29 febrero 2012

VALENCIA. Febrero 2012.


Del 17 al 20 de febrero hemos hecho una escapada a Valencia, una ciudad a la que teníamos ganas de ir. Aprovechando las fiestas de los Carnavales de Cádiz pudimos irnos un viernes para volver un lunes, con lo cual el billete de avión Sevilla-Valencia con Ryanair nos costó 21 € a cada uno todos los gastos incluidos, como para no ir!
La excusa era un evento relacionado con la profesión de mi santo, que era el domingo. Aparte nos dedicamos a visitar a la parte de mi familia que vive allí, así que nos quedó poco tiempo para patear la ciudad, pero bueno, nos ha servido para un primer acercamiento a Valencia.
El alojamiento, como siempre, lo buscamos por Internet y dimos con una cadena de hoteles-apartamentos Valencia Flats, que están muy bien, modernitos y bien de precio, 57 € la noche. Hay varios por toda la ciudad, nosotros escogimos el 50Flats, situado en la calle Espinosa, cerca de la parada  de metro Ángel Guimerá.
DSC00735_bis


DSC00734_bis
DSC00736_bis
DSC00737_bis
Llegamos el viernes temprano y puntuales al aeropuerto y pillamos metro hasta el apartamento. El check-in no se hace hasta las 16:00 pero como tenían apartamento libre nos dieron uno. Soltamos la maleta y a la calle. Nos fuimos paseando y el primer sitio que encontramos que nos sonaba de haberlo visto en las guías fue el Mercado Central al que entramos por un puerta trasera;  es un magnífico edificio modernista inaugurado en 1928; tiene 8.000 metros cuadrados y el centro del edificio está cubierto por una gran cúpula muy bonita, decorada con cerámica valenciana. Tiene casi mil puestos (más concretamente 959) distribuidos a lo largo de calles rectas atravesadas por dos vías más anchas y de todos los mercados que he visto, éste es uno de los más bonitos, ordenado y amplio. Tiene en su tejado dos veletas, una con un pescado y otra con una cotorra.
Trasera del Mercado Central, al lado la Iglesia de los Santos Juanes
P1010233_bis
Entrada trasera al mercado Central
P1010234_bis

Lateral Iglesia de los Santos Juanes
P1010246_bis
Veleta
P1010269_bis
Interior
DSC00742_bIS
P1010242_bis
P1010237_bisbis
P1010243_bis
P1010244_bis
Salimos y pusimos rumbo a la Plaza del Mercado, que estaba allí al lado y que es donde da la fachada principal  del Mercado Central, cuya espectacularidad hace que sea uno de los atractivos de la Plaza del Mercado, junto a la Iglesia de los Santos Juanes y a la Lonja de los Mercaderes. Esta plaza ha sido cementerio islámico, zona de extramuros en el siglo XIV, patíbulo para ajusticiar a los condenados desde el siglo XV a la regencia de Mª Cristina y escenario de corridas de toros Es pues uno de los focos históricos y monumentales de Valencia.
Entrada principal del Mercado Central
P1010257_bis
Typical spanish
P1010248_bis
P1010249_bis
P1010251_bis
La Lonja de los Mercaderes o de la Seda es el edificio, podríamos decir, más representativo de la ciudad, por su belleza y por su significado histórico. Es uno de los más notables ejemplos de gótico civil a nivel europeo. Surge como resultado de la riqueza y el esplendor alcanzados por la oligarquía mercantil, que en el siglo XV vivía en Valencia, la ciudad más poblada de España por aquel entonces. A iniciativa del Consejo General de la Ciudad se empieza construir en 1483, pues no tenían un edificio donde realizar las transacciones comerciales. Sus arquitectos fueron Pere Compte y Joan Ibarra y las obras duraron 15 años. Tanto en las gárgolas, como en las arquivoltas y parteluces se pueden observar un gran número de esculturas de carácter naturalista que muestran animales, monstruos, seres fantásticos, figuras humanas, etc.; hay muchas escenas muy irreverentes de índole sexual e incluso escatológica. Llegamos y nos ofrecieron la posibilidad de hacer una visita guiada de unos 20 minutos que iba a comenzar en un rato y decidimos hacerla. Nos tocó una guía muy buena que lo explicó todo muy bien, sin detalles aburridos pero sí con la información más interesante, recomiendo la visita guiada. Mientras, nos quedamos admirando y fotografiando la Sala de Contratación, que es el espacio que hay nada más acceder a la Lonja; es un espacio amplísimo con ocho preciosas columnas helicoidales que sustentan una bóveda de crucería en las que aun se pueden observar restos de la policromía original. De ahí nos pasaron al Consulado del Mar, donde se reunían los cónsules comerciales para tratar asuntos mercantiles y marítimos. Pasamos al Patio de los Naranjos y por una escalera monumental accedimos a la Cámara Dorada. Al bajar visitamos las Caballerizas, puestas en valor hace poco tiempo.
P1010253_bis
Escudo real
P1010259_bisbis
Detalle de ventana de la Sala de Contratación
DSC00749_BIS
P1010266_bis
DSC00747_BIS
P1010311_bis
DSC00773_BIS
2bis
1bis
DSC00768_BIS
P1010306_bisbis
P1010313_bisbis
Enfrente de la Lonja está la Iglesia de los Santos Juanes de estilo barroco, que estaba cerrada, así que no pudimos entrar.
P1010252_bis
P1010260_bis
P1010263_bis
Una vez acabada la visita salimos a la plaza y fuimos a ver la Plaza Redonda, allí al lado, pero está totalmente en obras, así que nuestro gozo en un pozo, no pudimos verla al estar totalmente vallada.
3bis
Seguimos andando y llegamos a la Plaza de la Reina, donde al fondo se veía la fachada de la Catedral y su imponente torre campanario conocida popularmente como el “Micalet” o Miguelete. La Catedral es del siglo XIII; como otras tantas se construyó sobre una mezquita, que a su vez se había levantado sobre un templo romano dedicado a Diana. No tiene un estilo dominante, observándose elementos románicos, góticos y barrocos; tiene tres portadas: la de la Almoina, que da a la Plaza del mismo nombre, la de los Apóstoles, que da a la Plaza de la Virgen y la de los Hierros que la que está en la Plaza de la Reina.
P1010318_bis
P1010320_bis
Plaza de la Reina con la Catedral y el Micalet
P1010322_bis
4bis
Torre de la Iglesia de Santa Catalina, de estilo barroco
P1010326_bis
Puerta de los Hierros
P1010334_bis
El “Micalet”, como ya hemos dicho, es la torre-campanario de planta octogonal construida entre los siglos XIV Y XV y es de estilo gótico, que contrasta con la portada de los Hierros, de estilo barroco. Un escalera de caracol de 200 peldaños te sube a su azotea, pero como es la hora de comer lo dejamos para mañana. Ah, he estado buscando de dónde viene el curioso nombre por el que se conoce a la torre y he visto dos explicaciones: una que es debido a que en su terraza está la campana San Miguel, la principal de las 13 que hay, y otra es que fue bendecida el 29 de septiembre de 1418, día de San Miguel. Si alguien conoce la verdadera que me lo diga. Así salgo de dudas.
Salimos por la puerta de los Hierros y bordeando la catedral llegamos a la Plaza de la Virgen, una plaza bastante sui generis. Lo más llamativo es la portada de los Apóstoles que tiene anexa una arquería de estilo renacentista que corona el ábside de la catedral, una cosa rara, no lo había visto en ninguna parte. Junto a esta puerta de la catedral se reúne todos los jueves desde hace 1.000 años, a las 12:00 en punto, el "Tribunal de las Aguas" o “Tribunal de las Aguas de la Vega de Valencia”, una de las instituciones de justicia más antiguas de Europa declarada en 2009 Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO; está formado por ocho agricultores elegidos democráticamente cada dos años por los regantes de la huerta. Cada jueves se resuelve algún conflicto surgidos por el uso del agua de riego; la sentencia es inmediata y sin posibilidad de apelación. Los miembros del tribunal se sientan en semicírculo y se visten con el blusón típico valenciano. Debe de ser muy curioso de ver, pero al llegar en viernes, otra vez será.
Al lado de la portada y separada por una calle está la Basílica de Nuestra Señora de los Desamparados, unida a la catedral por un pasadizo sustentado por un arco renacentista. Su fachada está en obras, así que está tapada totalmente. El centro de la plaza está ocupado por el monumento al río Turia, en el que un grupo de doncellas vierte a la fuente central el agua que sale de los cántaros y el centro está ocupado por el padre Turia, que tiene en la mano un cuerno de la abundancia. Se inauguró en 1976.
Puerta de los Apóstoles y balaustrada de la girola
P1010364_bis
6bis
P1010359_bis
P1010361_bis
P1010362_bis
DSC00780_BIS
Si se sigue rodeando la catedral, y pasando por debajo del arco que une la catedral con la basílica de la Virgen de los Desamparados se llega a la Plaza de la Almoina, que ha sido remodelada recientemente. Uno de los laterales está ocupado por el Centro Arqueológico de la Almoina, que alberga en su interior importantes restos. Entramos y quedaba poco para el cierre, por lo que decidimos dejarlo para el día siguiente. Otro edificio que destaca en la plaza es la preciosa Casa del Punto del Gancho, con un fondo granate con motivos florales, es de principios del siglo XX y es uno de los primeros edificios modernistas de la ciudad.
Plaza de la Almoina
Cimborrio de la catedral
P1010343_bis
Palacio Arzobispal
P1010344_bis
Maqueta de la Plaza de la Virgen y de la Plaza de la Amoina
5bis
P1010350_bis
P1010349_bis
Puerta de la Almoina
P1010356_bis
Casa del  Punto del Gancho
P1010355_bis
P1010357_bis

Cómo ya teníamos hambre nos retiramos un poco del centro y estuvimos de tapeo; cuando llenamos la panza fuimos al apartamento al apartamento a descansar un rato, que llevábamos desde las cinco de la madrugada en pie.
La tarde y la noche la dedicamos a merendar y cenar con amigos.
El sábado volvimos a dar un paseo por el centro. Subimos a la terraza del Micalet, que ofrece una estupenda panorámica de Valencia. La escalera tiene 200 peldaños y la escalera, como la de todas las torres es de caracol; en un principio pensé no subir, que a mí me dan vértigo esas escaleras, pero como me da rabia perderme siempre las estupendas vistas decidí echarle valor. Para los/las que les pase lo mismo os diré que la escalera en su mayor parte es ancha y no agobia, solamente al final se estrecha un poco la cosa, pero en ningún momento lo pasé mal, bueno, confieso que tuve que hacer una parada porque parece que no estoy muy en forma. Las vistas espectaculares, las fotos hablan por sí solas.
Vistas desde el Micalet de la Plaza de la Reina
P1010365_bis
Destaca la Torre de la Iglesia de Santa Catalina y detrás la Plaza Redonda
DSC00791_BIS
P1010366_bis
La Ciudad de las Artes y las Ciencias al fondo
P1010371_bis
Cubierta de la catedral con el cimborrio
DSC00794_BIS
P1010379_bis
Plaza de la Virgen
P1010375_bis
Vistas con las Torres de Serrano al fondo
P1010372_bis
P1010373_bis
De ahí fuimos al Centro Arqueológico de la Almoina, preguntamos los horarios y como faltaba casi media hora para el siguiente turno, decidimos ir a ver la Torres de los Serranos, que junto a las de Quart, son los vestigios que quedan de las murallas medievales. Volvimos al Centro Arqueológico y entramos. La urbe romana se funda en el 138 a.C.. Los restos están bastante bien conservados y puestos en valor los restos conservados; los paneles explicativos son muy claros y hacen que se pueda interpretar a la perfección lo que estamos viendo. No permiten hacer fotos, pero se pueden ver restos de termas, ninfeo, foro, cardo, decumanus, necrópolis, etc.; también hay restos de época visigoda y vitrinas con objetos pertenecientes a la excavación. Merece la pena dedicarle un rato a la visita de este yacimiento.
Foto de los restos Arqueológicos antes de ser puestos en valor (sacadas de la web http://www.jdiezarnal.com/valencialaalmoina.html)
valencialaalmoina05
valencialaalmoinaplaza04

Como ya llegaba la hora de comer, y habíamos quedado para comer con la familia, pillamos el metro. Por la tarde noche dimos un paseo por el Barrio del Carmen, un barrio típico que guarda aún el sabor del pasado, que conserva muchos comercios tradicionales que conviven con las tiendas de moda y muchos bares y restaurantes de diseño. Muy recomendable este paseo.
El domingo solo teníamos una parte de la mañana libre, pues después debíamos ir al Cabañal para asistir al evento al que iba mi santo. Yo tenía interés en ver el Museo Nacional de Cerámica Gonzalo Martí, ubicado en el Palacio del Marqués de Dos Aguas, así que fuimos para verlo; los domingos es gratuito. Nuevamente nos encontramos la fachada en obras (ya van unas cuantas), aunque han dejado al descubierto la impresionante portada, algo es algo. Es un palacio del siglo XV construido por la familia Rabassa de Perelló. En la portada se observan dos atlantes que vierten agua con dos vasijas en clara alusión al título nobiliario de la familia y a los ríos Turia y Júcar. Arriba una imagen de la Virgen del Rosario rodeada de flores, sirenas y frutos.
P1010321_bis
En la planta baja hay un bonito patio y la sala que ahora alberga los carruajes de la familia, impresionantes.
DSC00857_BIS
DSC00860_BIS
5bis
En la primera planta se visitan las diferentes estancias del palacio que habitaron sus dueños: sala de bailes, comedores, dormitorios, salón chino, salón rojo, etc. En la segunda planta está la exposición de cerámica, ordenada cronológicamente. Destaca los elementos cerámicos arquitectónicos y una recreación de una cocina valenciana. Igualmente es importante la colección de cerámicas de Alcora, Paterna y Manises. La última vitrina contiene cerámica decorada por Picasso. Hay una cúpula muy chula con pinturas de Hipólito Rovira. El museo está muy bien, aunque ya podrían quitar de en medio unos muebles monstruosos con unas pantallas de ordenador, que en su momento debieron de funcionar, pero que ahora lo único que hacen es afear el espacio expositivo. Las vitrinas se ven algo anticuadas, pero lo verdaderamente importante, que es la colección, está muy bien.
DSC00801_BIS
DSC00804_BIS
DSC00807_BIS
DSC00830_BIS
DSC00833_BISDSC00835_BIS
DSC00852_BIS
DSC00838_BIS
DSC00839_BIS
4bis
Al salir pillamos el metro hasta la Playa de las Arenas, para dar un paseo por el Barrio del Cabañal o Cabanyal. Este metro tiene su aquel; hay que bajarse y salir al exterior para proseguir el viaje en un metro de los que van por la superficie; en la parada exterior hay unas máquinas donde volver a picar el billete sin que te cobren pues es transbordo; pero como no las vimos hasta pasados 10 minutos o más desde que llegamos, nos cobraron de nuevo el billete, grrrrr.
El Cabañal es un antiguo barrio marítimo de la costa valenciana, cuyos orígenes se remontan al siglo XIII, época en la que se instaló aquí un grupo de pescadores. A finales del XIX y principios del XX sufrió una transformación urbanística importante. Con la prohibición en 1871 de reparar las antiguas barracas por el riesgo de incendio, los afectados empezaron a construir casas de nueva planta como las que había en los barrios burgueses de Valencia. Imitaron el modernismo y el eclecticismo, usando mucho los azulejos cerámicos para cubrir las fachadas. Junto a las viviendas humildes se construyeron otras de más entidad, que eran las residencias de verano de los burgueses. Además de los descendientes de los primeros pobladores, viven en este barrio artistas e intelectuales y un porcentaje de etnia gitana llegados del Este. Este barrio fue declarado Bien de Interés Cultural, algo bastante paradójico si tenemos en cuenta los planes urbanísticos que pretenden prolongar la Avenida Blasco Ibáñez para conseguir un acceso fácil a la playa. Esto supondría el derribo de más de mil viviendas y dividir en dos un barrio que según la Generalitat Valenciana está protegido. Las autoridades no invierten en la rehabilitación de las casas ni de sus edificios para que el barrio se siga degradando y así tener más argumentos para tirar buena parte de él. Hace unos años se ha creado la plataforma  "Salvem el Cabanyal" que lucha contra los planes de derribo y contra el abandono al que está siendo sometido el barrio.
DSC00861_BIS
DSC00862_BIS
DSC00865_BIS
El lunes por la mañana era nuestro último rato libre antes de volver y decidimos ir a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Antes tuvimos que ir a casa de mis tíos a llevar el equipaje, pues almorzábamos con ellos. Mientras fuimos y volvimos y encontramos cómo llegar se nos hizo algo tarde, por lo que decidimos pasear por el recinto y dejar la visita al Oceanografic, que es lo que nos recomendaba todo el mundo, para otra ocasión.  La Ciudad de las Artes y las Ciencias está construida en el tramo final del cauce del Turia. Es un conjunto de edificios vanguardistas alineados, donde predominan los colores azul y blanco. Componen el conjunto el Hemisférico, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, el Umbráculo, el Palacio de las Artes Reina Sofía, el Puente Azud del Oro, el Ágora y el Ocenográfico y todos, a excepción del último, han sido diseñados por Santiago Calatrava. Por supuesto todo espectacular, pero me jode mucho pensar las veces que el señor arquitecto hizo modificaciones no incluidas en el proyecto inicial, modificaciones que por supuesto se traducen en subir el presupuesto de forma indecente, y oye, no pasa nada, se le permite, se aprueba y palante, en fin…
P1010381_bis
P1010383_bis
P1010384_bis
P1010387_bis
P1010382_bis
P1010388_bis
P1010391_bis
P1010392_bis
P1010393_bis
P1010399_bis
P1010400_bis
P1010402_bis
DSC00887_BIS
DSC00888_BIS
DSC00892_BIS
DSC00894_BIS
DSC00902_BIS
DSC00903_BIS
DSC00930_BIS
DSC00941_BIS
DSC00948_BIS
DSC00949_BIS
DSC00950_BIS
DSC00951_BIS
DSC00953_BIS
DSC00956_BIS
DSC00958_BIS
DSC00964_BIS
DSC00962_BIS
Me encantan las bolas del mundo, y ésta es chulísima
DSC00919_BIS
Por la tarde y después de una estupenda paella familiar, nos fuimos al aeropuerto. El vuelo salió con puntualidad inglesa, por lo que al aterrizar sonó la famosa trompetilla ryanairera.
Me ha sorprendido gratamente Valencia, nunca me había atraído esta ciudad y reconozco que me he llevado una estupenda sorpresa y que volveré con más tiempo para visitar el Parque Natural de la Albufera y lo que no nos ha dado tiempo en esta visita.
Además de una estupenda escapada, vuelvo muy contenta y encantada de haber conocido a gente tan estupenda como Kika, a la que conocía virtualmente de un foro de viajes, a Helena del fantástico blog de viajes "Mi maleta y yo" , de haber vuelto coincidir con Laura y Vasilis y toda su comunidad filo-helena, de volver a ver a mi familia valenciana y de echar un buen rato con la familia de mi santo. Me ha gustado mucho conocer el  Centre Cultural L´Escola del Cabanyal , realizan una estupenda labor en el barrio. Para terminar agradezco a Funkyhouse sus consejos, gracias guapo!
Mis flamantes mascotas viajeras no han venido, pero ya es hora de que se estrenen, aquí dejo esta foto :) 
Nueva
imagen_1
Hasta la siguiente escapada!!

Otros relatos #postamigos

Image and video hosting by TinyPic

Mi viajar, mi sentir, mi vivir...¿Qué hacer en Valencia?

39 comentarios:

  1. Yo aún no conozco Valencia, la he cruzado decenas de veces, pero nunca la he visitado. Valencia es la ciudad que todos los catalanes tenemos que cruzar para ir a Andalucía, así que llevo pasando por allí todos los veranos de mi vida, pero de visita, nada de nada.

    ResponderEliminar
  2. Pues chica, aunque sea a comerte una paellita, a mí me ha gustado mucho.Gracias por tu comentario guapetona.
    Por cierto, tus galletas de hoy tienen muy buena pinta ;)

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué fotos¡ ¡Qué información¡
    ¿No se ha puesto nadie en contacto contigo para que escribas guías? ¿No te han ofrecido pagarte para publicidad en internet?
    Empezó por gustarme el apartamento y a medida que veía las fotos me iba quedando con la boca abierta.
    Me han encantado sobre todo el mercado, el miguelete y la fachada del palacio: además de la ciudad de las artes y las ciencas, de la que ya había visto muchas fotos y estoy deseando ver en directo.
    Dan ganas de buscar ahora mismo un vuelo a Valencia.

    ResponderEliminar
  4. Pues estaba pensando yo en hacer una escapadilla dentro de poco para allá y tu post me servirá de guía. La otra vez que estuve me limité al Oceanográfic y me dejé un montón de cosas así que habrá que remediarlo!!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
  5. Mariquina cuando puedas vete a Valencia, te pilla estupendamente desde Sevilla, yo me voy contigo, a esos precios hay que ir. Muchas gracias por tus piropos y por tu visita :-) y un beso muy grande.

    Baby yo en cambio quiero volver para ver el Oceanografic. Muchas gracias por tu comentario y tu visita. Un saludito ;)

    ResponderEliminar
  6. Como siempre, un relato tan informativo como ameno (no vas a menos, sino todo lo contrario), y unas fotos preciosísimas.

    ResponderEliminar
  7. Ah! Olvidaba comentar esos simpatiquísimos Afrodita y chaparro-mazinger anti-estrés (más bien anti-esdos), compañeros de viaje a partir de ahora, ¿no? ¿Quién te lo habrás regalado?

    ResponderEliminar
  8. Landaluce gracias por tu visita y tu comentario. Las mascotitas me las regaló mi santo ;-)
    Un beso guapetón.

    ResponderEliminar
  9. ¡Fue un placer coincidir contigo!
    Por lo que veo exprimisteis el tiempo a tope. Más de una vez he pensado en dedicarme a recorrer Valencia de forma turística, porque hay sitios que ni conozco (como el museo arqueológico), al Miguelete nunca he subido (aunque mi estado de forma será peor que el tuyo, jejeje), al oceanográfico fui cuando abrió y debe haber cambiado mucho, en el hemisferic ni he entrado... Bueno, que me queda mucho por conocer y tiene delito viviendo aquí.
    Pero vamos, seguro que me cojo este post como guía porque lo has explicado todo a las mil maravillas.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  10. Solo conozco Valencia de paso y siempre está en mis quinielas para una escapada; así que tu estupenda entrada me ha encantado y animado a visitar la ciudad. Muchas gracias!!!

    ResponderEliminar
  11. Cómo te cunde el tiempo!!! un día más y la ves toíta toa.
    Me encanta tu forma de contar y ls fotos son casi casi de profesional.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  12. Helena siempre nos pasa lo mismo, lo que tenemos más cerca lo vamos dejando. Si te decides a bajar por mi tierra la próxima quedada será aquí ;). Muchas gracias por tu visita. Un besote guapa!

    Mapani es una estupenda escapada para ir con el churumbel y el apartamento es buena opción para tres. Gracias a ti por tu visita y tu comentario ;)

    Beatriz me quedó mucho por ver, pero bueno ya volveremos. Que sepas que tengo los dientes largos con la exposición. Ah y más quisiera yo ser fotógrafa profesional,jeje, tengo ganas de hacer algún curso. Muchas gracias por pasarte por aquí y dejarme tus palabras ;)

    ResponderEliminar
  13. Pepa. Me ha encantado tu relato. No pensaba que Valencia diera tanto de si. Me pasaba como a ti. No le veía nada especial excepto las fallas y la familia. Me lo apunto. Gracias x contarnos todo. Marilo.

    ResponderEliminar
  14. Está claro que Valencia es mucho más que las Fallas, mira que a mí no me va mucho la costa pero me has descubierto una gran ciudad, muy buena entrada.

    Un saludo !!!

    ResponderEliminar
  15. Mariló que alegría verte por aquí. Ya ves, me he llevado una sorpresa con Valencia y es justo reconocerlo, aparte el viaje ha tenido el plus de ver a la familia, muy bien la verdad, os lo recomiendo. Un beso y gracias por tu comentario y tu visita.

    Carfot a mí la costa si me gusta, de hecho soy de Cádiz y me gusta tener el mar cerca, pero el levante nunca me ha llamado en exceso y bueno me alegra mucho ver que estaba equivocada, al menos con Valencia, que con Cartagena es lo único que conozco. Muchas gracias por dejarme comentario, me hacen mucha ilusión. Un saludito :)

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola Pepa! Antes que nada decirte que a mí también me gustan mucho las bolas del mundo. De Valencia apenas conozco nada, aunque tengo una amiga viviendo allí que siempre me dice que tengo que ir para ver lo bonita que está ahora. Como todas las grandes ciudades, es como para tomársela con calma ya que, como veo por tu entrada, hay muchas cosas que ver. Veo que en vuestro viaje habéis hecho una buena mezcla entre los barrios más tradicionales y los diseños más futuristas de la Ciudad de las Artes y de las Ciencias. Me atrae más lo primero (al igual que también me gustaría asistir a una sesión del Tribunal de las aguas), pero en cualquier caso, es una ciudad con los suficientes atractivos como para plantearnos conocerla. La anotaremos en viajes pendientes (uno más). Muchos besos y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  17. Pepa genial entrada, como siempre, eres una artista. Las vistas desde el Micalet son impresionantes, me encantan las fotos. Nosotros estuvimos hace 3 años, pero solo en la Ciudad de las Ciencias, yo con mis padres si estuve, pero era pequeña, así que me apunto todo para darme por allí una vuelta un día de estos, que ademas estoy a tan solo 3 horitas de viaje en coche ;-) Por cierto, me encantan tus mascotitas, yo estoy buscando una, ya se lo que quiero pero tengo que encontrar uno que me guste mucho jajaja. Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  18. Arundathi aprovecha la oportunidad, si tu amiga vive allí os llevará por sitios estupendos. Me he venido sin ver muchas cosas, el IVAM, la Albufera, recorrer con más tranquilidad el barrio del Carmen, el Oceanográfico, etc., pero bueno, a ver si con suerte duran los vuelos a buen precio y podemos escaparnos de nuevo. Por cierto, me han tocado unas entradas al Monasterio de Piedra y estamos viendo la posibilidad de ir a Zaragoza, ya te pediré consejo! Un beso y gracias por tu grata visita ;-)

    Mafalda reina, gracias por tus piropos, alegran a cualquiera ;). Si estás a tres horas, siendo como eres culo de mal asiento y con lo poco que os pesa la carretera estoy segura que un día de estos os escapáis. En cuanto a tu mascota tengo ganas de verla...¿es un sapito, una Mafalda de Quino? ya la veremos!! El Mazinger Z y Afrodita son muñecotes de esos antiestrés, son chulos (tengo otros más formales). Ahora que lo pienso, cuando yo veía esos dibujos animados a ti te quedaba mogollón para venir al mundo, ayss como pasa el tiempo. Gracias por tu comentario y besitos.

    ResponderEliminar
  19. Vaya mascotas más modernas!! Me molan, jejejeje!! Valencia me gustó mucho, pero la recuerdo con calor. Es que sólo se nos ocurre ir a nosotros al levante en pleno agosto :-S

    ResponderEliminar
  20. Jeje telepatía, acabo de dejar un comentario en tu blog!!
    EL Mazinger Z moderno? jajaja, se ve que eres jovencita, eso lo veía yo cuando era pequeña y eran mis dibujos favoritos.
    LA verdad que nos ha hecho un tiempo fantástico, llegamos después de las dos semanas de frío y hacía tiempo de primavera y eso se agradece. Muchas gracias por tu visita y tu comentario :)

    ResponderEliminar
  21. Hola Pepa, cómo ya han dicho antes, nos has descubierto a muchos una ciudad que encierra muchas más cosas de lo que pensábamos, y que, por suerte, está ahí al lado para poder hacer una escapadita en algún momento. Cómo siempre, tu relato es una guía perfecta para poder visitarla. Las fotos, de 10. ¿Qué más se puede pedir? ;-)
    Un saludo y hasta pronto!!

    Liquindoy

    ResponderEliminar
  22. Hey paisano, qué bien que pases por aquí! Muchas veces desconocemos lo que tenemos más cerca. Muchas gracias por la visita y por dejar constancia de tu paso ;)

    ResponderEliminar
  23. Ana V Pérez Romero4 de marzo de 2012, 13:36

    Me ha encantado vuestro viaje. El apartamento una pasada, las fotos preciosas
    y una valiosa información. Me ha entrado muchas ganas de ir.

    ResponderEliminar
  24. Ana, qué bien verte por aquí! ya sabes, vuelos baratos y alojamiento estupendo, no podemos pedir más... si te han dado ganas te animo a que vayas antes de que ryanair quite los vuelos, jeje. Un besito y gracias por tu visita y tu comentario ;)

    ResponderEliminar
  25. Querida Pepa:Como siempre,tus cuentos sobre tus viajes son una maravilla de cultura e información, creo que además lo disfrutás mucho porque sabés tantas cosas.De paso, informás a tus amigos.Gracias por incluirme entre ellos.-
    Besos Mery

    ResponderEliminar
  26. Gracias Mery, me encanta recibir visitas del otro lado del mundo. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  27. Qué fotos más chulas!!! Pues os salieron genial de precio los billetes de avión!! Ocasiones así no hay que desaprovecharlas!
    Saludos

    ResponderEliminar
  28. M.C. la verdad que estaban tirados, y sí hay que aprovechar los chollos, para cuando no los haya ;)
    Muchas gracias por tu visita y tu comentario. Un saludito.

    ResponderEliminar
  29. Caliope, qué buen reportaje tan completo de Valencia. Os avisamos para la próxima fiesta griega y visitáis tam bién el Museo De Bellas Artes que tiene un cuadro de "EL Greco". Filákia!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lauraaa que alegría verte por aquí ;)muchas gracias por tu visita y tu comentario. Me encantó Valencia, así que volveremos seguro. Un abrazo.

      Eliminar
  30. Oye chica pedazo de reportaje de mi ciudad, muy completo y muy detallado; el alojamiento también me ha parecido muy bien.

    Decirte que he visto un pequeño lapsus, donde pone "Vistas con las Torres de Quart al fondo" son las Torres de Serrano.

    Pero por lo demás está genial.

    Saludos. Cati.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda qué sorpresa, no sabía que eras valenciana! Pues sí, me encantó tu ciudad, muy bonita. Gracias por la aclaración!, lo cambio mañana mismo. Un saludito :)

      Eliminar
  31. A mí de Valencia lo que más me gustó fue la Lonja de la Seda. Y lo que menos es lo difícil que es encontrar un lugar para cenar abierto entre semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Lonja es espectacular, a mí también fue uno de los sitios que más me gustó. Gracias por leerme :)

      Eliminar
  32. Por no tener mucho tiempo para ver la ciudad lo aprovechasteis muy bien. Me encantan los mercados y el de Valencia tiene muy buena pinta, así como las vistas desde la torre. 2 elementos que no me pienso perder el día que haga una escapadita a Valencia, lugar que no he visitado. Por cierto, el apartamento se ve muy chulo, moderno, grande y limpio! Apuntado queda! :)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna, la verdad que el apartamento es recomendable, estuvimos cómodos. Cuando se tiene poco tiempo hay que planificar las visitas. Me quedé con las ganas de volver a sitios que me gustaron y de conocer la ciudad más a fondo, pero bueno, está relativamente cerca, así que ya volveremos! Me sorprendió para bien Valencia, así que ya sabes. Un besote guapa y gracias por tu comentario!

      Eliminar
  33. Aurelio Sánchez Mariscal22 de octubre de 2013, 5:34

    Preciosas fotografías y magnifica información, en febrero esperamos acercarnos a Valencia y nos servirá muchísimo.Enhorabuena como siempre.

    ResponderEliminar
  34. Aurelio no sabía que teníais un viaje a Valencia, no sé si la conocéis, pero merece mucho la pena, tiene sitios preciosos, seguro que vais a disfrutar. Un beso y gracias por tu siempre cariñosas palabras.

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario. Gracias