01 septiembre 2008

TERCERA ETAPA: Grand Canyon


24 de Julio de 2008: hoy toca devolver el coche y volar a Las Vegas desde Jackson Hole haciendo escala en Salt Lake City. Después del desayuno en el hotel, dirección aeropuerto; teníamos que devolver el coche a las 10:00 h. Llegamos, devolución y a facturar para deshacernos lo antes posible de las maletas. Hasta ahora en todos los vuelos del mundo mundial facturas y tu maleta desaparece por la cinta, pues bien, resulta que aquí no. Primero facturas, te dan tus billetes y en vez de desaparecer la maleta por la cinta, te la llevas a otra cola y poco menos que le hacen un TAC a la maleta. Las meten en un cacharro donde se debe ver todito, y si hay algo sospechoso te la abren e inspeccionan a la vista de todos. La de delante nuestra la abrieron. He de decir que el señor encargado del tema era cuidadoso con la maleta y su contenido y lo volvía a dejar tal y como estaba. Bien, a lo que iba, abre la maleta anterior a las nuestras, busca y saca unas mancuernas pequeñitas, les pasa una especie de toallita impregnada en un líquido y las mete en otro cacharro; comprobado que las mancuernitas no son un peligro para los USA ni armas nucleares de máximo peligro, las devolvió a su sitio, cerró la maleta y pasó. Ahora iban las nuestras, yo haciendo repaso mental de lo que iba dentro y pudiese resultar sospechoso, y en esas estaba cuando ví que pasaron sin problemas. Hala, a esperar el vuelo. En el primer vuelo igual el piloto estaba en prácticas, vaya botes daba el avión. Antes de embarcar en el segundo vuelo de nuevo una chica salió diciendo que había overbooking; esta vez ofrecían 400 €, ejemmmm, casi me lo pienso, 400 x 2 = 800 $, no está nada mal… rápidamente salieron voluntarios, así que pa dentro del avión.
Llegamos al aeropuerto de Las Vegas que es enorme. Para recoger las maletas tuvimos que pillar un tren. No daba crédito, ya el aeropuerto está lleno de máquinas tragaperras de todos los tamaños. Llegan las maletas y hay que coger un shuttle gratuito que te deja en la zona de las empresas de alquiler de coches; una vez allí nos dirigimos al mostrador de Álamo a por nuestro todoterreno. Una cola enorme y poquísima gente atendiendo. No hacían distinción entre los que llevábamos la reserva hecha con antelación y los que no; resultado, una hora y media de cola esperando (muy mal Álamo en Las Vegas en lo que respecta a la atención). Recogemos un Kia Sorrento, la otra opción era un Toyota no sé qué, muy chulo, pero no tenía bandeja trasera para tapar el equipaje, y como llevamos el chip de que en España te desvalijan el coche a la primera de cambio optamos por el Kia (después comprobamos que podías dejar todo a la vista en el coche que no pasa nada).
En Las Vegas hace un calor de morirse, salimos al exterior a eso de las cinco de la tarde y era como pasear delante del chorro de aire caliente que despide un secador. Yo que venía del frío de San Francisco y del magnífico clima de Yellowstone, me quería morir pensando que esa calor nos acompañaría el resto del viaje, afortunadamente no fue así.
Una vez familiarizados con el todoterreno metimos los datos al gps de lo que nos tenía que indicar y salimos del aeropuerto. Todo en obras, el gps se puso lentorro y diciendo “recalculando” y nosotros sin saber por donde tirar y evidentemente lo hacemos en dirección contraria a la que debíamos coger. Por fin el gps torpe que nos ha tocado reacciona y nos saca de aquel lío de carretera en obra y abarrotada de coches.
Tenemos 218 millas y casi 3 horas y media de camino hasta Williams en Arizona, en la mítica Route 66.
Por el camino paramos en un bar de carretera muy auténtico americano, con dos vaqueros con sombrero sentados en la puerta. Compramos agua, cokes y miramos un libro de visitas que había donde los últimos en escribir habían sido dos de Leganés, qué gracia.
Nos metimos en el coche rápidamente para eso de no achicharrarnos. Seguimos viendo un paisaje totalmente desértico donde yo creo que solo vivirán lagartos. Pasamos por una presa de dimensiones gigantescas que abastece de agua a Las Vegas. Están construyendo viaductos de una altura que sólo mirarlos da vértigo. Como la carretera está en obras tardamos algo más de la cuenta al tener que ir muy despacio.
Se nos hizo de noche y dejamos de ver el paisaje. A las 21:00 horas llegamos a nuestro destino: El Rancho Motel donde nos atiende Maureen, una señora mayor muy simpática que ya conocemos de haber intercambiado algunos mails desde que hicimos la reserva. El hotel muy recomendable por la relación calidad-precio, 50 € la noche. Habitación grande con microondas, cafetera, hervidor de agua, baño muy limpio y cama muy cómoda (como todas las americanas, no sé qué tendrán, pero me encantan).
En la fase del viaje que iniciamos hoy pretendemos hacer Gran Cañón, Page (Antelope Canyon, Horseshoe Bend), Monument Valley, Bryce Canyon y Zion, todo en cinco días.
Cena en un bar de esos de los sofás que tanto abundan y a dormir que mañana hay que madrugar.
Canon2 110
25 de julio de 2008
Nos levantamos tempranito; a las 8 menos cuarto estamos saliendo dirección Tusayan, que es donde dormiremos esta noche. Ayer se nos hizo de noche por el camino y el último paisaje que vimos era desierto total. Es la idea que tenía de Arizona, paisaje desértico, pero me llevé una gran sorpresa cuando me levanto, abro la ventana y hace fresquito y me asomo y veo una colina llena de árboles. Me quedo flipada.
Al coche que hay 52 millas de distancia, uséase, una hora de camino. Pasamos por el Holiday Inn pero no podemos hacer el check-in por ser muy temprano. Desde Tusayan al Gran Cañón hay unos 10 minutos de carretera.
El paisaje sigue estando muy alejado de la idea preconcebida que tenía del Gran Cañón, muchos árboles, la carretera muy bonita.
Llegamos a la garita y se repite la misma escena, sacamos el pase, nos dan periódico y mapa y padentro ¡¡Ya estamos en el Gran Cañón!!
GARITASPARQUES

Nos despistamos con el tema del aparcamiento, pero mapa en mano solucionamos el tema y aparcamos en la bolsa de aparcamientos D, que está bastante cerca de las líneas de bus. Hay en el parque en total cinco bolsas de aparcamientos.
Puedes recorrer el South Rim del GC en tu coche o en bus. Nosotros optamos por olvidarnos del coche. Lo dejas aparcado en las zonas habilitadas y vas cogiendo autobuses que van parando en todos los puntos panorámicos. Es muy recomendable hacer uso del bus, así hay menos tráfico, cosa que es de agradecer en un parque, y porque pasan cada 5 minutos y son rápidos y fresquitos.
Hay tres líneas de buses gratuitos:
1) La roja: Hermits Rest Route
2) La azul: Village Route
3) La verde: Kaibab Trail Route
Toda esta info viene en el periódico que te dan a la entrada o en la web de los parques naturales de USA: Grand Canyon National Park
El periódico te lo dan en español y la web lo tiene en pdf también en español.
Todos los autobuses están en circulación desde una hora antes del amanecer.
MAPA LÍNEAS AUTOBUSES
MAPAGC1
En cuanto aparcamos el coche cruzamos la vía del tren (la bolsa D está al lado de las líneas ferroviarias) y sin darme cuenta estaba asomada al borde del GC!! ¿qué decir que no se haya dicho ya? pues sí, realmente te sientes más pequeño que una hormiga, es como asomarte a un abismo, miras al horizonte y no acaba, es como mirar el mar, inmenso. Una vez que vuelves en ti, piensas en hacer fotos para inmortalizar la estampa y el momento, y las haces, pero ninguna foto que he visto (ni siquiera las de los fotógrafos profesionales) captan la grandiosidad e inmensidad del GC. Aunque estés delante, te cuesta valorar en distancia y dimensiones de lo que estás viendo.
Grand Canyon
Decidimos coger la línea roja, que va hacia el oeste. Nos llevamos una sorpresa chunga, Hermits Route está cerrada a los buses desde mayo que empezaron las obras de la carretera hasta noviembre, fecha prevista de la finalización; para colmo de males leemos que desde el 9 de julio había un tramo más cerrado, grrrrr, estamos a 25 de julio, por unos días!!! Pensamos que andando sí se podría hacer, así que mochila a cuestas empezamos a andar parando en los distintos puntos panorámicos, todos alucinantes. Lo negativo del camino es que nos acompañaron durante la caminata ruidos y vibraciones de las máquinas que estaban trabajando a lo largo de la carretera, que discurre paralela a los senderos (me senté en una piedra casi al borde del cañón para hacerme una foto y no veas cómo vibraba cada vez que la máquina se ponía en marcha, qué yuyu!!).
grancañon
Seguimos andando y nuestro gozo en un pozo, tampoco se puede hacer la ruta andando, no se puede pasar más allá del punto panorámico Overlook.
GC8


GC7
De vuelta cogemos el bus azul que atraviesa la Villa hasta Yaki Point. Nos equivocamos y nos bajamos una parada antes, pero vino bien, pues había un supermercado donde compramos el almuerzo del día y una oficina de correos desde donde mi santo mandó algunas postales.
Comimos en una zona cercana a Yaki Point con la compañía de un pájaro muy curioso azul y negro y los ruidos de los truenos de una tormenta que se aproximaba.
Una vez vistos los puntos panorámicos que quedaban volvimos al coche para ir en dirección a Desert View (aquí no hay autobuses, tienes que ir en coche), parándonos en todos los miradores. Hay una torre mirador muy chula diseñada por Mary Jane Colter (una de las primeras arquitectas de EEUU), decorada en el interior con motivos de pinturas de los indios. Hay arriba un mirador y en la zona intermedia una tienda de souvenirs.
Canon2 217
Desde Navajo Point hay unas vistas estupendas; allí estuvimos sentados en el borde al atardecer, en una zona muy tranquila observando cómo el sol al ponerse cambiaba los colores del GC, sencillamente espectacular (los truenos siguen sonando a nuestra espalda).

Canon2 233
Canon2 237
Canon2 246
GC9
Grand Canyon
GC1

Te vas de GC con la sensación de haber visto una mínima parte de él. Aparte de que las vistas desde abajo deben de ser una pasada, pero para eso hay que estar en forma y tener más tiempo.
Llegada a Tusayán, check-in y alojamiento. Nos toca una minisuite, saloncito, minicocina, baño y habitación amplia y cómoda y cama con almohadas blandas y más duras a elegir. El hotel bien, pero caro. Tienen SPA (spa para éstos es una piscinita con agua a 40ºC y burbujas), estuvimos unos 20 minutos y pafuera que no te recomiendan más tiempo para que no se te baje la tensión (no me extraña, agua caliente tela!!!).
Cena en Steak House. Pedimos brocheta de ternera y cerdo a la barbacoa. Nos traen primero una ensalada, muy buena y enorme; después los platos acompañados de mazorca de maíz, patata a la barbacoa envuelta en papel de aluminio, bol de una especie de sopa de alubias, dos platos que no se los saltaba un galgo, qué exageraos son estos americanos para comer.
Llenísimos nos fuimos a dormir que estamos cansados.
Matricula Arizona

7 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho el blog, por el relato de los viajes pero sobre todo por las magníficas fotos, enhorabuena!

    ResponderEliminar
  2. Esa primera imagen que tengo de cuando llegamos al Gran Canyon momentos antes del atardecer sigue en mi retina, y es una de las que más recuerdo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cati, el GC es otro sitio que deberían ser obligatorios, ninguna foto de las que he visto, ni siquiera la de profesionales, le hacen justicia, impresionante asomarse al filo.
      Gracias por tu visita :)

      Eliminar
  3. encantada con esta narracion estoy preparando mi viaje a yellowstone en mayo y todo lo que lei me ha servido para la organizacion del viaje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya servido, ese es el objetivo, Muchas gracias por tu comentario. Un saludo y espero que disfrutes de tu gran viaje ;)

      Eliminar
  4. Me encantan vuestras fotos del Grand Canyon! Dan hasta vértigo y todo :) PD: me sé de alguien que en breve dormirá en tu hotel de Tusayan, pero no te puedo decir quién jijijiiji! Qué tal el Steak House?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ays Pablis que tengo el blog abandonado por falta de tiempo y ni te he contestado, que mal. Pues a mí me gustó, ambientillo bueno de guiris y locales zampando unos filetones de aupa. Tusayán es buena opción, ya nos contará la persona que va a pernoctar allí, ja ja ja.

      Eliminar

Deja aquí tu comentario. Gracias