12 febrero 2012

VERONA, Diciembre, 2010.

Entradas anteriores de este viaje
Bolonia, Florencia, Verona. Diciembre 2010
Florencia
8 de Diciembre de 2010
Ya hace más de un año que visitamos Verona; fuimos en tren desde Bolonia (hay 143 kms. entre una ciudad y otra), una opción cómoda y barata, si no recuerdo mal. Verona es la capital de una de las siete provincias del Véneto y la mayor ciudad de la región después de Venecia. (Al salir de la estación de tren de Porta Nuova enfrente está la parada del bus que te lleva al centro; los números 11, 12, 13 y 14 (bus 91 o 92 los festivos) conectan la estación con la Piazza Brá. Los billetes se compran en quioscos o estancos, en todo caso al lado de la parada había uno. Si se opta por ir andando en unos 20 minutos llegas a la Piazza Brá por el Corso Porta Nuova. El bus iba abarrotado y en una de las últimas paradas un indeseable que estaba bastante pegado a mí, aprovechó para abrir un bolsillo delantero del bolso que yo llevaba y birlarme el móvil, vaya mal rato, me di cuenta en el momento de bajarme y en fin, tuve que llamar a España para que desde aquí me bloquearan el número y así evitar que el señor ladrón no hiciese llamadas internacionales y que me encontrase una sorpresita en la factura del mes siguiente. Una vez solucionado el problema nos pusimos a patear la ciudad. Dimos un montón de vueltas en busca de la Oficina de Turismo y tardamos un montón en dar con ella. Allí nos dieron un mapita y nos informaron de la Verona Card, que no recuerdo si compramos, juraría que sí, porque ya con la entrada de la Arena y del Museo Arqueológico y el Teatro romano ya merecía la pena y creo recordar que había una Verona Card para un día que sería la que compramos.
Cuando salimos nos dimos un paseo por  la Piazza Brá, que a pesar del día gris y medio lluvioso estaba muy animada porque había una carrera popular y una especie de concentración de aficionados a las bicicletas y motos antiguas y la peña disfrazada de la época de su vehículo, muy chulo. La Piazza Brà es enorme e irregular y casi todo el mundo empieza su visita a Verona aquí. En el lado norte se encuentra una arcada conocida como Portoni della Brà, el lado este está ocupado por la Arena y los otros dos lados están ocupados por edificios del XIX.  
P1040153_BIS


P1040148_BIS
P1040155_BIS
P1040160_BIS
Lo primero que fuimos a visitar es, cómo no, la Arena, el magnífico anfiteatro de Verona, acabado en el 30 a. C. y el tercero más grande del mundo, enorme, y majestuoso, absorbe todas las miradas de la gente que está en la Piazza Brà. En el pasado fue escenario de eventos sangrientos: luchas de gladiadores y ejecuciones públicas. Afortunadamente actualmente se organizan eventos culturales: teatros y óperas; desde 1913 se celebra en la Arena un importante festival lírico y se suelen representar 5 o 6 grandes obras de ópera. Su interior está prácticamente intacto y actualmente puede albergar a 25.000 espectadores, ahí es nada. Estuvimos un buen rato subiendo y bajando las gradas y disfrutando del lugar. Al salir dimos una vuelta por el “Listón” una vereda de mármol rosa adoquinada en 1770 que era el paseo tradicional de los veroneses (está a la izquierda mirando la Arena).
P1040154_BIS
P1040146_BIS
P1040144_BIS
P1040151_BIS
Verona9
P1040166_BIS
De ahí nos fuimos al Museo Lapidario Maffeiano, un museo de la piedra con todo tipo de elementos arquitectónicos de época romana, muchos monumentos funerarios y una importante colección de inscripciones griegas recogidas por el fundador del museo, Scipione Maffei  en el siglo XVIII. Muy interesante y muy solitario, no había nadie y la iluminación brillaba por su ausencia, aun así es muy recomendable.
Después tiramos por la Vía Manzini, la famosa calle que une la Piazza Brà y la Piazza Erbe, una de las más antiguas calles peatonales de Europa, se abrió en el siglo XIV para conectar las dos plazas. Con eso de ser navidad estaba empetada de veroneses comprando y de turistas mirando.
Llegamos a la preciosa Piazza Erbe (o de las Hierbas), que fue durante muchos siglos  y sigue siendo centro de la vida comercial y administrativa de Verona (en época romana era el foro). Estaba inundada de puestos navideños, lo que hacía difícil hacerse idea de la forma alargada de la plaza. Las torres y los palacios de los Scaglieri conservan su aire medieval. Destaca en la plaza el Palacio Maffei, primer palacio barroco de Verona rematado por una balaustrada con estatuas de dioses, y al lado la Torre del Gardello. Delante de este palacio está la Colonna di San Marco, de 1528 con el león imperial veneciano. Un poco más bajo una fuente de 1368, coronada por la Madonna de Verona, aunque realmente es un estatua romana que simboliza el comercio; la pobre estatua sirve para todos los credos, jajaja.  También son muy curiosas en esta plaza las Casas Mazzanti, que son los palacios más antiguos de Verona y se caracterizan por la pintura al fresco de sus fachadas.
P1040173_BIS
P1040174_BIS
P1040175_BIS
P1040183_BIS
Verona6
P1040167_BIS
Verona11
Verona10
Pasando por el Arco della Costa se llega a la elegante Piazza dei Signori, que también estaba ocupada por un mecadillo navideño que imitaba la arquitectura alemana de Rothemburg ob der Tauber, una mezcla un poco rara. Destaca el Palazzo della Ragione con su bella escalera renacentista de la que no sé por qué no tengo foto. En medio de la plaza una estatua de Dante, que estuvo de huésped de los Scaligeri durante su exilio de Florencia. Destaca en la plaza la Torre dei Lamberti.
Verona5
Verona4
P1040185_BIS
P1040188_BIS
Ya que estábamos cerca, nos acercamos a la casa de Julieta, en la Vía Cappello 23. Vale, un patio muy bonito y un balcón muy mono, pero no sé quien se ha inventado que ahí vivía Julieta Capuleti y que Romeo Montesco iba a pelar la pava bajo el balcón. De hecho el balcón se construyó en el siglo XX para hacer más creíble y darle más romanticismo al frustrado amor de los dos tórtolos. Preside el patio una estatua de Julieta en bronce  y delante de ella una cola de enorme de turistas para tocarle la teta derecha, parece que el tocamiento te da suerte o te ayuda a encontrar el amor de tu vida en el caso de que no te haya llegado. Ah y antes de entrar al patio un vestíbulo lleno de papelitos con mensajes de amor… todo nos pareció tan montaje turístico que una vez echado el ojo al patio y ver el mogollón de gente que se arremolinaba en torno a Julieta para la pertinente cogida de teta, salimos que nos las pelábamos de allí.
Volvimos cerca de la Piazza dei Signori para ver las Tumbas de los Scaligeri, un conjunto de mausoleos, obra maestra del arte funerario gótico decorados en escenas religiosas y estatuas de santos. Están rodeados por una balaustrada de mármol con una verja de hierro.
P1040196_BIS
P1040192_BIS
 Seguía lloviznando de vez en cuando y tenía pinta de empeorar, así que decidimos irnos a la zona arqueológica del teatro romano. Nos fuimos en busca del Ponte di Pietra, que une el centro de Verona con la margen oriental del río Adile, que es donde se encuentra el teatro romano. Es un puente romano del siglo I a. C. que tuvo que ser reconstruido tras la II Guerra Mundial porque lo volaron los alemanes. Empezamos a cruzarlo y empieza a llover fuerte, así que nos mojamos, grrrrr, odio la lluvia cuando estoy de viaje. Entramos al recinto y accedemos al teatro que es del siglo I a. C. y está construido en la orilla del río Adile proporcionando unas vistas de la ciudad espléndidas. Del escenario queda muy poco, aunque el graderío, construido en la ladera de la colina San Pietro, se conserva medianamente bien. Cada verano hay un Festival de Shakespeare, así que el teatro sigue cumpliendo la función para la que fue construido.
P1040152_BIS
P1040198_BIS
P1040201_BIS
Encima del teatro se encuentra el Museo Arqueológico, ubicado en un antiguo monasterio jerónimo del siglo XV. Se sube en ascensor. Las vistas del centro de Verona y del teatro son preciosas, pero como nos tocó un día chungo no pudimos admirarlas al cien por cien. EL museo es pequeño, pero hay una buena colección de mosaicos y escultura romana. Es curiosa la exposición en las capillas que conservan los frescos.
P1040204_BIS
P1040202_BIS
P1040211_BIS
P1040208_BIS
Verona2
P1040219_BIS
P1040213_BIS
 Al terminar la visita teníamos hambre, así que en un momento de no llover volvimos al centro. Entramos en una pizzería en la que nos atendieron francamente mal y cuando salimos seguía el mal tiempo. Así que pusimos rumbo a la estación de trenes. En el camino nos encontramos con el Castelvecchio, un conjunto fortificado del siglo XIV convertido en el Museo Cívico. No entramos, estábamos medio mojados y con frío. Llegamos al tren y volvimos a Bolonia, Nos ha encantado Verona, tenemos que volver con buen tiempo para disfrutar más y mejor de la ciudad.
Próximo capítulo: Bolonia


Relatos de otros viajeros #postamigos:
Image and video hosting by TinyPic
Lagarto Rojo: VERONA, MUCHO MÁS QUE ROMEO Y JULIETA
Loc@s por los viajes: Escursión a Verona
Deambulando con Artabia: Verona (Día 3)

27 comentarios:

  1. Preciosas fotos de Verona a pesar de la lluvia. Cuando estuvimos nosotros en el año 2008 para mirar desde el balcón de Julieta hay quien pagaba 6 euros, una "turistada".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Italia es mi perdición y a pesar de estar varias veces cerca de Verona nunca la visité, no por falta de ganas. Me ha encantado y sobre todo el Museo Arqueológico que aunque no soy mucho de museos eso de que esté en un antiguo convento tiene que estar chulo. Me apunto todo y a ver si puedo visitarla pronto. Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
  3. Que preciosidad de ciudad, la tengo en mi lista de pendientes, sin duda un relato buenisimo y unas fotos impresionantes!!!! Un beso guapisima

    ResponderEliminar
  4. A mí Verona me fascinó porque para nada me la esperaba que fuera tan bonita! Eso sí, a pesar de la turistada, no dejé de tocar la teta a Julieta y de entrar en la casa para hacer una foto desde el balcón! jejejeje
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué bonitos son todos los pueblos de Italia! Cada uno tiene su encanto. Otro más para visitar...qué ruina! ;)

    ResponderEliminar
  6. Me encantó Verona, mucho, mucho, mucho, jejeje. La plaza Bra es incréible y la de las Hierbas y las vistas desde arriba....pero yo sí que entré en la casa de Julieta e hice la pertinente cola para tocarle la teta, jaja. También hay que hacer alguna turistada de vez en cuando :-P

    ResponderEliminar
  7. Pues una ciudad la mar de bonita e interesante, que pena que el día no os acompañara porque con sol debe ser la repera.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Cinquentones no miré cuanto valía subir, de hecho creo que me entraba en la Verona Card, pero había muuucha gente y el día no acompañaba. Gracias por tu comentario y un abrazo.

    Babyboom Italia también es mi pasión, me gusta todo, menos mal que la twnemos cerquita; anímate y ve a Verona, es preciosa. Gracias por tu visita guaoa!!

    Mafi con lo culo inquieto que eres seguro que estás allí en nada. Un beso reina y gracias por comentar.

    M.C. No creas que yo no hago turistadas, jajaja, toqué la nariz del porcellino en Florencia, eché la moneda e la Fontana de Trevi... pero hacer cola para tocar la teta con el frío qu hacía era demasiado, jajaja. Totalmente de acuerdo en que es una ciudad preciosa. Un Brazo y gracias por tu visita y comentario.

    Grace reina yo también le veo encanto a todas las regiones de Italia, norte, centro y el sur que como sabes lo tengo pendiente. Un beso y gracias por tu visita.

    Artabia la Piazza Brà me impresionó, que preciosa! Y la de las Hierbas y todo. Ves? Yo no subí a la Torre Lamberti, eso me ha quedado para la próxima vez, he visto fotos preciosas desde ahí arriba. Un abrazo y gracias por tu visita.

    Helena volveré a Verona en verano, con el cielo azul debe lucir el doble. Gracias por pasarte por aquí.

    Reitero mi agradecimiento a todas o todos por vuestros comentarios, me hacen mucha ilusión. Besitos!!

    ResponderEliminar
  9. Pues a mí Verona me parece una ciudad muy romántica y eso que no he estado, pero así, con la imaginación, que yo tengo bastante, con esas plazas, palacios y fuentes, uno se puede imaginar el escenario ideal para Montescos y Capuletos. Es más, aunque pasasteis frío, tampoco le va nada mal la niebla a la ciudad, al menos para las fotos. Está preciosa, Verona en invierno. Un beso y hasta tu próxima entrada. Arundathi.

    ResponderEliminar
  10. Arundathi no te equivocas, es una ciudad romántica y preciosa, una maravilla pasear por sus calles. Yo también ejercito la imaginación que da gusto, jajaja, es muy entretenido y gratis. Gracias por dedicarme un ratito y por tu comentario. Un besito!

    ResponderEliminar
  11. Me apunto Verona, cuando vi tus fotos del Arena (que no sabía que existía) ya me convenciste. Recuerdo este viaje porque previamente las dos buscábamos chaquetones abrigaditos y el que tu encontraste muy chuli;)

    ResponderEliminar
  12. Jajaj Nieves, no me acordaba de la búsqueda del plumas. Verona merece mucho la pena y como toda Italia es un buen destino para ir con retoños. Graciassss por tu visita y anímate con el blog, no te van a faltar fans. Un besito!

    ResponderEliminar
  13. Caliope, has ganado las entradas al Monasterio de Piedra que se sorteaban en mi blog, ENHORABUENA!!

    ResponderEliminar
  14. Y yo pensando que lo más interesante de la ciudad era la historia de Romeo y Julieta, jejeje. Verona tiene muchos encantos y es uno de mis destinos pendientes para visitar pronto.

    Un saludo !!!

    ResponderEliminar
  15. Artabia, muuuuuuchas gracias, hace mucha ilusión ganar un sorteo, qué suerte!

    ResponderEliminar
  16. Peregrino, Verona es preciosa, cuando vayas, verás que lo de menos es la historia de los enamorados, jeje. Gracias por tu visita y tu comentario!

    ResponderEliminar
  17. Y encima te toca el sorteo!!! Enhorabuena, vas a ir a un sitio precioso!!!
    Me ha encantado tu entrada porque además Verona es una de mis ciudades italianas favoritas, me parece tan bonita y elegante, ¿te fijaste en las tiendas? para morirse!!! Grace les sacaría un partido increible...

    Otra cosa, tu avatar en el foro era una foto de Lewis Hine. Hay una expo de su obra en la sala Recoletos de la fundación Maphre hasta el 29 de abril. Voy esta tarde, ya te contaré. A ver si te animas!!!

    Este verano vamos (ayer compré los billetes) una semana a la Selva Negra y otra a Estambul. Te voy a fusilar los diarios, pero me gustaría hacerte preguntitas ¿dónde, en qué entrada?

    ResponderEliminar
  18. Gracias Beatriz! a mí también me encantó Verona, tengo que volver para verla mejor y más despacio. Me encantaría ver la exposición, pero por ahora no tengo previsto ir a Madrid, qué pena! Ahora estoy viendo la manera de aprovechar las entradas al Monasterio de Piedra y hacer una escapada a Zaragoza.
    En cuanto a tus viajes veraniegos, enhorabuena!! yo aun ni idea de donde ire, estoy pendiente del trabajo y no puedo hacer planes. Las preguntas si quieres a las entradas correspondientes, ya sabes, lo que haga falta, para eso estamos.
    De nuevo gracias por tu visita y por tu comentario, me gusta saber que pasas por aquí ;)

    ResponderEliminar
  19. Querida Pepa:Me encantan tus blogs, son un repaso de histora, cultura, arqueología, en fin, una maravillaNo conocemos Verona, y quiera Dios que algún día podamos hacerlo.-Ahora estamos en la etapa de abuelos, que es magnífica, pero nos limita un poco en nuestra vida privada.Lástima lo del balcón de Julieta,parece que todo es fox export.Pero es obvio que una conocedora como vos se da cuenta de esas falacias-Me encantaría tener tu libertad para siempre conocer y disfrutar como uds., por ahora no podemos.Tenemos otra vida y otra edad,pero los queremos como siempre.-

    Besos Mery

    ResponderEliminar
  20. Pepa, qué maravillosa exposición. No está la famosa del almuerzo en la viga, pero hay otras y de un montón de temas.
    Iré a verla otra vez, con la familia.
    Ya sabes está hasta el 29 de abril.....besos

    ResponderEliminar
  21. Gracias por tus palabras Mery, siempre es un placer tu visita. Un beso muy grande para todos!

    ResponderEliminar
  22. Jooo Beatriz qué mala eres!! Me encantaría ir, siempre he envidiado los pros de los que vivís en la capital, jajaja. Si no tuviese ya una escapada a Córdoba y otra a Zaragoza previstas me iría a la capi. Buscaré por la red a ver si al menos puedo ver algo de la expo aunque sea virtualmente. Gracias por tenerme informada de lo que se cuece en Madrid, en una de éstas consigues que me plante allí ;). Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
  23. Este es el enlace http://www.exposicionesmapfrearte.com/lewishine/#
    Y de mala, nada de nada!!! jejeje Piensa que yo el mar lo veo en la tele....y que el pescaito frito aquí no sabe igual...
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Jeje, ahí le has dado, el mar cerca es un puntazo! Gracias por el enlace, voy a bichearlo. Un beso reina!

    ResponderEliminar
  25. Aqui estoy repasandome tu entrada. No te equivocabas, y si todo va bien, este verano tendré el gusto de conocer esta bella ciudad. Solo que en mi caso, iré desde Venecia, otra de mis ciudades italianas pendientes, y a la que espero ir este verano.

    ResponderEliminar
  26. Es preciosa y con el pedazo de cielo azul que te va a pillar a ti lucirá mejor. Me alegro mucho que tengas viajito para este verano, a mi me toca esperar y ya me estoy poniendo de los nervios! Un besazo guapa y mira lo de la Verona Car, merece la pena.

    ResponderEliminar
  27. Ya nos queda menos, … el jueves esperamos estar por allí.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar

Deja aquí tu comentario. Gracias