01 septiembre 2008

QUINTA ETAPA: Bryce Canyon y Zion National Park

Fotos de Bryce Canyon


Fotos de Zion National Park



27 de julio 2008: Nos levantamos temprano y después de reponer fuerzas en el hotel salimos dirección Bryce Canyon; tenemos que recorrer hoy 253 millas, en las que tardaremos así como cinco horas menos cuarto. Durante el camino pasamos por una zona de granjas con sus casitas de madera y esos graneros que en las pelis del oeste siempre se construían con ayuda de los vecinos. Muchos animales pastando (vacas, ovejas, caballos y algún bisonte), tractores pequeños, sistemas de riego y decenas de ardillas que se cruzan a nuestro paso. Nos llama mucho la atención que desde el día anterior estamos viendo unos carteles en las carreteras donde pone que la familia “tal” ha adoptado este trozo de carretera y hay un cartel azul y blanco con el apellido de la familia. En otras ocasiones al cartel era dedicado a “Grandpa”; no tenemos ni idea de qué va el tema, pero nos parece que es algo así como que pagas y allí ponen el cartelito con el nombre de tu family, debe ser algo que da prestigio, nunca se sabe con estos americanos. Por el camino echamos gasolina. El proceso ya lo tenemos medio aprendido, lo cual no quita que casi siempre tengamos que acudir en busca del gasolinero porque la máquina no va (realmente si va, lo que pasa es que no nos enteramos de cómo va). Lo primero que hay que hacer, y esta operación es común a todos los surtidores, es insertar tu tarjeta de crédito o débito o la que tengas (si a la máquina no le gusta ya te dirá que no); después le tienes que dar a una palanca, o a un botón, o no sé cuánta variedad hay de sitios a los que hay que darle (no acabas de aprender); eliges el producto, nosotros evidentemente la más barata (creo que era de 87 octanos), echas el producto y pagas y te sale un recibo. El precio varía mucho de una gasolinera a otra. Lo más barato que hemos echado es 3,99 $ el galón y lo más caro 4,36 el galón. Antes de entrar a Bryce Canyon se pasa por Red Canyon, con unas formaciones rocosas tan rojas que parece que le hayan añadido colorante o pimiento molido, muy bonito el contraste del color con el verde de la vegetación y el color del cielo.
DIXIE1

DXIE
Seguimos y pasamos por la taquilla. En la entrada, en la General Store, compramos la comida del día (de postre yogures yoplait, de los que comíamos en nuestra infancia :D) y un par de chubasqueros que hoy parece que no nos libramos de la lluvia; nos adentramos en Bryce Canyon. Más que un cañón es un anfiteatro natural formado por efecto de la erosión. Lo más peculiar son unas estructuras geológicas en forma de pináculos o chimeneas de hadas (hoodoos) de gran belleza, espectaculares. La combinación de colores rojos, naranjas y blancos crean un efecto impresionante. Bryce se encuentra en Utah y los mormones fueron los primeros habitantes blancos que se asentaron en el lugar. Desde 1924 es Parque Nacional. La ruta por Bryce la hicimos en coche porque amenazaba lluvia, pero un shuttle recorre los 14 puntos panorámicos donde te puedes parar para admirar el paisaje.Los primeros, Sunrise Point, Sunset Point e Inspiration Point, tienen las vistas más espectaculares del anfiteatro. Comemos en ruta y hasta echamos una siesta en el coche.
Llegamos hasta Natural Bridge, desde donde se ve un hermoso puente natural a pocos metros de la carretera, y nos volvimos tranquilamente recorriendo el parque en dirección salida. Nos ha encantado este parque.
BRYCE5
BRYCE3
BRYCE6
BRYCE2
BRYCE
ARCO-BRYCE
Esta noche dormimos en Kanab y desde Bryce Canyon hay 78,8 millas, una hora y media de camino aproximadamente. El hotel, el Quail Park Lodge, totalmente recomendable por precio (60 € la noche) y porque ha sido recientemente renovado. Los dueños, muy simpáticos, pendientes de que no te falte nada. Hay una máquina de hielo en la puerta y aunque el precio que pagamos no incluía el desayuno, en la recepción hay cafetera, donuts, bollos y fruta. Por la noche nos sentamos en la puerta de la habitación para leer un rato y contemplar una espectacular tormenta eléctrica que había justo enfrente de nosotros.
28 de julio de 2008: Salimos de camino a Zion tras haber ingerido un donuts que mientras me comía me preguntaba cuántas miles de calorías tendría aquello, pero estaba realmente bueno. Hay unos 45 minutos desde Kanab a Zion Park. Llegamos y está empetaillo de gente pero encontramos un sitio para aparcar (Zion tienes que recorrerlo en shuttle obligatoriamente). El río Virgin es el causante de este cañón, después ensanchado por la erosión del viento y demás agentes atmosféricos. La sensación en Zion es de estar en el interior de un cráter enorme y miras hacia arriba y ves unos paredones inmensos de color rojo. Hay ardillas por todas partes, tanto que llegan a ser pesadas. No puedes darle de comer bajo multa de un montón de dólares, pero acuden a ti si te ven sentada a ver si cae algo. Son las ardillas más grandes que he visto nunca y a mi me daban un poquillo de repelús.Hicimos la ruta hasta Temple of Sinawava, que va paralela al río. Desde ahí se llega por el río a los llamados Narrows o estrechos, pero para llegar ahí hay que meterse en el agua y andar un buen trecho y no llevábamos zapatos adecuados, aparte de estar todo lleno de gente. Por primera vez en el viaje hay mucha gente y como llevamos tantos días sin esa sensación de mogollón, como que no nos gusta mucho la situación.Almorzamos en un magnífico llano verde rodeado de paredones rojos y para bajar la comida fuimos por un sendero a Emerald Pools Trail, una especia de jardines colgantes con cascadas de agua que nos decepcionaron un poquito, pues apenas si caen unas gotas de agua, y aunque hay vegetación, de jardines colgantes nada. Quizás en otra época del año sea más atractivo el lugar, pero se ve que el seco verano afecta también a este parque.
ZION5
ZION1
ZION2
ZION
ZION4
Zion es un bonito parque, pero quizá el menos espectacular de los que hemos visto. Contribuye a esa percepción el que hacía mucho calor y estaba lleno de gente; para mí es de cuantos vimos el menos impactante. Ponemos rumbo a Las Vegas dando por finalizada la etapa del viaje de parques naturales del suroeste americano. y por el camino vimos algunos animalitos que nos paramos a fotografiar.
Detrás dejamos Arizona y Utah, paisajes inolvidables y momentos únicos, y empiezo a tener la sensación de que el viaje toca a su fin. Me pongo a repasar mi diario de viajes y leo el primer día de San Francisco y me parece muy lejano, como si hubiese sido otro viaje y es que el viajero hace y ve tantas cosas cuando está de viaje y experimenta tantas sensaciones, que se produce, al menos en mi, un fenómeno curioso, los días pasan volando, pero cuando llevas unos días te parece que el primer día queda muy lejano. 
Las Vegas no era un destino prioritario en este viaje, pero el vuelo sale desde allí, así que decidimos quedarnos un par de noches, ya que estamos…De Zion a Las Vegas hay 162 millas, unas tres horas menos cuarto. Al rato de salir de Zion miramos a la derecha y vemos alces!!!! Yo que estaba con la cantinela de que hay que ver qué mala suerte no haber visto alces en Yellowstone, y mira por donde voy a verlos. Paramos el coche y fuimos a verlos y a tocarlos. Es un sitio donde están en semilibertad; hay vacas de cuernos de dimensiones exageradas, alces, bisontes… y unos cajones con bolsas de comida que valen 2 $ (me sigue llamando la atención el hecho de que los americanos se fían de que vas a soltar los dos dólares en la hucha que te ponen al lado de donde están las bolsas de comida, como las máquinas de periódicos… en eso los españoles tenemos mucho que aprender). Compramos una bolsa y la echamos en una especie de bañera; el alce al ruido acudió pero con esa cornamenta tan enorme no llegaba al fondo de la bañera. Compramos otra bolsa y ya se la dimos directamente; se comió hasta la bolsa, menos mal que era de papel. Una vez alimentado y visto el alce, pal coche que queda mucho camino.

ALCE

VACA

2 comentarios:

  1. Las fotos de Bryce Canyon están muy guapas, pero las del Red Canyon son las que me han arrebatado el corazón, captasteis muy bien el contraste que describes. ¡Una pregunta! Me sé de alguien que va de Las Vegas a Bryce y se va a desviar por Zion para recorrer apaciblemente con su coche la scenic route nº9 por Mt Carmel. La idea no es visitar propiamente Zion, peroooo... si le diese por quedarsr un par de horas pillar el bus y tirar para el Sinawawa temple hasta el río (sin mojarse), ¿se lo recomendarías? ¿cuánto tiempo sería eso? Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ûes no me acuerdo boen del tiempo, pero si ese alguien dispone de tiempo me acercaría a Zion, la carretera es preciosa y el parque en sí diferente, a mí me gustó. La gente suele compararlo con Bryce y claro sale perdedor, pero un ratillo sí que merece la pena. Ya me contarás!

      Eliminar

Deja aquí tu comentario. Gracias