos dijo que sí, que teníamos que volvernos ¡qué bien! Con los cuarentaytantos grados que están cayendo, un paseito hacia atrás, mola!
Es un conjunto de tres templos que se construyeron entre los años 3.600 y 2.500 a.C. de forma consecutiva; se han hallado enormes figuras femeninas y relieves en forma de espiral y de animales. Se ofrecían sacrificios de toros, ovejas y cabras y también era posible consultar el oráculo. En el Museo de La Valletta se pueden observar los frisos con relieves de toros, ovejas y cerdos. Muy interesante, lástima que estén rodeados de viviendas y solares ruinosos que le quitan bastante espectacularidad, aun así merecen mucho la pena; al salir escribí en el libro de visitas y vi estupefacta que unos paisanos españoles habían dejado escrito que “eran cuatro piedras mal puestas”, en fin, realmente flipo con el personal.
Importación
3
Importación
4
Volvemos a la parada del bus porque yo tenía mucho interés en visitar Marsaxlokk, un pueblo pesquero cuyo nombre deriva de la palabra árabes “marsa”=puerto y de la palabra maltesa “xiokk”=viento del sureste. Es el segundo puerto natural más grande de Malta; es pintoresco por tener el puerto lleno de unas barcas multicolores llamadas “luzzus”, cuyo diseño parece que es fenicio. En sus proas están dibujados los ojos de Osiris, tradicional talismán contra los males del mar. Dimos un paseo por allí y nos tomamos una cerveza. Cuando llegamos el mercadillo había terminado. A mí sí me gustó, pero mi santo decía que no era para tanto y que no merecía la pena el montón de tiempo que nos habíamos tirado en la parada esperando el bus.
Importación
5
Importación
6
Decidimos volver a La Valleta para desde allí ir a Vittoriosa y así hicimos; de nuevo nos dimos un buen paseo por la isla en bus. Los buses que salen de La Valletta para Vittoriosa son los 1, 4 y 6.
Vittoriosa es una de las llamadas  “Tres Ciudades”, situadas a 5 kms. al sureste de la Valletta; se conocen en su conjunto con el nombre de “The Cottonera”, nombre debido al gran maestre Nicolás Cottoner que mandó construir sus defensas. Las tres ciudades son Vittoriosa (antigua Birgu), Senglea (antigua L-Isla) y Conspicua (antigua Bormla). Vittoriosa y Senglea están situadas sobre grandes penínsulas rocosas que sobresalen del Gran Puerto.  Vittoriosa destaca sobre las otras dos por su casco urbano y sus estrechas calles de origen medieval, en las que está muy presente la huella de la historia y de los caballeros de la Orden de San Juan. En la punta del promontorio que ocupa se encuentra el fuerte St. Angelo, la fortificación más antigua de las islas. Es considerada la cuna de la historia maltesa, pues desde los fenicios hasta los británicos usaron sus defensas.
Importación
2
Importación
3
Importación
4
Importación
3
Al llegar nos fuimos corriendo al Palacio del Inquisidor, a ver si daba tiempo visitarlo, pero nos tocó un señor un poco malafollá que nos dijo que ya no se podía entrar, pues nada… otra vez será. Nos fuimos a callejear y se ve que iban a ser algún tipo de fiestas patronales o algo así porque estaban todas las calles decoradas con guirnaldas verdes y peanas de madera aglomerada policromada con santos encima que daban un aspecto entre kitsch y almodovariano a las calles y plazas, una estampa muy curiosa que me tenía fascinada; pasamos por  una iglesia en la que estaban dando misa y estaba abarrotada, la práctica de la religión en Malta es muy llamativa, ya había oído que era un pueblo muy creyente, y lo es, y también practicante, doy fe.
Importación
7
Importación
1
Importación
5
Importación 8
Importación
7
Nos llamó mucho la atención una calle muy arreglada y limpia, la calle Tramuntana, así que decidimos recorrerla. El número 11 es una antigua casa normanda, excelentemente reconstruida por su dueño, un señor muy amable con el que dialogamos un buen rato y que nos contó la historia de la vivienda. Muy recomendable. En las calles había placas del ayuntamiento agradeciendo a los vecinos que las tuviesen tan cuidadas, un estupendo ejemplo colaboración ciudadana.
Importación
1
Seguimos callejeando; pasamos por Vittoriosa Square y fuimos en dirección el Fuerte St. Angelo, que en la antigüedad fue un templo dedicado a Astarté, los griegos lo dedicaron a Hera y los romanos a Juno. En el siglo XVI fue residencia de los grandes maestres de la Orden y después se convirtió en prisión. Actualmente es un sitio para pasear.
Vistas desde el Fuerte St. Angelo
Importación
2
A la vuelta pasamos por la Iglesia de San Lorenzo, una de las más antiguas de Malta, desde donde se llega pasando por un arco al puerto deportivo, con unas vistas privilegiadas de Senglea. En el puerto había desde embarcaciones modestas, como los coloridos luzzus, a yates impresionantes que hasta tenían personal de seguridad vigilando para que nadie se colara. Vittoriosa ha sido uno de los sitios que más nos ha gustado de Malta. Importación
4
Importación
5
Importación
6
Yo había leído que había un Hard Rock Café en La Valletta y se me antojó ir, así que decidimos volver a Sliema y después a la Valletta a cenar, mala idea!!
Hicimos eso, con lo que conlleva de trayectos en bus y no fuimos capaces de dar con el dichoso Hard Rock, no sé si que está en un callejón recóndito o que no existe. Tras muchas vueltas que al menos nos sirvieron para pasear por una desierta Valleta por la noche, decidimos volver a Sliema, que otra cosa no tendrá, pero ambiente nocturno todo el que quieras. Cenamos en el Paseo Marítimo y nos fuimos al hotel a hacer las maletas, que al día siguiente tocaba dejar el hotel.
MDINA, RABAT Y VUELTA A CASA
Nuestro avión salía a eso de las 20:00 horas, con lo cual podíamos aprovechar toda la mañana y parte de la tarde. Nos quedaba por ver Mdina y Rabat y pensamos en las distintas opciones que teníamos para no ir tirando de la maleta. Una era dejarlas en el hotel y a la vuelta ir a Sliema, recogerlas y al aeropuerto, o bien, ir al aeropuerto temprano, dejarlas en consigna y solo preocuparnos de volver desde donde estuviésemos al aeropuerto. Nos decidimos por la segunda de las opciones, así que muy tempranito cogimos el bus hasta el aeropuerto. Dejamos las maletas en la consigna, que está al lado de los mostradores de facturación. Pagas por bulto y por horas. Te dan un ticket con la hora a las que las has dejado y cuando la recoges te calculan el precio. Una vez liberados cogimos el BUS 201 destino Rabat. La carretera es perra, vas dado botes buena parte del trayecto, muy entretenido el viaje, jeje y pasa por los acantilados Dingli, con lo cual las vistas son estupendas.
Llegamos a Rabat y el bus te deja justo en la Puerta de los Griegos uno de los accesos a Mdina. Mdina y Rabat están separadas por una muralla; antiguamente formaban parte del mismo asentamiento, pero los árabes la amurallaron para convertirla en una ciudad fortificada, de manera que Mdina es la ciudad que está dentro de la muralla y que continúa siendo una ciudad anclada en el pasado, mientras que Rabat ha crecido hasta convertirse en una ciudad más moderna, aunque tiene monumentos de interés como el Museo de la Domus Romana, las Catacumbas de San Pablo y las de Santa Ágata o la gruta de San Pablo.
Lo primero que hicimos por cercanía es irnos a la Domus Romana; es un museo ubicado en una antigua domus que conserva magníficos mosaicos y restos arqueológicos y piezas encontradas allí mismo.
Importación
10
Una vez acabada la visita nos dirigimos a las Catacumbas de San Pablo, aunque de camino nos encontramos con la Gruta de San Pablo, lugar donde se supone que predicó el evangelio el apóstol tras un naufragio y que es sitio de peregrinación. Yo no entré porque había que ponerse, si ibas indecente, unos trapos que había en la entrada que no tenían pinta de muy aseados, así que entre eso y el calor decidí esperar a que mi santo, que sí bajó, volviese de las entrañas de la tierra y me dijese si merecía la pena. Al rato vuelve y me cuenta que es una cueva pelá y mondá con un tipo bastante maloliente que te cuenta un poco la historia de aquello, así que decidí no bajar. Seguimos y llegamos a las catacumbas. Entramos en la recepción y nos dan una audioguía en español, sólo tienes que dejar un DNI como depósito. Es un cementerio subterráneo conectado por un laberinto de salas y  corredores y alberga más de 1.400 tumbas. Las escaleras por la que se baja desembocan en un amplio vestíbulo  desde donde salen corredores en todas direcciones. Hay capillas, mesas y bancos tallados en la piedra que debieron servir para los rituales funerarios. Hay distintos tipos de tumbas, desde las simples a otras más complejas con columnas, que eran colectivas. Hay cámaras muy curiosas con relieves de las profesiones de los enterrados allí.
Importación
12
Al terminar la visita nos volvimos para llegar a la muralla y encontrar la puerta principal de acceso a Mdina y adentrarnos en ella. Mdina es conocida en Malta como la “Ciudad del Silencio”, pues el tráfico está muy restringido y salvo por los turistas es una delicia pasear por sus calles. La muralla es imponente y tiene foso y varias puertas. Nosotros entramos por la más monumental, la Main Gate, de estilo barroco.
Importación
11
Una vez atravesada la puerta a mano izquierda está la Torre del Estandarte, actual oficina de turismo, en la que entramos y nos dieron un planito y aprovechamos para fotografiarnos con un Caballero de la Orden que estaba por allí dentro J
Importación
15
Importación
16
A mano derecha tras cruzar la puerta está el Palacio de Vilhena del siglo XVIII que hoy en día acoge al Museo de Historia Natural. Como entraba en la Heritage Pass decidimos echarle un vistazo y bueno, aunque por fuera es bastante impresionante el edificio por dentro no es nada del otro jueves y el museo está bastante anticuado, es curioso, pero poco más; a falta de impresionantes esqueletos de dinosaurios tienen unos cuantos de perro, avestruz, etc., jeje, algo es algo.
Importación
17
Importación
18
A partir de ahí nos dedicamos a perdernos por las calles sin echar mucha cuenta del plano.
Importación
19
Importación
20
Importación
22
Importación
23
Importación
25
Importación
26
Importación
27
Pasamos por la iglesia de St. Paul de estilo barroco en la que pudimos observar los dos relojes típicos de las fachadas de las iglesias maltesas; ponían dos relojes, el de la derecha con la hora real y el de la izquierda con una hora equivocada para cuando pasara el demonio, que al parecer tenía tendencia a mirar a la izquierda, se equivocase y no supiese la hora real de la misa.
Importación
21
Nos dimos un buen paseo hasta llegar a Bastion Square, desde donde hay unas estupendas vistas de toda la isla.
Importación
24
Buscamos un sitio para comer y dimos con el famoso Fontanella Tea Gardens con unas muy buenas vistas, aunque las mesas exteriores que estaban a la sombra estaban ocupadas, y al sol no era cuestión de ponerse, así que estuvimos en una zona interior. Puedes comer un sandwich, platos de pasta, ensaladas y tartas y a unos precios que no me parecieron caros. Comí yo sola porque mi santo seguía con su virus, y el cuerpo solo le dejaba comer un día sí y otro no, y hoy no tocaba.
Después volvimos a callejear ya en dirección Rabat y salimos por la llamada Puerta Griega, llamada así por la comunidad griega que se asentó en las inmediaciones de la misma. Cogimos el bus dirección aeropuerto y de nuevo nos dimos el paseo por la carretera mala y pasamos por Dingli, un buen final para muestra escapada maltesa, aunque nos pasó algo raro: llegó un momento que solo íbamos en el bus mi santo y yo; el chofer se desvía y para el bus en una explanada donde había otros buses, una especie de aparcamiento de autobuses. Se baja y nos deja allí dentro, nos preguntamos qué pasa; vemos que vuelve con otro tipo y abren un portalón que parece que da al motor; se ponen a trastear y pasan al menos 10 minutos; mi santo se dirige al chofer y le pregunta si hay algún problema, que nosotros tenemos que coger un vuelo; el tipo, bastante malange lo mira, se encoge de hombros y no contesta; siguen trasteando y al rato entra y nos pregunta si los dos vamos al aeropuerto, pues sí oiga! En fin, el tipo cierra el bus y nos lleva a toda leche al aeropuerto sin hacer ninguna parada. Por fin llegamos.
Recogimos nuestras maletas (sorry no recuerdo el precio) y aunque salimos con algo de retraso, llegamos a Sevilla en hora, estos de ryanair meten el turbo que no veas.
CONCLUSIONES
Una vez acabado el viaje aconsejamos  no ir a Malta en verano, si podéis elegir otra fecha mejor; no es que te mueras del calor, pero hace mucha, y hay humedad, así que te pasas el día sudando.
Malta es un destino para una escapada de 4 o 5 días, todo lo que hay que ver se abarca en ese tiempo sin problemas. El resto de la isla que no son las ciudades monumentales nos ha parecido bastante cutre. Ojo! No decimos que no merezca la pena, todo lo contrario, los paisajes, la Valleta, Mdina, Gozo, Vittoriosa son sitios preciosos, pero sí es cierto que saliendo de ese entorno todo es bastante feo.
Se puede viajar en bus, aunque las esperas son largas y muchas veces los horarios no se cumplen, así que paciencia y un abrigo, dentro de los buses hace un frío que pela.
No sabemos por qué extraña razón en  una de las paradas de autobuses había cada vez que pasábamos una concentración de mínimo 25 choferes allí sentados, algunos los veíamos por la mañana y cuando volvíamos por la tarde allí seguían.
La religiosidad es muy acusada en toda la isla, es muy llamativo lo creyentes y practicantes que son.
Los templos megalíticos merecen muchísimo la pena, son espectaculares, uno de los grandes atractivos de las islas. No olvidar antes de confirmar vuelos que haya entradas para el Hypogeum, así no os pasará como a nosotros.
En Malta está la fábrica de Playmobil y se puede visitar, yo me he quedado con las ganas, anotadlo si de pequeños jugabais con ellos, puede ser curioso.
MALTA PLATÓ DE CINE
Malta ha servido en muchísimas ocasiones de escenario a películas y series. A finales de los setenta fue escenario de grandes superproducciones como “Fuerza 10 de Navarone” de Guy Hamilton, “El expreso de media noche” de Alan Parker y “Popeye”, de Roblert Alman (de esta última aún queda el decorado, un poblado llamado Popeye Village, que se visita y en el que hay espectáculos).
En los años 80 se rodaron “Eric el vikingo” de Terry Jones, “Duelo de titanes” de Desmond Davis y “Nunca digas nunca jamás” de la saga de James Bond.
También se han rodado “Gladiator” de Riydley Scott, “Asterix y Obelix: mision Cleopatra” de Alain Chabat y “Barridos por la marea” de Guy Ritchie. Fue escenario de “Troya”  del Wolfgang Petersen  y Oliver Stone rodó “Alexander” en el Fuerte St. Elmo. 
En Comino se rodaron muchas escenas de “El conde de Montecristo”.
Alejandro Amenabar rodó aquí su película “Ágora” 
De la serie Juego de Tronos se han rodado varias escenas: la boda de Daenerys Targaryen con Khal Drogo en la Azzure Window; las calles de Desembarco del Rey son las calles de Mdina, y la puerta de la ciudad sale cuando Ned Stark llega; el Fuerte St. Angelo en Vittoriosa es donde Arya persigue a un gato; el monasterio St. Dominic es plató de la escena en la que Ned Stark se enfrenta a Cersei Lanninster en el bosque de los dioses; por último la Fortaleza Roja en Desembarco del Rey incluye varias localizaciones, entre ellas la residencia del presidente de Malta y las puertas del Fuerte Ricasoli.

Otro relatos #postamigos
Image and video hosting by TinyPic

34 comentarios:

  1. Pues un estupendo final de la escapada.
    Me ha hecho gracia lo de que ibas indecentemente vestida. A Cintia le pasó eso en Ta Pinu (en Gozo) que por llevar pantalones cortos (y eso que yo también los llevaba) le hicieron taparse con un mantón... y no entendía por qué a mí no me dijeron nada.
    El Palacio de los Grandes Maestres me quedé con ganas de visitarlo y ahora viendo tu opinión sé que me hubiera gustado.
    Para mí, lo mejor de Malta, los templos megáliticos. ¡Son una pasada!
    Un besote ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El calor de Malta es como para ir con mucha ropa!! jajaja, total, mientras me presten el modelito yo encantada, en el Vaticano te tienes que buscar la vida para taparte. El palacio es chulo sí y encima entraba en la Heritage Pass. Totalmente de acuerdo, los templos me han dejado alucinada, y eso que no he entrado al Hypogeum. Un besote y gracias por tu visita ;-)

      Eliminar
  2. Hola muchacha!!!

    Bueno, bueno... pues parece que llegamos al final del viaje.

    Como siempre, la información que ofreces, excelente, y las fotos muy ilustrativas, como nso tienes acostumbrados.

    Me estás poniendo los dientes largos y me voy a plantear seriamente conocer el país.

    En fín, ya acudiré a tu sabiduría y experiencia cuando me decida. No lo dudes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio, cuando decidas ir, ya sabes, aquí estoy, eso sí, ve en semana santa si no te quieres derretir. Muchas gracias por tus halagos y por pasar por aquí. Un saludito ;-)

      Eliminar
  3. Tengo que felicitarte la entrada tan estupenda que has hecho sobre Malta. Tengo muchas ganas de ir a esta isla. A ver si toca pronto!! Por cierto, no estaría mal que nos enlazarnos en nuestros respectivos blogrolls ,si te parece apropiado claro!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran! pues claro que nos enlazamos, jeje. Malta es un destino perfecto para cuatro o cinco días, así que si pillas alguna oferta no te lo pienses. Muchas gracias por pasar por aquí y por tu comentario. Ahora mismo te agrego al blogroll :-D

      Eliminar
  4. Muy buen reportaje de estas ciudades de Malta. Unas tienen magníficos monumentos, otras puertos marineros muy bellos y otras unas calles muy interesantes llenas de monumentos barrocos. Nos muestras una Malta que invita ser visitada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cinquentones! la verdad es que Malta es muy fotogénica, sus balcones, sus calles y sus rincones están ahí esperando ser fotografiados. Muchas gracias por pasar por aquí y me alegra que os den ganas de visitar Malta. Un beso.

      Eliminar
  5. Teng muchísimas ganas de ir para allá y cuando veo las calles como las de la Vittoriosa todavía me entran más, qué preciosidad. Anda que ir indecentemente vestida a una iglesia...jejejejeje. A mí seguro que también me hubiera pasado, creo que siempre me ha tocado disfrazarme en todas las iglesias, templos budistas o mezquitas que he visitado!!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Baby creo que Mdina, Vittoriosa y Gozo son de los sitios que te gustarían por el aire medieval que tienen. Lo de la indecencia no es más que exigencias de las calores maltesas, jajaja. En Estambul tienes que ponerte velo para entrar a las mezquitas, ahí llevaba un pañuelo mío, pasaba de ponerme en la cara uno de esos prestados y mugrientos :-D
      Un abrazo y gracias por pasar por aquí.

      Eliminar
  6. Joer lo que os han cundido los días, parece que habeis estado un mes!!! El cuadro de mi querido Caravaggio me ha tocado la fibra. Iría a Malta solo por él...
    Qué ojo tan fantástico tienes para captar imágenes tan bellas, lo tuyo es un don nena
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz! no creas que hemos aprovechado tanto el tiempo, al movernos en bus hemos perdido bastante y nos han quedado por ver algunas cosas que no quería dejar de visitar, pero bueno, eso es casi inevitable en todos los destinos. El cuadro de Caravaggio es impresionante e imponente, merece muchísimo la pena. EN cuanto a las fotos el mérito no es mío, Malta es muy fotogénica, jeje. Un besazo guapísima y muchas gracias por pasar por aquí!

      Eliminar
  7. Precioso.como siempre he pasado un buen rato leyendo el relato y viendo las fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Encarni, un placer que paséis por aquí y que os gusten los relatos y las fotos. Un beso!

      Eliminar
  8. Terminado el relato de vuestro viaje a Malta, te diré que me parece un destino magnífico, como en general las islas del Mediterráneo. La mezcolanza cultural de Malta le da un gran atractivo, no sólo en cuanto a las posibles visitas que pueden hacerse, también por lo que queda en sus calles y sus gentes. Ese fervor religioso, esa vida que transcurre por sus callejuelas... definitivamente, me ha gustado. También yo soy admiradora de Caravaggio... dejo obras repartidas por todas partes, la de San Juan Bautista, es preciosa. Ni idea de que estuviera por allí. Te ha quedado todo un reportaje sobre Malta precioso y una auténtica guía para futuros viajeros. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arundathi! la verdad es que callejear por Mdina, Gozo o Vittoriosa es una delicia, normalmente no están especialmente transitadas, así que se respira tranquilidad; el tráfico rodado también es casi nulo, con esas calles estreehas con escaleras es comprensible...hay muchos detalles que llaman la atención: las imágenes religiosas que adornan casi todas las puertas, tiendas tradicionales, etc. como has apuntado todo muy mediterráneo y eso siempre para los enamorados de estos destino es un acierto. La Decapitación de San Juan Bautista sobrecoge al contemplarla, indispensable entrar a verlo si vas a Malta. Te agradezco mucho tus palabras y tu visita. Un beso muy grande :-)

      Eliminar
  9. Me encantan las vistas desde los fuertes St. Elmo y St. Angelo! Qué mar más azul!! Por cierto me ha parecido muy curioso el cartel del ayuntamiento agradeciendo a los vecinos que cuiden bien sus calles, si es que no cuesta nada ser agradecido y amable!! Así da gusto!! jejeje.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kiana, si los ayuntamientos se implicaran un poco más con las asociaciones de vecinos y reconociera la labor que en muchos casos realizan desinteresamente, estoy segura que todo sería mejor de lo que es; me gustaron los carteles del ayuntamiento, un detalle sencillo pero que anima a los vecinos a tener su calle y sus fachadas en perfecto estado, a ver si aprenden los de aquí. Gracias por pasar por aquí y dejar tu comentario ;-)

      Eliminar
  10. Me ha encantado!!! Para mi ha sido una escapada super aprovechada, en la que habéis visitado un montón de cosas, y a juzgar por las fotos, hay lugares geniales y preciosos. Le tengo muchas ganas al destino, y tus 3 relatos serán, el día que vaya, mi mejor guia, aunque procuraré no ir "indecentemente" vestida jajaja. Me encanta leerte, y lo bien que expresas todo.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mafalda seguro que con esos chollos que encuentras vas dentro de poco. Aunque tus planes sean ahora otros...no sé por qué, te veo por allí a corto plazo, conociéndote no creo que te resistas a una buena oferta, jajaja, Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Un besote guapa!!

      Eliminar
  11. Genial tu viaje como siempre, con mucha historia y muchos datos. Tome nota para cuando le toque a Malta.

    Besos. Cati.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cati, a pesar de haber sido solo una escapada ha estado bien aprovechada, aunque tengo mono de un viaje largo :), a ver cuando toca. Me alegra que te haya gustado, muchas gracias por pasar por aquí y hacérmelo saber. Un beso :)

      Eliminar
  12. Anda que ir indecentemente vestida, ya te vale, jajaja. Me encanta Malta, quiero ir, quiero ir, quiero ir!!! Sacásteis unas fotos preciosas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Artabia indecente del todo no iba, jajaja, total, mientras te presten el modelito no hay problema ;). Para Malta suele haber buenas ofertas, mira de vez en cuando y ya verás como estás allí en nada. Un besote y gracias por pasar por aquí y dejar tu comentario.

      Eliminar
  13. Hola Caliope,

    Felicidades por los posts de Malta y las fotos que son geniales.

    Como bien dices es un buen destino para 4 o 5 días y como el tiempo en general es más o menos bueno todo el año, es un destino que se puede ir en invierno evitando el calor y la masificación del verano y además, consiguiendo mejores precios al ser temporada baja.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Victor, a mí los precios me han salido bien, pero desde luego si volviese a ir iría en la fecha que fuísteis vosotros, sin dudarlo. Gracias por tu visita y me alegra mucho que te haya gustado. Un abrazo y te sigo en tu aventura por Indonesia.

      Eliminar
  14. Aurelio Sánchez Mariscal12 de septiembre de 2012, 5:43

    Precioso relato y magnificas fotografias, parece encontrarse uno en esos sitios tan bonitos. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te gusten las entradas. Muchísimas gracias por tu visita y tu comentario. Un beso suegro!

      Eliminar
  15. Me ha enamorado la mención a mi figura favorita en el mundo del arte, el gran Caravaggio.

    Malta, tan cerca y a la vez tan distinta, tan medieval, tan auténtica. Me gustaría volver, he estado dos días (dos paradas de dos cruceros distintos) y fue hace muchos años, todavía no había euros!!!!!!

    Jesús Martínez
    Vero4travel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesús! Tienes razón, Malta es mediterránea, con algunas similitudes con nosotros, pero a la vez muy distinta, está un poco anclada en el tiempo y eso le da autenticidad. El cuadro de Caravaggio es una maravilla. Muchas gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  16. Hermoso relato y las imágenes. No hay nada más lindo que viajar, cada país y cada lugar es un mundo! Me encantó tu blog.

    http://ezequieltoscani.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ezequiel, cirto que nada mejor que viajar y conocer mundo, bienvenido y un saludito!

      Eliminar
  17. Son impresionantes sus imágenes tomadas, me ha encantado cada de ellas mas aun las tomadas en la catedral, los grabados que ahí se encuentran son de un valor incalculable. Que continúen los viajes. Éxitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, realmente merece la pena conocer Malta y todos sus monumentos. Un saludito.

      Eliminar

Deja aquí tu comentario. Gracias